miércoles, 6 de abril de 2011

APENDICITIS. PERCY ZAPATA MENDO, JAIME ZAPATA MENDO, CESAR TANTA MORENO.

Apendicitis

La apendicitis es la inflamación del apéndice, un pequeño tubo similar a un dedo que cuelga de la parte inferior derecha del intestino grueso. Se desconoce el propósito del apéndice. Generalmente se inflama debido a una infección u obstrucción en el aparato digestivo. Si no se trata, el apéndice infectado puede estallar y diseminar la infección a través de la cavidad abdominal hacia el torrente sanguíneo (la sangre).

Síntomas

Los síntomas de la apendicitis incluyen:

• dolor abdominal, que generalmente comienza arriba del ombligo y luego se expande hacia la parte inferior derecha del abdomen.

• náuseas

• vómitos

• distensión (hinchazón) abdominal

• dolor cuando se toca la parte derecha del abdomen

• fiebre leve

• incapacidad para expulsar gases

• cambio en el hábito normal para ir al baño a evacuar (defecar)

Si tiene síntomas de apendicitis, no se coloque enemas ni tome laxantes para aliviar el estreñimiento. Estos medicamentos aumentan la probabilidad de que el apéndice estalle. También evite tomar calmantes antes de consultar a su médico porque estos medicamentos pueden enmascarar los síntomas de la apendicitis y dificultar el diagnóstico.

Diagnóstico

El médico revisará su historia clínica, especialmente si existen enfermedades digestivas. También le preguntará acerca de sus síntomas digestivos actuales, incluyendo detalles sobre sus evacuaciones más recientes: la hora, la frecuencia, la consistencia (líquidas o duras), y si la materia fecal (las heces) estaba cubierta de sangre o mucosidad.

Su médico lo revisará y evaluará si hay dolor en la parte inferior derecha del abdomen. En los niños, el médico observará si el niño sostiene las manos sobre el ombligo cuando le pregunta en qué lugar siente dolor. En los lactantes (bebés), las caderas flexionadas (con las rodillas sujetadas hacia el pecho) y la hipersensibilidad del abdomen (que les duela cuando les presiona) pueden ser indicios importantes para realizar el diagnóstico.

Después de realizar el examen físico, su médico le pedirá análisis de sangre para chequear si hay signos de infección y análisis de orina para descartar problemas de las vías urinarias. El médico podría solicitar un ultrasonido o una tomografía computarizada (CT) para ayudar a confirmar el diagnóstico. En niños muy pequeños, se podría necesitar una radiografía de tórax para descartar neumonía.

Duración

La mayoría de las personas buscarán atención médica dentro de las 12 a 48 horas del inicio a causa del dolor abdominal. En algunos casos, existe un bajo nivel de inflamación por varias semanas antes de realizar el diagnóstico.

Prevención

No existe ninguna manera de prevenir la apendicitis, sin embargo, algunos estudios refieren que los niños alimentados con lactancia materna exclusiva tiene menor incidencia para desarrollar un cuadro de apendicitis en el futuro en comparación con los que fueron alimentados con formulas lácteas artficiales.

Tratamiento

El tratamiento estándar consiste en quitar el apéndice. La cirugía, llamada apendicectomía, debe realizarse lo más rápido posible para reducir el riesgo de ruptura del apéndice. Si la sospecha de apendicitis es muy alta, el cirujano a menudo recomendará la extirpación del apéndice aunque un ultrasonido o una tomografía computarizada no puedan confirmar el diagnóstico. La recomendación del cirujano de operar refleja el peligro de una ruptura del apéndice, que puede poner en peligro la vida; mientras que una apendicectomía es una operación relativamente de bajo riesgo.

Con frecuencia, los cirujanos optan por la cirugía laparoscópica para extirpar el apéndice porque la duración promedio de la permanencia en el hospital es más corta y la recuperación es más rápida, si se la compara con el acceso de la cirugía estándar.

Por lo general, las personas reciben antibióticos intravenosos (en la vena) durante la cirugía. Se continúa dando el antibiótico hasta el día después de la cirugía. Si se rompe el apéndice, la persona deberá tomar antibióticos durante una semana o más. Para permitir que el aparato digestivo descanse después de la cirugía, la persona no debe comer ni beber nada durante las primeras 24 horas posteriores a la apendicectomía. Luego, de manera gradual, podrá beber pequeñas cantidades de agua, después líquidos claros y luego alimentos sólidos, hasta que pueda seguir una dieta normal.

Cuándo llamar a un profesional

Para evitar el riesgo de ruptura del apéndice, consulte a su médico de inmediato si usted o algún miembro de su familia tiene síntomas de apendicitis. La apendicitis es una emergencia y requiere atención inmediata.

Pronóstico

Las personas que requieren cirugía a menudo permanecen en el hospital dos o tres días (si no hubo ruptura del apéndice). Aquellas a las que se les realiza una apendicectomía normalmente se recuperan por completo.

En los casos de ruptura del apéndice, la permanencia en el hospital es, por lo general, mas prologada. A pesar de que es poco frecuente, una persona puede morir de apendicitis si la ruptura del apéndice disemina la infección a través del abdomen hacia la sangre.

Información adicional

National Institute of Diabetes & Digestive & Kidney Disorders Office of Communications and Public Liaison (Instituto Nacional de la Diabetes, Enfermedades Digestivas y del Riñón) Oficina de Comunicaciones y Relaciones Públicas Building 31, Room 9A06 Center Drive, MSC 2560 Bethesda, MD 20892-2560 Teléfono: 301-496-3583 http://www.niddk.nih.gov/ [1]