Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2016

SINDROME DE OVARIO POLIQUÍSTICO

Imagen

LA ENFERMEDAD DE MONGE

Imagen
LA ENFERMEDAD DE MONGE (A propósito del inicio de viaje de fin de año para los escolares…)
Carlos Monge fue iniciador de una especialidad científica muy específica: La biología andina y la fisiología de altura. Desde el año 1923 comenzó a publicar trabajos referentes al llamado “mal de montaña”, también conocido como “soroche” (del quechua, suruchi), mal que sufren las personas de la costa o los llanos que suben a las alturas de los Andes, donde el oxígeno está enrarecido.
El “mal de altura” o “mal de montaña”, que se caracteriza por dolor de cabeza, mareos, vómitos y en ocasiones hasta sangrado de nariz y oídos, había sido ya objeto de atención de parte de investigadores europeos, algunos de los cuales supusieron que los indígenas que vivían en alturas mayores a los 3.000 metros sobre el nivel del mar, debían ser seres fisiológica e intelectualmente inferiores, pues la ciencia establecía que era imposible desarrollar una vida normal en un medio ambiente como ese.
Para desentrañar esa id…

¿POR QUÉ HE ENGORDADO?

Imagen
¿POR QUÉ HE ENGORDADO?
Muchas personas no salen de su asombro: «No lo entiendo; hago y como lo mismo que cuando tenía 20 años, y en diez años he ganado otros tantos kilos…» Las causas más frecuentes de esta acumulación de kilos a lo largo de los años, con excepción de algunas muy concretas – como en el caso de la diabetes, hipotiroidismo, etc. -, pueden ser múltiples, pero, en la gran mayoría de los casos, el motivo principal de este desajuste es un desequilibrio entre la cantidad de calorías ingeridas a diario y el gasto calórico efectuado. En pocas palabras: COMEMOS MÁS DE LO QUE NECESITAMOS.
No obstante, el obeso se resiste, curiosamente, a aceptar que su exceso de grasa obedezca a esta razón tan simple y se aferra a cualquier excusa con tal de no admitir que su aumento de peso, y por tanto de volumen y de riesgo para la salud, sea debido a un exceso de aporte calórico.
Normalmente no somos muy conscientes a la hora de evaluar nuestros aportes calóricos ni nuestros gastos.
El aporte en…

¿POR QUÉ HE ENGORDADO?

Imagen
¿POR QUÉ HE ENGORDADO?
Muchas personas no salen de su asombro: «No lo entiendo; hago y como lo mismo que cuando tenía 20 años, y en diez años he ganado otros tantos kilos…» Las causas más frecuentes de esta acumulación de kilos a lo largo de los años, con excepción de algunas muy concretas – como en el caso de la diabetes, hipotiroidismo, etc. -, pueden ser múltiples, pero, en la gran mayoría de los casos, el motivo principal de este desajuste es un desequilibrio entre la cantidad de calorías ingeridas a diario y el gasto calórico efectuado. En pocas palabras: COMEMOS MÁS DE LO QUE NECESITAMOS.
No obstante, el obeso se resiste, curiosamente, a aceptar que su exceso de grasa obedezca a esta razón tan simple y se aferra a cualquier excusa con tal de no admitir que su aumento de peso, y por tanto de volumen y de riesgo para la salud, sea debido a un exceso de aporte calórico.
Normalmente no somos muy conscientes a la hora de evaluar nuestros aportes calóricos ni nuestros gastos.
El aporte en…

SÍNTOMAS DE LEUCEMIA EN LOS NIÑOS

Imagen
SÍNTOMAS DE LEUCEMIA EN LOS NIÑOS

Los síntomas de la leucemia a menudo son causados ​​por problemas en la médula ósea del niño, que es donde comienza la leucemia. A medida que las células leucémicas se acumulan en la médula, pueden desplazar a las células productoras de células sanguíneas normales (glóbulos rojos y blancos). Como resultado, un niño puede que no tenga suficientes glóbulos rojos, glóbulos blancos ni plaquetas normales, estas carencias se manifiestan en las pruebas de sangre, pero también pueden causar síntomas. Las células leucémicas también podrían invadir otras áreas del cuerpo, lo cual también puede causar síntomas.
Síntomas causados por bajos recuentos de glóbulos rojos (anemia):
Los glóbulos rojos llevan oxígeno a todas las células del cuerpo. Una disminución de glóbulos rojos puede causar:
·Cansancio (fatiga) ·Debilidad ·Sensación de frío ·Mareo o aturdimiento ·Dolores de cabeza ·Dificultad para respirar ·Piel pálida
Síntomas causados por bajos recuentos de glóbulos blancos…

MANCHAS CORPORALES QUE PICAN

Imagen
MANCHAS CORPORALES QUE PICAN
Llamamos rash la aparición de una o más manchas rojizas en la piel. El rash puede ser asintomático, pero, en la mayoría de las veces, viene acompañado de otros síntomas, tales como picazón (prurigo), fiebre o dolor local.
Como existen numerosas enfermedades que pueden causar manchas rojas en la piel, desde alergias hasta cuadros infecciosos, la presencia de estos otros síntomas asociados nos ayuda a establecer los diagnósticos más probables.
En este artículo se abocará a las 8 causas más comunes del rash pruriginoso, es decir, manchas rojas en la piel que causan picazón.
Las siguientes causas de rash pruriginoso son:
1- Urticaria. 2- Pitiriasis rosada. 3- Dermatitis atópica. 4- Picadura de mosquito. 5- Dermatitis de contacto. 6- Dermatofitosis (micosis de la piel). 7- Intertrigo (candidiasis de la piel). 8- Escabiosis (sarna).
1.URTICARIA
La urticaria es una de las causas más comunes de rash pruriginoso. Aproximadamente el 20% de la población presenta al menos un episod…

DOLOR DE CABEZA E HIPERTENSIÓN ARTERIAL

Imagen
DOLOR DE CABEZA E HIPERTENSIÓN ARTERIAL
Toda paciente con dolor, principalmente si es de fuerte intensidad, presenta irremediablemente una presión arterial por arriba de los valores habituales, ya sea por dolor de cabeza, dolor de estómago, dolor en el pie u otra zona imaginable. Por lo tanto, es lógico que el paciente note siempre que su presión está alta cada vez que tiene un dolor de cabeza fuerte. El problema aquí es confundir la causa con el efecto.
La presión arterial sólo puede ser considerada como la causa del dolor de cabeza cuando alcanza niveles muy elevados, generalmente arriba de 200 mmHg de presión sistólica (la “alta”) y/o 110 de presión diastólica (la “baja”).
Los pacientes con una hipertensión mal controlada desde hace meses, puede no sentir molestias incluso con valores exorbitantes por encima de 200 mmHg de presión sistólica. Sin embargo, si presentara elevaciones súbitas de la presión, muy arriba de lo “habitual”, es aceptable asociar su dolor de cabeza a un descontr…