miércoles, 18 de noviembre de 2015

CICLOS MENSTRUALES IRREGULARES

CICLOS MENSTRUALES IRREGULARES

En este artículo trataré sobre lo que se constituye en un motivo de preocupación para las madres y sus hijas una vez que éstas ingresan a la adolescencia. Oímos muchas cosas sobre el "ciclo" menstrual, y generalmente se le aborda como si se tratara de un mecanismo de relojería. Y decimos que una mujer que tiene la menstruación (coloquialmente conocida como "la regla") cada cuatro semanas es "regular", como si les pasara algo anormal o malo a las mujeres que no son tan "regulares". De hecho, la palabra "regla" también hacer referencia a esta regularidad. Pero la mayoría de las mujeres no volverá a tener su próxima menstruación al cabo de la misma cantidad exacta de días que la anterior.

El ciclo menstrual

La mayoría de las niñas tienen su primera menstruación entre los 10 y los 15 años, pero hay algunas que la tienen antes o después. Este primer periodo menstrual recibe el nombre de MENARQUÍA o MENARCA.

Los médicos hablamos a menudo sobre el ciclo menstrual de las mujeres: la cantidad de días trascurridos entre el principio de un periodo menstrual y el principio del próximo periodo menstrual, y solemos afirmar que se trata de un ciclo de 28 días. Pero esta cifra de 28 días solo es el promedio que utilizamos los médicos. La longitud del ciclo menstrual de la mujer varía: algunas mujeres lo tienen de 24 días y otras de hasta 34 días. Y las chicas pueden constatar que la longitud de sus ciclos difiere de mes en mes, sobre todo durante los años inmediatamente posteriores a la menarquia.

El día en que una chica empieza a menstruar es el día 1 de su ciclo menstrual. Al principio del ciclo menstrual, la hipófisis que es una pequeña glándula que se encuentra en la base del cerebro, ordena a los ovarios que empiecen a preparar uno de los óvulos que contienen para liberarlo más adelante. Y ese óvulo inicia su proceso de maduración. Al mismo tiempo, el recubrimiento interior de su útero se engrosa, preparándose para anidar al óvulo fecundado (en el caso de que la chica se quedara embarazada).

Aproximadamente el día 14 de un ciclo de 28 días, se libera el óvulo (lo que recibe el nombre de "ovulación"). El óvulo va avanzando a lo largo de la trompa de Falopio hasta llegar al útero. Si este óvulo no es fecundado por un espermatozoide, se empieza a descomponer. Aproximadamente al cabo de 2 semanas, tanto el óvulo como el recubrimiento del útero se deterioran y abandonan el cuerpo de la chica en forma de menstruación y se vuelve a iniciar todo el proceso; por eso utilizamos la palabra "ciclo".

Todo esto parece muy claro y ordenado. Pero es posible que el cuerpo de una niña no siga este esquema exactamente. No es nada raro, sobre todo durante los dos primeros años posteriores a la menarquia, saltarse la menstruación o tener ciclos menstruales irregulares. Factores, como el estado de salud de la mujer, los cambios rápidos en su peso corporal o el estrés puede hacer las cosas todavía más impredecibles. Esto se debe a que la parte del cerebro que regula el ciclo menstrual recibe el influjo de factores como los que acabamos de mencionar.

Los periodos menstruales no han de ser regulares para ser normales

A algunas niñas, el periodo menstrual les viene como si fuera un reloj. Hay otras cuyos periodos difieren un poco de fecha en meses consecutivos. Muchas chicas tienen periodos menstruales regulares la mayor parte del tiempo, pero se saltan una menstruación de forma ocasional o tienen un periodo menstrual adicional cuando atraviesan momentos de estrés. De hecho, tal vez se hayan percatado de que, cuando salen de viaje o cuando tienen un cambio importante en sus horarios o actividades habituales, se tardan más en venir la menstruación. Todo esto es perfectamente normal.

También es normal que la cantidad de días que le dura la menstruación a una chica varíe de uno a otro período. Algunas veces, solo menstruará durante un par de días y en otras la menstruación le durará una semana entera. Esto se debe que las concentraciones hormonales del organismo varían entre ciclos y estas concentraciones influyen tanto en la cantidad de sangre que se elimina en la menstruación como en la duración de la misma.

Entonces, ¿cómo puede saber una niña si le va a venir la menstruación? Si su ciclo es irregular, es posible que prefieran prestar atención a las pistas que le dará su cuerpo. Entre esas pistas, se incluyen las siguientes:

·        Dolor o rigidez de espalda
·        Senos más duros e hinchado o molestias en los senos
·        Dolores de cabeza
·        Exacerbación del acné
·        Alteraciones en el patrón de sueño
·        Altibajos emocionales

En la mayoría de los casos, los periodos irregulares forman parte de los cambios completamente normales propios de la adolescencia. Habrá un momento en que, conforme se vayan haciendo mayores, su ciclo menstrual adquirirá un patrón reconocible y predecible. Es algo que suele ocurrir unos tres años después de la menarquia.

De todos modos, algunas chicas pueden desarrollar periodos menstruales irregulares, o dejar de tener la menstruación porque toman ciertos medicamentos, hacen demasiado ejercicio físico, tienen un peso corporal demasiado bajo o ingieren una cantidad insuficiente de calorías. Otras es posible que presenten irregularidades en la menstruación debido a sus desequilibrios hormonales. Por ejemplo, los trastornos del tiroides, en los que las concentraciones de la hormona tiroidea en sangre son excesivas o insuficientes, pueden ocasionar este tipo de irregularidades.

Algunas mujeres tienen periodos menstruales irregulares porque sus cuerpos producen una cantidad excesiva de andrógenos, una hormona que incrementa la masa muscular y que favorece el crecimiento del vello facial y el engrosamiento de la voz en los hombres, así como el desarrollo de vello púbico y el aumento de la estatura en las mujeres. Cuando una mujer tiene cantidades excesivas de andrógenos en sangre, también puede presentar crecimiento del vello en la cara, el mentón, el pecho y el abdomen; a veces las cantidades excesivas de esta hormona se asocian a una ganancia excesiva de peso.

Si usted jovencita presenta cualquiera de estos problemas, o si tus periodos menstruales son irregulares durante tres años o más, acude al médico. Es posible que el médico te recete hormonas por vía oral (por boca) u otros medicamentos y/o que te recomiende algunos cambios en tu estilo de vida que te ayudarán a tener periodos regulares.

Es muy importante que vayas al médico si mantienes relaciones sexuales y te saltas una menstruación, pues podría indicar que estás embarazada. También deberías ir al médico si empiezas a tener menstruaciones que duran más de siete días, si la menstruación te viene más seguido que 21 días menos o superior a cada 45 días, o si tus menstruaciones van acompañadas de fuertes dolores o retortijones abdominales. Informa también a tu medico si sangras entre menstruaciones.


Referencia: kidshealth.org