Entradas

Mostrando entradas de abril 14, 2010

ANOREXIA Y BULIMIA. PERCY ZAPATA MENDO.

Imagen
ANOREXIA Y BULIMIA
Se estima que uno de cada doscientos adolescentes pa­dece anorexia, y que nueve de cada diez son mujeres. Estos datos epidemiológicos, que coinciden también con los de la bulimia, nos propor­cionan ya algunas claves de la en­fermedad. En efecto, es la búsque­da obsesiva de la delgadez, actual modelo sobre todo de belleza fe­menina, lo que desencadena las nocivas consecuencias de este trastorno. Las perso­nas anoréxicas soportan estoicamente el hambre y con fre­cuencia acaban des­nutridas, practican ejercicio desaforada­mente y abusan de la­xantes y diuréticos. Así, llegan a perder rápi­damente más del quince por ciento de su peso y sufren interrupciones de la menstruación.
Este temor exagerado a engordar es lo que ha movido a algunos auto­res a describir la anorexia como una fobia a la comida. Pero, según pa­rece, esto es más bien una de sus múltiples con­secuencias. Tal vez la característica más sorpren­dente de esta enferme­dad sea la distorsionada imagen que tienen…

ALTO A LAS HEMORROIDES. PERCY ZAPATA MENDO, CARMEN ZAPATA MENDO, JAIME ZAPATA MENDO.

Imagen
ALTO A LAS HEMORROIDES
Se calcula que aproximada­mente ocho de cada diez personas padecerá hemorroides en algún momento de su vida, puesto que los hábitos imperantes en ellos favo­recen en gran medida la aparición de esta molestia. Además de cier­tas predisposiciones biológicas que pueden darse, existen otros factores que contribuyen a la apa­rición de este trastorno, como son el estreñimiento crónico, los esfuerzos fí­sicos excesivos y el sedentarismo muy prolongado, entre otros. El período de la vida en el que existe mayor riesgo de sufrir las hemorroides se sitúa entre los 20 y los 50 años, aunque es a partir de los 40 cuandolas posibilidades de padecerlas crecen. Una etapa espe­cialmente delica­da para la mujer se presenta con el embarazo, al originarse un in­cremento de la pre­sión de la pelvis que hace aumentar la presión en las venas hemorroidales, cosa que contribuye a la manifestación de este trastorno. Las hemorroides son unas dila­taciones vasculares localizadas en la región a…

¿POR QUÉ HE ENGORDADO?. PERCY ZAPATA MENDO, JAIME ZAPATA MENDO, CARMEN ZAPATA MENDO.

Imagen
¿POR QUÉ HE ENGORDADO?


Muchas personas no salen de su asombro: «No lo entiendo; hago y como lo mis­mo que cuando tenía 20 años, y en diez años he gana­do otros tantos kilos.» Las causas más frecuentes de esta acumulación de kilos a lo largo de los años, con excep­ción de algunas muy concre­tas -diabetes, hipotiroidismo, etc.-, pueden ser múltiples, pero, en la gran mayoría de los casos, el motivo principal de este desajuste es un dese­quilibrio entre la cantidad de calorías ingeridas a diario y el gasto calórico efectuado. En pocas palabras: comemos más de lo que precisamos. No obstante, el obeso se resiste, curiosamente, a aceptar que su exceso de grasa obedezca a esta razón tan simple y se aferra a cual­quier excusa con tal de no admitir que su aumento de peso, y por tanto de volumen y de riesgo para la salud, sea debido a un exceso de apor­te calórico. Normalmente no somos muy conscientes a la hora de evaluar nuestros aportes ca­lóricos ni nuestros gastos. El aporte energético es di­fí…