Entradas

Mostrando entradas de abril, 2010

CANCER GINECOLOGICO. PERCY ZAPATA MENDO.

Imagen
CANCER GINECOLOGICO
La única forma de contro­lar el cáncer es detectar­lo  en las primeras fa­ses de su desarrollo. En este sentido, los cánce­res propios de las mujeres -de mama, de útero, de ova­rio y de vagina- son relativa­mente fáciles de detectar me­diante revisiones médicas periódicas.
Por otro lado, los cánceres señalados suponen el 50% de la mortalidad femenina por cáncer, y el de mama en particular es la principal cau­sa de muerte entre las muje­res con edades comprendi­das entre los 40 y 45 años.
Actualmente está descen­diendo en todos los países industrializados -excepto en el nuestro- gracias a las cam­pañas de detección precoz. En España, la incidencia del cáncer de cuello de útero es muy baja -cinco por cada 100.000 mujeres- y produce la muerte de uno de cada cin­co casos entre las mujeres mayores de 70 años, debido, probablemente, a que estas personas se preocupan bas­tante menos de la detección precoz. Esta mortalidad ha aumentado un 150 por cien­to en los últimos 20 año…

CAIDAS EN EL ANCIANO. PERCY ZAPATA MENDO.

Imagen
CAIDAS EN EL ANCIANO
Las caídas constituyen un fenómeno habitual en las personas mayo­res. Son la principal causa de accidentes y representan para este grupo de población la causa más destacable de mortali­dad, debido a las lesiones que se producen. Alrededor de un tercio de los ancianos que tienen más de 65 años sufren una caída al menos una vez al año; y la mitad de ellos, en más de una oca­sión. Por otro lado, el ancia­no que ha sufrido una vez un accidente de este tipo, multi­plica por veinte sus posibili­dades de volver a caerse.
La morbilidad derivada de las caídas es muy importan­te. Son la causa más común de dolor, más o menos inten­so y prolongado, que muchas veces es difícil controlar. Las fracturas de cadera y muñe­ca, así como los traumatis­mos craneoencefálicos, son las lesiones más habituales. Se estima que cerca de un uno por ciento de las caídas en el anciano conllevan una fractura de cadera; un cinco por ciento son responsables de las fracturas en otras zonas del cuerpo…

APENDICITIS AGUDA. PERCY ZAPATA MENDO.

Imagen
APENDICITIS AGUDA
El apéndice vermiforme es un pequeño órgano que está unido al extremo  de nuestro intestino  grueso, en la porción llama­da ciego. Su tamaño, variable, puede alcanzar varios centímetros de largo, y es  estrecho y alargado. Vermifor­me significa "con forma degusano", y presenta un pe­queño hueco en su interior que lo conecta al ciego. Sue­le estar situado en el cua­drante inferior derecho del abdomen -es decir, debajo del ombligo y a la derecha-, aunque en algunas personas  su posición varía mucho: puede estar hundido en la pelvis, pegado a la vejigaurinaria o al ovario o elevado hasta alcanzar la cara inferior del hígado; es posible, inclu­so, que lo hallemos en el la­do izquierdo.
Desde el punto de vista  embriológico, es un extremo atrófico del intestino grueso, y su función parece ser defensiva frente a las infecciones, ya que contiene numerosos ganglios linfáticos. De ahí que se vea afectado con facilidad por muchas infecciones, quizás al proteger a otras…

ANTICONCEPTIVOS. PERCY ZAPATA MENDO.

Imagen
ANTICONCEPTIVOS Mientras que muchosgobiernos de la Comunidad Europea  tienden a hacer una política más natalista,la explosión demográfica mundial ha pro­vocado, en los cinco continentes, el desarrollo de diversas estrate­gias dirigidas a controlar las cifras de natalidad, como la puesta en marcha de campañas de distribu­ción de anticonceptivos, junto a programas de educación en el te­rreno de la planificación familiar. Los métodos de planificación fa­miliar han supuesto una revolución por sus efectos demográficos y por haber liberado a la sexualidad del fantasma del embarazo, aunque todavía existe un alto porcentaje de mujeres en edad fértil que no utilizan ninguno de los sis­temas existentes. Quizás una falta de información práctica más accesible y la no inte­gración funcional de los centros de planificación familiar dentro del área de la asistencia pública expli­quen esa falta de concienciación, dominada por una sensación de peligro acerca de los efectos y con­secuencias que puede pro…