Entradas

Mostrando entradas de noviembre 22, 2016

¿POR QUÉ HE ENGORDADO?

Imagen
¿POR QUÉ HE ENGORDADO?
Muchas personas no salen de su asombro: «No lo entiendo; hago y como lo mismo que cuando tenía 20 años, y en diez años he ganado otros tantos kilos…» Las causas más frecuentes de esta acumulación de kilos a lo largo de los años, con excepción de algunas muy concretas – como en el caso de la diabetes, hipotiroidismo, etc. -, pueden ser múltiples, pero, en la gran mayoría de los casos, el motivo principal de este desajuste es un desequilibrio entre la cantidad de calorías ingeridas a diario y el gasto calórico efectuado. En pocas palabras: COMEMOS MÁS DE LO QUE NECESITAMOS.
No obstante, el obeso se resiste, curiosamente, a aceptar que su exceso de grasa obedezca a esta razón tan simple y se aferra a cualquier excusa con tal de no admitir que su aumento de peso, y por tanto de volumen y de riesgo para la salud, sea debido a un exceso de aporte calórico.
Normalmente no somos muy conscientes a la hora de evaluar nuestros aportes calóricos ni nuestros gastos.
El aporte en…

¿POR QUÉ HE ENGORDADO?

Imagen
¿POR QUÉ HE ENGORDADO?
Muchas personas no salen de su asombro: «No lo entiendo; hago y como lo mismo que cuando tenía 20 años, y en diez años he ganado otros tantos kilos…» Las causas más frecuentes de esta acumulación de kilos a lo largo de los años, con excepción de algunas muy concretas – como en el caso de la diabetes, hipotiroidismo, etc. -, pueden ser múltiples, pero, en la gran mayoría de los casos, el motivo principal de este desajuste es un desequilibrio entre la cantidad de calorías ingeridas a diario y el gasto calórico efectuado. En pocas palabras: COMEMOS MÁS DE LO QUE NECESITAMOS.
No obstante, el obeso se resiste, curiosamente, a aceptar que su exceso de grasa obedezca a esta razón tan simple y se aferra a cualquier excusa con tal de no admitir que su aumento de peso, y por tanto de volumen y de riesgo para la salud, sea debido a un exceso de aporte calórico.
Normalmente no somos muy conscientes a la hora de evaluar nuestros aportes calóricos ni nuestros gastos.
El aporte en…