viernes, 22 de octubre de 2010

BRUXISMO. PERCY ZAPATA MENDO.

Bruxismo


Es cuando una persona aprieta los dientes (sujeta fuertemente los dientes superiores e inferiores) o los hace rechinar (deslizar o frotar los dientes de atrás hacia adelante uno sobre el otro).


Causas, incidencia y factores de riesgo


Las personas pueden apretar y rechinar los dientes sin ser conscientes de ello tanto durante el día como durante la noche, aunque el bruxismo relacionado con el sueño a menudo es el mayor problema, ya que es más difícil de controlar.


Aún no se ha llegado a un acuerdo sobre la causa exacta del bruxismo, pero el estrés durante el día puede ser el desencadenante en muchas personas. Algunas personas probablemente aprietan sus dientes y nunca sienten síntomas. El hecho de si el bruxismo causa dolor y otros problemas puede ser una mezcla complicada de factores:


• El nivel de estrés que la persona experimente


• Cuánto tiempo y qué tan fuerte aprieta y rechina sus dientes


• Si los dientes están desalineados


• Su postura


• Su capacidad de relajarse


• Su dieta


• Sus hábitos al dormir


Cada persona probablemente es diferente.


Síntomas


Apretar los dientes puede ejercer presión sobre los músculos, tejidos y otras estructuras alrededor de la mandíbula. Los síntomas pueden causar problemas de la articulación temporomandibular (ATM).


El rechinamiento puede desgastar los dientes y puede ser tan ruidoso en las noches como para molestar el sueño de los compañeros de dormitorio.


Los síntomas abarcan:


• Ansiedad, estrés y tensión


• Depresión


• Dolor de oído (debido en parte a que las estructuras de la articulación temporomandibular están muy cerca del conducto auditivo externo y a que usted puede percibir dolor en un lugar diferente de su fuente, lo cual se denomina dolor referido)


• Trastornos alimentarios


• Dolor de cabeza


• Sensibilidad a las cosas calientes, frías o dulces en los dientes


• Insomnio


• Dolor o inflamación de la mandíbula


Signos y exámenes


Una evaluación puede descartar otros trastornos que pueden causar un dolor mandibular o un dolor de oído similares, incluyendo:


• Trastornos dentales


• Trastornos auditivos como infecciones del oído


• Problemas con la articulación temporomandibular (ATM)


Usted puede tener antecedentes de estrés y tensión considerables.


Tratamiento


Los objetivos del tratamiento son reducir el dolor, prevenir el daño dental permanente y disminuir el rechinamiento de los dientes lo más que se pueda.


Para ayudar a aliviar el dolor, hay muchas medidas de cuidados personales que se pueden tomar en casa, como por ejemplo:


• Aplicar hielo o calor húmedo en los músculos de la mandíbula inflamados. Cualquiera de las dos terapias puede tener un efecto beneficioso.


• Evitar comer alimentos duros como nueces, dulces o filete.


• Tomar mucha agua todos los días.


• Dormir bien.


• Aprender ejercicios de estiramiento fisioterapéuticos para ayudar a recuperar el equilibrio normal de la acción muscular y articular a cada lado de la cabeza.


• Masajear los músculos del cuello, de los hombros y de la cara, y buscar cuidadosamente nódulos pequeños y dolorosos, denominados puntos desencadenantes, que pueden causar dolor a lo largo de la cabeza y la cara.


• Relajar los músculos faciales y mandibulares durante todo el día. El objetivo es hacer de la relajación facial un hábito.


• Tratar de reducir el estrés diario y aprender técnicas de relajación.


Para evitar daño a los dientes, desde los años 1930, se han utilizado aparatos o protectores para la boca (férulas) en el tratamiento tanto del rechinamiento y apretamiento de los dientes como de los trastornos de la articulación temporomandibular. Una férula puede ayudar a proteger los dientes de la presión que se ejerce cuando se rechinan.


Una férula también puede ayudar a reducir el rechinamiento de los dientes, pero algunas personas dicen que lo empeora. En otras personas, los síntomas desaparecen siempre y cuando utilicen la férula, pero el dolor se vuelve a presentar cuando su uso se suspende o cuando dicha férula pierde su efectividad con el tiempo.


Existen muchos tipos diferentes de férulas; algunas de ellas encajan en los dientes superiores y otras en los inferiores. Estos aparatos pueden estar diseñados para mantener la mandíbula en una posición más relajada o para brindar alguna otra función. Si uno de estos dos tipos de aparatos no funciona, el otro lo puede hacer.


Por ejemplo, un tipo de férula denominada NTI-tss encaja sólo sobre los dientes frontales. La idea es mantener todos los dientes posteriores (molares) completamente separados, bajo la teoría de que la mayor parte del rechinamiento se hace en estos dientes. Con el uso del NTI, el único contacto que se hace es entre la férula y un diente frontal inferior.


Como siguiente paso después de la terapia de la férula, el ajuste ortodóncico en el patrón de mordida puede ayudar a algunas personas. La cirugía debe considerarse como último recurso.


Finalmente, ha habido muchos métodos para tratar de ayudar a que las personas abandonen el hábito de apretar los dientes. Estos métodos son más efectivos cuando los dientes se aprietan durante el día, ya que durante la noche este acto no puede suspenderse de manera consciente.


En algunas personas, sólo la relajación y la modificación de comportamientos diurnos son suficientes para reducir el bruxismo nocturno. Aún no se han estudiado bien métodos para modificar directamente este comportamiento, que abarca dispositivos de biorretroalimentación, autohipnosis y otras terapias alternativas.


Expectativas (pronóstico)


El bruxismo no es un trastorno peligroso, sin embargo, puede causar lesiones dentales permanentes, dolor molesto en la mandíbula, dolores de cabeza o dolor de oído.


Complicaciones


• Depresión


• Trastornos alimentarios


• Insomnio


• Aumento de los problemas dentales o de la articulación temporomandibular


El rechinamiento de los dientes durante la noche puede despertar a los compañeros de dormitorio o de cama.


Situaciones que requieren asistencia médica


No hay una especialidad reconocida en la ATM. Acuda a un odontólogo si está teniendo dificultades para comer o abrir la boca. Tenga en cuenta que una amplia variedad de posibles afecciones pueden ocasionar síntomas temporomandibulares que van desde la artritis hasta las hiperextensiones cervicales o desnucamientos. Por lo tanto, consulte a un odontólogo para obtener una evaluación completa, en caso de que las medidas de cuidados personales no alivien el problema al cabo de algunas semanas.


El apretamiento y rechinamiento de los dientes no encaja claramente en una disciplina médica. Para un método a base de masajes, busque un terapeuta masajista especializado en terapia de puntos desencadenantes, terapia neuromuscular o masaje clínico.


Los odontólogos que tienen más experiencia en la evaluación y tratamiento de trastornos de la articulación temporomandibular clásicamente tomarán radiografías y prescribirán un protector para la boca. En la actualidad, la cirugía se considera un último recurso para articulación temporomandibular (ATM).


Prevención


La reducción del estrés y el manejo de la ansiedad pueden disminuir el bruxismo en las personas que son propensas a esta afección.


Nombres alternativos


Apretar y rechinar los dientes

BRONQUIECTASIAS. PERCY ZAPATA MENDO, JAIME ZAPATA MENDO.

Bronquiectasia

Es la destrucción y ensanchamiento de las vías respiratorias mayores.

• Si la afección está presente al nacer, se denomina bronquiectasia congénita.

• Si se desarrolla posteriormente en la vida, se denomina bronquiectasia adquirida.

Causas, incidencia y factores de riesgo

La bronquiectasia se suele producir por la inflamación recurrente o la infección de las vías respiratorias. Con mayor frecuencia, comienza en la infancia como complicación de una infección o la inhalación de un cuerpo extraño.

La fibrosis quística ocasiona aproximadamente la mitad de todas las bronquiectasias en los Estados Unidos. Algunos de los factores para esta enfermedad son: las infecciones pulmonares graves y recurrentes (neumonía, tuberculosis, infecciones micóticas), las defensas pulmonares anormales y la obstrucción de las vías respiratorias por un cuerpo extraño o un tumor.

La afección también puede ser causada por la inhalación rutinaria de partículas de alimentos al comer.

Síntomas

Los síntomas, a menudo, se desarrollan gradualmente y se pueden presentar meses o años después del hecho que causa la bronquiectasia.

Dichos síntomas pueden abarcar:

• Coloración azulada de la piel

• Mal aliento

• Tos crónica con producción de grandes cantidades de esputo fétido

• Dedos de las manos en forma de palillo de tambor

• Expectoración con sangre

• Tos que empeora al acostarse hacia un lado

• Fatiga

• Palidez

• Dificultad para respirar que empeora con el ejercicio

• Pérdida de peso

• Sibilancias

Signos y exámenes

Al auscultar el tórax con un estetoscopio, el médico puede percibir unos pequeños chasquidos, crepitaciones, burbujeo, sibilancias, cascabeleo u otros ruidos, usualmente en los lóbulos inferiores de los pulmones.

Los exámenes pueden ser:

• Prueba de precipitina para aspergilosis (para verificar si hay signos del hongo de la aspergilosis)

• Radiografía del tórax

• Tomografía computarizada del tórax

• Cultivo de esputo

• Conteo sanguíneo completo (CSC)

• Prueba cutánea de PPD (derivado proteico purificado) para verificar si hubo infección previa de tuberculosis

• Electroforesis de inmunoglobulina en suero

• Prueba del sudor u otras prueba para fibrosis quística

Tratamiento

El tratamiento está encaminado a controlar las infecciones y las secreciones bronquiales, aliviar la obstrucción de las vías respiratorias y prevenir complicaciones.

Parte de la rutina en este tratamiento es el drenaje diario y regular para eliminar las secreciones bronquiales. Un terapeuta respiratorio puede enseñarle al paciente ejercicios para la expectoración que le pueden ayudar.

Por lo general, se prescriben antibióticos, broncodilatadores y expectorantes para las infecciones.

Se puede necesitar cirugía para extirpar el pulmón si los medicamentos no funcionan o si el paciente presenta un sangrado profuso.

Expectativas (pronóstico)

Con tratamiento, la mayoría de las personas pueden llevar vidas normales sin mayor discapacidad.

Complicaciones

• Cor pulmonale

• Expectoración con sangre

• Niveles bajos de oxígeno (en casos graves)

• Neumonía recurrente

Situaciones que requieren asistencia médica

Consulte con el médico si:

• El dolor torácico o la insuficiencia respiratoria empeora

• Hay un cambio en la cantidad o color de la flema que se expectora o ésta sale con sangre

• Otros síntomas empeoran o no mejoran con el tratamiento

Prevención

El tratamiento oportuno de las infecciones pulmonares puede reducir el riesgo.

Las vacunas de la niñez y la vacuna antigripal anual ayudan a reducir la probabilidad de contraer algunas infecciones. Asimismo, evitar las infecciones de las vías respiratorias altas, el tabaquismo y la contaminación pueden disminuir el riesgo de infección.

Nombres alternativos

Bronquiectasia adquirida; Bronquiectasia congénita

Referencias

Barker AF. Bronchiectasis, atelectasis, cysts, and localized lung disorders. In: Goldman L, Ausiello D, eds. Cecil Medicine. 23rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007:chap 90.

BIOPSIA DE MAMA. PERCY ZAPATA MENDO, JAIME ZAPATA MENDO.

Biopsia de mama



Es la extirpación o extracción de tejido mamario con el fin de examinarlo en busca de cáncer de mama u otros trastornos. Se pueden realizar algunos tipos diferentes de biopsias. Este artículo aborda la biopsia abierta de mama, la cual implica hacer una pequeña incisión en el seno y extraer tejido mamario.



Forma en que se realiza el examen



Una biopsia abierta puede extirpar parte (biopsia por incisión) o toda (biopsia por escisión) el área de interés. Si se extirpa todo el tumor o área de interés, se trata de un procedimiento que también recibe el nombre de tumorectomía.



Si el cirujano no puede sentir el tumor o quiste fácilmente, se puede usar una ecografía de la mama o una mamografía antes de la biopsia. Se coloca una aguja o alambre en el área de interés y se deja puesta para ayudar al cirujano.



La biopsia se hará en un quirófano.



• Generalmente, usted se acuesta boca arriba para realizarse este procedimiento. Le pueden aplicar anestesia local con medicamento para inducir el sueño o puede recibir anestesia general.



• Se hace una incisión quirúrgica en la piel. Se extrae el alambre y el tejido mamario a su alrededor. Algunas veces, se hace un análisis en el momento del procedimiento, pero obtener un diagnóstico final toma más tiempo.



• Después de tomar la muestra del tejido, se sutura la incisión y se aplica un apósito y un vendaje.



Si se administra anestesia general, se vigilan los signos vitales (temperatura, pulso, frecuencia respiratoria y presión arterial) por lo menos durante una hora después de terminar el procedimiento. El médico le puede recetar analgésicos.



Preparación para el examen



El médico le hará preguntas respecto a la historia médica y realizará un examen manual de la mama.



Usted debe firmar una autorización. Si le van a aplicar anestesia general, le pueden solicitar que no coma ni beba nada de 8 a 12 horas antes del examen.



Si usted toma medicamentos -incluyendo ácido acetilsalicílico (aspirin) o hierbas-, pregúntele al médico si es necesario dejar de tomarlos antes de la biopsia.



Coméntele al médico si usted puede estar embarazada antes de someterse a una biopsia abierta.



No se aplique loción, perfume, polvo ni desodorante debajo de los brazos ni en las mamas.



Lo que se siente durante el examen



Después del examen, la mama puede estar dolorida y sensible al tacto durante varios días. En caso de que se haya hecho una incisión, el médico puede recetar analgésicos.



Usted probablemente se irá para casa el mismo día del procedimiento.



No realice ningún levantamiento de objetos pesados ni tome una ducha durante las 24 horas después de la biopsia.



Razones por las que se realiza el examen



Una biopsia se puede hacer si el médico está preocupado por un cáncer de mama debido a los resultados anormales en una mamografía o ecografía de la mama u observados durante un examen físico.



Para determinar si alguien tiene cáncer de mama, se debe hacer una biopsia. Se extraen células del área anormal y se examinan bajo un microscopio.



Valores normales



Un resultado normal significa que no hay ningún signo de cáncer.



El médico o la enfermera le harán saber cuándo necesita una mamografía u otros exámenes de control.



Significado de los resultados anormales



Con la biopsia, se pueden identificar muchas afecciones que no son cáncer ni precáncer, como:



• Adenofibroma



• Enfermedad fibroquística de la mama



• Papiloma intraductal



• Necrosis de la grasa mamaria



Los resultados de la biopsia pueden mostrar las siguientes afecciones precancerosas en las mamas:



• Hiperplasia ductal atípica



• Hiperplasia lobulillar atípica



Se pueden encontrar dos tipos principales de cáncer de mama:



• El carcinoma ductal (canalicular) empieza en los conductos que transportan la leche desde la mama hasta el pezón. La mayoría de los cánceres de mama son de este tipo.



• El carcinoma lobulillar empieza en partes de la mama llamados lobulillos que producen la leche.



Dependiendo de los resultados de la biopsia, usted puede necesitar cirugía o tratamiento posterior.



Riesgos



Existe una pequeña posibilidad de infección en el lugar de la inyección o incisión.



El sangrado en exceso es infrecuente, pero puede requerir drenaje o colocación de una nueva venda. Los hematomas son comunes.



Quedará una pequeña cicatriz. Dependiendo de la cantidad de tejido extirpado y de la forma como sana la mama, la apariencia de ésta se puede ver afectada.



Nombres alternativos



Biopsia de seno; Biopsia abierta de mama



Referencias



Abeloff MD, Wolff AC, Weber BL, et al. Cancer of the breast. In: Abeloff MD, Armitage JO, Niederhuber JE, Kastan MB, McKena WG. Clinical Oncology. 4th ed. Philadelphia, Pa: Churchill Livingstone Elsevier; 2008: chap 95.



Whitman GJ. Ultrasound-guided breast biopsies. Ultrasound Clin. 2006;1:603-615.



Kim CH, Bassett LW. Imaging-guided core needle biopsy of the breast. In: Bassett LW, Jackson VP, Fu KL, Fu, YS. Diagnosis of Diseases of the Breast. 2nd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier;2005:chap 17.