jueves, 30 de diciembre de 2010

CISTICERCOSIS. JAIME ZAPATA MENDO, PERCY ZAPATA MENDO.

CISTICERCOSIS


Cisticercosis, infección humana causada por la forma larvaria de distintas especies de tenias. Existen dos especies que pueden dar lugar a la enfermedad, la tenia porcina o Taenia solium y la tenia del ganado vacuno o Taenia saginata.

La cisticercosis se desarrolla cuando las larvas de las tenias invaden los tejidos. Se produce entonces una reacción que da lugar a la formación de una forma enquistada llamada cisticerco, donde está incluida la larva. Estos cisticercos se pueden localizar en cualquier parte del cuerpo, siendo el cerebro y el músculo esquelético las dos localizaciones más frecuentes. En función del tamaño y de dónde se localicen los cisticercos las manifestaciones clínicas son muy diferentes.

La afectación cerebral puede dar lugar a diversas manifestaciones neurológicas como crisis epilépticas, cuadros de meningitis o elevación de la presión intracraneal por problemas de obstrucción.

En general el diagnóstico de la cisticercosis se realiza mediante la constatación de las manifestaciones clínicas típicas y de la presencia de una imagen radiológica compatible mediante el uso de una tomografía axial computerizada o de una resonancia magnética.

El tratamiento se realiza con el uso de fármacos, cirugía y medidas de soporte vital cuando la persona está muy afectada. Sin embargo, lo más importante es extremar las medidas de prevención mediante una buena higiene personal.