Estrés y ansiedad. Percy Zapata Mendo, Jaime Zapata Mendo, Jomayra Zapata Paredes, Erika Paredes Alcantara.

Estrés y ansiedad

El estrés puede provenir de cualquier situación o pensamiento que lo haga sentir a uno frustrado, furioso o ansioso. Lo que es estresante para una persona no necesariamente es estresante para otra.

La ansiedad es un sentimiento de recelo, nerviosismo o miedo. La fuente de este desasosiego no siempre se sabe o se reconoce, lo cual puede aumentar la angustia que uno siente.

Consideraciones generales

El estrés es una parte normal de la vida de toda persona y en bajos niveles es algo bueno, ya que motiva y puede ayudar a ser más productivo.

Sin embargo, demasiado estrés o una respuesta fuerte al estrés son dañinos. Esto puede predisponer a tener una salud general deficiente, al igual que enfermedades físicas y psicológicas específicas como infección, cardiopatía o depresión. El estrés persistente puede llevar a que se presente ansiedad y comportamientos malsanos como comer demasiado y consumir alcohol o drogas.

Los estados emocionales como aflicción o depresión y problemas de salud como la hiperactividad de la tiroides, bajo nivel de azúcar en la sangre o un ataque cardíaco también pueden causar síntomas similares al estrés.

La ansiedad a menudo se presenta acompañada de síntomas físicos tales como:

• Dolor abdominal (puede ser el único síntoma de ansiedad, especialmente en un niño)

• Diarrea o necesidad frecuente de orinar

• Mareo

• Resequedad en la boca o dificultad para deglutir

• Dolores de cabeza

• Tensión muscular

• Respiración rápida

• Frecuencia cardíaca rápida o irregular

• Sudoración

• Fasciculaciones o temblores

Algunas veces, otros síntomas acompañan a la ansiedad:

• Disminución de la concentración

• Fatiga

• Irritabilidad, incluyendo perder los estribos

• Problemas sexuales

• Dificultad para dormir y pesadillas

La ansiedad puede ocurrir como parte de un trastorno de ansiedad. Los trastornos de ansiedad son un grupo de afecciones psiquiátricas que involucran ansiedad excesiva e incluyen:

• Trastorno de ansiedad generalizada

• Trastorno obsesivo-compulsivo

• Trastorno de pánico

• Trastorno de estrés postraumático (TEPT)

• Trastorno de ansiedad social

• Fobias específicas

Causas comunes

Ciertas drogas, tanto psicoactivas como medicinales, pueden llevar a que se presenten síntomas de ansiedad, ya sea debido a los efectos secundarios o a la abstinencia de la droga. Tales drogas comprenden:

• Medicamentos para el trastorno de hiperactividad con déficit de atención, especialmente anfetaminas

• Alcohol

• Benzodiazepinas (durante la abstinencia)

• Broncodilatadores (para el asma y algunos otros trastornos respiratorios)

• Cafeína

• Cocaína

• Remedios para el resfriado

• Descongestionantes

• Pastillas para adelgazar

• Marihuana

• Nicotina

• Medicamentos para la tiroides

Una dieta deficiente (por ejemplo, niveles bajos de vitamina B12) también puede contribuir al estrés o a la ansiedad. En casos muy poco comunes, un tumor de la glándula suprarrenal (feocromocitoma) puede causar ansiedad o síntomas similares al estrés. Estos síntomas son causados por una sobreproducción de hormonas responsables de los sentimientos de ansiedad.

Cuidados en el hogar

La solución más efectiva para un problema de ansiedad o estrés es encontrar y abordar su fuente. Esto puede ser difícil, debido a que la causa de la ansiedad puede no ser consciente. Un primer paso consiste en hacer un inventario de los factores que usted piensa que podrían estar ocasionando el "exceso de estrés", tratando de ser lo más honesto posible consigo mismo:

• ¿Qué es lo que más le preocupa?

• ¿Hay algo constantemente en su mente?

• ¿Hay algo que usted sienta temor de que vaya a suceder?

• ¿Hay algo en particular que le cause tristeza o depresión?

• Lleve un diario de las experiencias y pensamientos que parecen estar relacionados con la ansiedad. ¿Sus pensamientos le están agregando ansiedad en estas situaciones?

Luego, encuentre a alguien confiable (amigo, miembro de la familia, vecino, clérigo) que lo escuche. Con frecuencia, el simple hecho de hablar con un amigo o un ser querido es todo lo que se necesita para ayudar a calmar la ansiedad. La mayoría de las comunidades también cuentan con recursos como los grupos de apoyo y líneas de atención que pueden ayudar. Los trabajadores sociales, los psicólogos y los psiquiatras pueden ser muy efectivos para ayudarle a reducir la ansiedad a través de terapia y medicación.

Igualmente, encuentre opciones de estilo de vida saludable que le ayuden a hacerle frente al estrés. Por ejemplo:

• No consuma nicotina, cocaína ni otras drogas psicoactivas.

• Consuma una dieta balanceada y saludable y no coma en exceso.

• Haga ejercicio regularmente.

• Busque libros de autoayuda en la biblioteca o librería local.

• Duerma bien.

• Aprenda y practique técnicas de relajación como fantasías guiadas, relajación muscular progresiva, yoga, tai chi o meditación.

• Limite el consumo de cafeína y alcohol.

• Tome descansos en el trabajo y asegúrese de mantener un balance entre las actividades recreativas y las responsabilidades. Asimismo, pase el tiempo con personas que usted disfrute.

Se debe llamar al médico si:

El médico puede ayudarle a determinar si su ansiedad sería mejor evaluada y probablemente mejor tratada por un profesional en salud mental.

• Presenta un dolor opresivo en el pecho, especialmente con dificultad respiratoria, mareo o sudoración. Estos síntomas podrían ser causados por un ataque cardíaco, lo cual también puede provocar sensaciones de ansiedad.

• Tiene pensamientos suicidas.

Consulte con el médico si:

• Presenta mareo, respiración rápida o latidos cardíacos rápidos por primera vez o es peor de lo usual.

• Es incapaz de desempeñarse o trabajar apropiadamente en el hogar debido a la ansiedad u otros síntomas.

• No conoce la fuente o causa de la ansiedad.

• Experimenta una sensación repentina de pánico.

• Presenta un miedo incontrolable, por ejemplo, un miedo a ser infectado y enfermarse si está afuera o un miedo a las alturas.

• Su ansiedad se desencadena por el recuerdo de un evento traumático.

• Ha intentado medidas de cuidados personales durante varias semanas sin éxito o siente que su ansiedad no se va a resolver sin ayuda profesional.

Pregúntele al farmaceuta o al médico si cualquier medicamento recetado o de venta libre que usted esté tomando le puede causar ansiedad como efecto secundario. No deje de tomar los medicamentos recetados sin recibir instrucciones por parte del médico.

Nombres alternativos

Ansiedad; Estrés; Tensión; Recelo; Sentirse nervioso; Nerviosismo

Referencias

Larzelere MM, Jones GN. Stress and health. Prim Care. 2008;35:839-856.

Ahmed SM, Lemkau JP. Psychosocial influences on health. In: Rakel RE, ed. Textbook of Family Medicine. 7th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007:chap 4.

Comentarios

Entradas populares de este blog

CAUSAS DEL FLUJO VAGINAL

LOS RIESGOS QUE IMPLICAN EL SEXO ORAL

DERMATITIS DEL PAÑAL (ESCALDADURA EN EL BEBÉ). PERCY ZAPATA MENDO.