Rinitis Alérgica. Percy Zapata Mendo, Jaime Zapata Mendo, Jomayra Zapata Paredes.

Rinitis alérgica

¿Qué es?

Es la inflamación de la mucosa nasal y los síntomas suelen ser los típicos de un resfriado, con picor nasal, estornudos, mucosidad y congestión nasal.

Estos síntomas, que en principio se puede pensar que carecen de gravedad, si se mantienen en el tiempo, producen un considerable malestar. Suelen afectar al descanso nocturno, alteran la capacidad de trabajar o estudiar, pueden ser una barrera social importante y son una importante fuente de mal humor. Además, casi siempre se acompañan de conjuntivitis y con mucha frecuencia influyen en el desarrollo de asma bronquial.

Muchos estudios muestran que la rinitis afecta más que el asma bronquial, a la vida diaria.

¿Cuáles son sus causas?

La rinitis es la causa más frecuente de consulta en los servicios de alergología en toda España.

La razón es que en un porcentaje muy elevado de pacientes, la rinitis está causada por alergia a alguna sustancia que se inhala: ácaros del polvo, pólenes diversos, hongos, epitelios de animales o sustancias manejadas en el trabajo.

La rinitis alérgica puede ser estacional o continua. La estacional es producida por el polen. Aparece normalmente en la infancia y su grado de afectación varía en función de la concentración de polen.

¿Cuales son sus síntomas?

Las características de una rinitis alérgica son: picor de nariz y ojos, importante secreción nasal acuosa, nariz taponada, estornudos frecuentes.

Estos síntomas se prolongan en el tiempo, no se acompañan de fiebre ni de malestar general, se producen en una determinada época del año (primavera, otoño). Sobre todo, es característico de la rinitis alérgica un comienzo súbito que cede completamente con antihistamínicos o al evitar el contacto con el alergeno (ejemplo claro sería aquella persona alérgica a los ácaros que al abrir libros o archivos antiguos, o sacudir un colchón comienza a estornudar, etc. Cediendo casi completamente los síntomas al salir a la calle)

Un catarro por el contrario se presenta con congestión nasal, sin picor, la secreción acuosa de los primeros días pasa a ser moco, dura de 3 a 10 días, y se suele acompañar de fiebre y malestar o de dolor de garganta.

¿Hay rinitis sin alergia?

Hay un bajo porcentaje, sobre todo en pacientes en que la rinitis ha aparecido en la edad adulta, que teniendo síntomas idénticos no se puede demostrar sensibilidad a ningún alergeno. Se desconoce la causa que lo produce.

El tratamiento médico es el mismo que para la rinitis alérgica, con la diferencia de que no hay inmunoterapia posible ya que no hay sensibilización a ningún alergeno.

¿Qué debo hacer si pienso que puedo ser alérgico?

Si usted piensa que puede tener una enfermedad alérgica, lo más conveniente es acudir a un especialista en alergia: alergólogo.

Aunque hoy en día existe un gran número de fármacos capaces de aliviar los síntomas, es de vital importancia:

 Conocer a qué alérgeno soy sensible

 Qué medidas puedo tomar para evitarlo

 Qué otros productos que desconozco contienen la misma sustancia para evitarlo

 Saber si existe un tratamiento específico para ese tipo de alergia.

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico se realiza mediante un test cutáneo muy sencillo: se aplican sobre la piel del brazo gotas que contienen una cantidad conocida del alergeno al que podemos ser sensibles, esas gotas se atraviesan con una mínima lanceta hasta perforar la piel y se observa la reacción a los 15-20 minutos. El fundamento de esta técnica es el reproducir en la piel la reacción que presentamos en otras partes del organismo.

Además es posible realizar análisis de sangre con lo que de una forma más precisa podemos cuantificar y demostrar la presencia de anticuerpos específicos frente a ese alergeno.

También el diagnóstico molecular de la alergia mediante microarrays constituye un complemento diagnóstico de las pruebas cutáneas y otras técnicas de diagnóstico in vitro. En algunas ocasiones, se evita al paciente las molestias de las pruebas cutáneas frente a un número elevado de alérgenos y se consigue diferenciar la sensibilización frente a distintas proteínas, recombinantes o naturales purificadas, que pueden estar presentes en alimentos vegetales y pólenes, en ácaros y mariscos o en aves y huevo, etc.

¿Cómo se trata?

El tratamiento integral de la rinitis alérgica se basa en:

 Evitar el alérgeno, la educación al paciente es importante en este punto para intentar minimizar los síntomas.

 El tratamiento farmacológico sintomático

 La inmunoterapia específica que consiste en la administración periódica de un extracto al que el paciente es alérgico, durante un tiempo de 3 a 5 años, de manera que se disminuye el grado de los síntomas que padece el paciente.

Dra. Marta Ferrer Puga

Especialista en Alergología

Consultor. Departamento de Alergología

CLINICA UNIVERSIDAD DE NAVARRA

Comentarios

Entradas populares de este blog

CAUSAS DEL FLUJO VAGINAL

LOS RIESGOS QUE IMPLICAN EL SEXO ORAL

DERMATITIS DEL PAÑAL (ESCALDADURA EN EL BEBÉ). PERCY ZAPATA MENDO.