DIABETES. PERCY ZAPATA MENDO, JAIME ZAPATA MENDO.

DIABETES

¿Qué es la diabetes?

Su cuerpo transforma la mayoría de la comida que usted come en una forma de azúcar llamada glucosa. La insulina es una hormona producida por el páncreas que permite que la glucosa entre a todas las células del cuerpo para usarla como fuente de energía.

La diabetes es una enfermedad que ocurre cuando el cuerpo de una persona no fabrica suficiente cantidad de insulina, o no puede usar la insulina de la manera correcta. Cuando usted tiene diabetes, el azúcar se acumula en la sangre en lugar de moverse dentro de las células. Demasiada azúcar en la sangre puede causar problemas graves; incluso enfermedad del corazón y daño en los nervios y en los riñones.

Existen dos tipos de diabetes. La diabetes tipo 1 se presenta cuando el cuerpo no produce nada de insulina. En la diabetes tipo 2 el cuerpo no produce suficiente insulina, o las células no reconocen la insulina. Casi el 95% de las personas diagnosticadas con diabetes tiene la diabetes tipo 2.

¿Qué puedo hacer para mantenerme sano si tengo diabetes?

A pesar de que la diabetes no se puede curar, usted todavía puede tener una vida larga y saludable. Lo más importante que puede hacer es controlar su nivel de azúcar en la sangre. Para ello, debe comer lo correcto, hacer ejercicio, mantener un peso saludable y, si es necesario, tomar medicamentos por boca o recibir insulina.

Coma una dieta saludable. La dieta recomendada para muchas personas que tienen diabetes es muy similar a la que se sugiere para todo el mundo: baja en grasa, baja en colesterol, baja en sal y baja en azúcar añadida. Con el objeto de mantener un nivel sano de azúcar en la sangre es importante comer por lo menos tres (3) veces al día y no saltarse nunca una comida.

Ejercicio. Hacer ejercicio ayudará al cuerpo a usar la insulina y a disminuir su nivel de azúcar en la sangre. También ayuda a controlar su peso, le da más energía y es algo bueno para su salud en general.

Manteniendo un peso saludable. Perder el peso de más y mantener un peso saludable lo ayudará de dos maneras. Primero, esto ayuda a que la insulina funcione mejor en su cuerpo. Segundo, disminuirá su presión arterial al igual que su riesgo de tener enfermedad del corazón.

Tómese su medicamento. Si usted no puede controlar la diabetes con dieta, ejercicio y control del peso, es posible que el médico le recomiende un medicamento o insulina. Los medicamentos orales —se toman por boca— pueden hacer que su cuerpo produzca más insulina o ayudarlo a usar la insulina que usted fabrica de una manera más eficiente. Algunas personas tienen que añadirle insulina a su cuerpo mediante inyecciones de insulina, lápices para inyectar insulina, o bombas de insulina. Tome siempre sus medicamentos exactamente del modo en que su médico se los receta.

¿Cómo puedo chequear mi nivel de azúcar en la sangre?

Su médico puede sugerirle que usted evalúe el nivel de azúcar en la sangre —también llamado nivel de glucosa en sangre— en su hogar. Para evaluar el nivel de azúcar en la sangre, debe pincharse el dedo a fin de obtener una pequeña gota de sangre que colocará sobre una tira de prueba. Puede leer los resultados usted mismo, o puede insertar la tira en una máquina llamada medidor electrónico de glucosa. Los resultados le dirán si su nivel de azúcar en la sangre está dentro de un rango saludable o no.

Verifique su nivel de azúcar en la sangre con la frecuencia con que su médico se lo sugiera. Al principio, quizás deba evaluarlo con mayor frecuencia, hasta llegar a reconocer cómo cambia el nivel o qué es lo que produce el cambio.

¿Qué pasa si mi nivel de azúcar se baja demasiado?

Las personas que tienen diabetes pueden tener momentos en los cuales su nivel de azúcar en la sangre es demasiado bajo. Este nivel de azúcar bajo se conoce como hipoglicemia (hipoglucemia). Las señas de hipoglicemia incluyen lo siguiente:

• Sentirse demasiado cansado

• Bostezar con frecuencia

• Ser incapaz de hablar o pensar claramente.

• Perder la coordinación muscular

• Sudar

• Espasmos musculares

• Convulsiones

• Sentir súbitamente como que se va a desmayar

• Ponerse demasiado pálido

• Pérdida del conocimiento

Las personas que tienen diabetes deben llevar consigo en todo momento por lo menos 15 gramos de un carbohidrato de acción rápida para usar en caso de hipoglicemia. Los siguientes son ejemplos de fuentes rápidas de energía que pueden aliviar los síntomas:

• Jugo de frutas- ½ taza de jugo de naranja

• Fruta- 2 cucharadas de uvas

• Leche-1 taza

• Mermelada- 2 cucharadas

Si no se siente mejor a los 15 minutos después de haber tomado un carbohidrato de acción rápida, o si el seguimiento muestra que su nivel de azúcar en la sangre todavía está demasiado bajo, tome otros 15 gramos de un carbohidrato de acción rápida.

¿Qué problemas de salud puede causar la diabetes?

La diabetes puede ser una enfermedad peligrosa y capaz de causar la muerte si usted no controla su nivel de azúcar en la sangre. Con el tiempo, los niveles elevados de azúcar en la sangre pueden dañar los ojos, los vasos sanguíneos, los nervios y los riñones. Aquí aparecen algunos de los problemas (también llamados complicaciones) que la diabetes puede causar.

Ceguera y pérdida de la visión (llamado retinopatía diabética): la diabetes puede dañar los vasos sanguíneos pequeños en la retina lo cual puede causar pérdida de la visión e incluso ceguera.

Enfermedad del corazón: las personas que tienen diabetes tienen el doble de probabilidad de tener enfermedad del corazón y lesiones en los vasos sanguíneos del corazón. Esto aumenta su riesgo de sufrir un ataque al corazón y un derrame.

Daño en los nervios y vasos sanguíneos (llamado neuropatía diabética): El daño a los vasos sanguíneos de las piernas puede limitar el suministro de sangre a los nervios de las piernas y los pies. Esto puede causar sensación de ardor, hormigueo y adormecimiento en las áreas afectadas que usualmente comienza en los dedos de los pies y luego se extiende a todo el pie. Esto también hace que sea difícil sentir lesiones, como úlceras en los pies. El daño a los vasos sanguíneos también puede exponerlo al riesgo de sufrir infecciones y úlceras que no cicatrizan. En los casos graves, quizás se deban amputar (cortar) partes del pie o de la zona inferior de la pierna.

Enfermedad renal (llamada nefropatía diabética): La diabetes puede dañar los vasos sanguíneos pequeños de los riñones, los cuales pierden su capacidad para filtrar los desechos del cuerpo. En algunas personas, los riñones dejan de funcionar totalmente. Estas personas necesitan diálisis o un trasplante de riñón. La diálisis es un tratamiento que elimina los desechos presentes en la sangre.

Pero un dato bueno es que las complicaciones de la diabetes con frecuencia pueden prevenirse cuidando de si mismo, siguiendo las órdenes que su médico le da y controlando su nivel de azúcar en la sangre.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LOS RIESGOS QUE IMPLICAN EL SEXO ORAL

CONDILOMAS (VERRUGAS GENITALES). PERCY ZAPATA MENDO.

DERMATITIS DEL PAÑAL (ESCALDADURA EN EL BEBÉ). PERCY ZAPATA MENDO.