¿MOVADEF TIENE DERECHO DE SER UN PARTIDO POLITICO Y ARGUMENTAR QUE LO QUE OCURRIÓ EN LAS DÉCADAS DE LOS 80 Y 90 EN EL PERÚ NO FUE TERRORISMO?. PERCY ZAPATA MENDO.

¿MOVADEF TIENE DERECHO DE SER UN PARTIDO POLITICO Y ARGUMENTAR QUE LO QUE OCURRIÓ EN LAS DÉCADAS DE LOS 80 Y 90 EN EL PERÚ NO FUE TERRORISMO?



La verdad me ha dejado perplejo que este pseudo partido haya acudido al Jurado Nacional de Elecciones portando planillones con más de 340 mil firmas recolectadas, pero más sorpresa me causó que la inmensa mayoría de esos firmantes sean jóvenes cuyas edades fluctúan entre los 18 y 20 años de edad, pero me corrijo, no debe de sorprenderme ello, pues estos muchachitos aún no habían nacido en esos años de la desconocen de manera directa esta época de barbarie demencial terrorista.


¿Qué les enseñan en los colegios a estos jóvenes, Dios mío? Una explicación sería la falta de actualización en los cursos sociales de los maestros, en la miopía selectiva de ellos, o en la presión que ejerce el SUTEP, grupúsculo dirigencial de sesgo comunista cuyos integrantes no exceden los 190 a nivel nacional pero que se han dado la maña para manejar por más de 30 años al sindicato que agrupa a más de 300 mil docentes. El gobierno anterior le dio un puntillazo letal con la implementación de la Carrera Pública Magisterial, pero pareciera que la actual Ministra de Educación en su famosa re-estructuración (en la que participaran los miembros del SUTEP) estuviera por seguir el titu
lo novelesco de “crónica de una muerte anunciada” para la Carrera Pública Magisterial que buscaba la actualización permanente del docente teniendo a la retribución económica como estimulo. Sé que este Reflejo de Pavlov económico no debiera ser el condicionante, pues el maestro debe estar en una continua actualización (¿se imaginan que los médicos sigan tratando las heridas con conocimientos arcaicos por no estar acorde a los adelantos, como la cauterización con fuego o pólvora?, ¿es dable que sólo a los médicos se les exija estar actualizados so pena de retirarles el título profesional?) para el bienestar del educando bajo su cuidado. No puede ser que los jóvenes que terminan su secundaria no sepan lo que significó para el país la aparición de estas hordas asesinas en los años 80, los más de 30 mil muertos que generó en la población civil que ellos decían defender; las decenas de miles de desplazados de su lugar de origen huyendo de la violencia; de los miles de huérfanos abandonados a sus suerte tras la muerte de sus padres con el cráneo reventado a punta de pedradas; de las levas que hacían en la población infantil de las comunidades campesinas para atarles en sus endebles y magros cuerpos paquetes de dinamita y los hacían estallar en cualquier esquina; el ponerles armas a adolescentes y convertirlos en asesinos selectivos; el de estar en unos constantes apagones generales que duraban días porque las torres de alta tensión eran dinamitadas o de estar incomunicados pues los postes telefónicos eran igualmente derribados; de las decenas de edificios familiares que en el momento menos esperado estallaban y cuyos ocupantes sino morían bajo los efectos de la explosión, lo hacían aplastados por las paredes derruidas o por la falta de oxígeno; en secuestrar a empresarios y encerrarlos en las “Cárceles del Pueblo” por meses hasta que pagaran los millonarios rescates, y muchos de estos empresarios morían en cautiverio por los tratos crueles a los que sometían, como a Héctor Delgado Parker, cuyo carcelero abría por las mañana la ventana del tragaluz del hoyo donde estaba recluido y le saludaba, a los pocos minutos, volvía a abrir, le sonreía y le saludaba nuevamente, y a continuación le empezaba a golpear con la cacha de su revólver o de un fusil ametrallador, el pobre empresario de las telecomunicaciones cada vez que escuchaba el ruido de las botas no sabía si su carcelero venia a saludarle cínicamente o a golpearle, estar en esos trances le provocó un severo trauma y se le relajaban los esfínteres; o tal vez estos adolescentes no saben de los coches bombas ubicados en las esquinas cargados de dinamita y anfo, que hacían estallar matando ambulantes y transeúntes sin distinción, recuerdo que uno tenía que pasar a la carrera por las esquinas por el temor que el vehículo estacionado sospechosamente fuera el que nos enviara volando por los cielos desparramando nuestras vísceras y sesos por las calles y techos a cientos de metros a la redonda; o de las clases de adoctrinamiento en las escuelas, colegios o universidades para estudiar de paporreta “La Lucha de Clases y el Pensamiento Gonzalo”; o peor aún, ser joven significaba ser carne de cañón al ser levado por el ejército y con una preparación básica de tres meses se nos enviaba a la zona de emergencia de donde la mayoría regresaba en una bolsa mortuoria producto de una emboscada en algunos cerros o porque algún pobre “hermano de la sierra” se nos acercaba sonriente y al tener contacto físico volaba en pedazos llevándose consigo al “siervo del imperialismo yanqui opresor”; o por experiencia personal, una tía mía casada con un mayor de la policía, gestante de seis meses, decide visitar a su esposo al que no ve en meses y darle la sorpresa para mostrarle su vientre pletórico de vida fruto de su amor. Emprende el viaje en compañía de su prima y contrató a un lugareño quien las llevo montada en una acémila por unos senderos desconocidos, a las tres horas, el hombre dando un alarido en quechua corre y se pierde entre las lomas del sendero , emergen de entre unos arbustos seis hombres con pasamontaña y sin mediar palabras, profieren gritos dando mueras a la mujer del opresor capitalista, la mula se encabrita y arroja a las dos mujeres, ya sea porque se lastimo al caer o por su estado avanzado de gestación, mi prima no puede incorporarse, su familiar huye despavorida sin dejar de mirar hacia atrás, y decenas de metros más adelante y protegida por unas rocas, es testigo de la masacre: uno se los terroristas está leyendo un panfleto mientras que cuatro de ellos se colocan alrededor de la yaciente, el sexto esta armado con un kalachnikov y vigilando los senderos. Al termino de la alocución, sin mediar palabras, los cuatro maoístas desenvainan sendos machetes y la comienzan a tasajear por todo el cuerpo, sin inmutarse por los gritos de dolor de la mujer, a los pocos minutos, exánime el cuerpo sobre el suelo ensangrentado, el líder le arrebata el machete al secuaz cercano y parándose al frente de la moribunda o ya muerta, de un tajo preciso y calculado le abre el vientre, introduce su ominosa mano y saca de dentro del sagrado recipiente fecundo y fértil al inerte bebé tasajeado y le arroja al suelo tras cortarle el cordón umbilical, madre e hijo, juntos lado a lado aún en la muerte.

Jóvenes que no han vivido esa época sombría, y que nosotros los que estamos frisando ya más de las cuatro décadas, respondan: ¿son acaso estos delincuentes por su proceder, unos guerrilleros o el pueblo armado que lucha contra la opresión de los gobiernos títeres de los yanquis? ¿O su nombre correcto debería ser el de DELINCUENTES TERRORISTAS?, porque eso es lo que hicieron: SEMBRAR EL TERROR EN LA POBLACIÓN CON SU DEMENCIAL ACCCIONAR ASESINO. Me indigna sobremanera igualmente la referencia que el escrito de la Comisión de la Verdad y Reconciliación pretenda adjudicarle -con éxito, pues así quedó plasmado- como Grupo Beligerante o Conflicto Armado Interno. No jóvenes, que su falta de experiencia en esos años no le lleve por el camino equivocado de concederles a estos delincuentes que jamás se arrepintieron de estos actos terroristas, se aprovechen de su candidez y bajo el termino de “estamos en democracia y necesitamos olvidar el pasado” y pretendan tentar el máximo cargo del país por medio de la elección democrática.

Si dudan de mis palabras, vayan a su buscador de internet y vean los recortes periodísticos o videos de la época.

No sean tontos útiles jovencitos.

“Arroz con munición,

Para el terruco rabón,

Arroz con trigo

Para el terruco dormido, y

Arroz de Calcuta

Para el terruco hijo de…su madre”.



Percy Zapata Mendo

Medico General

Gerente en salud

Administrador de Clínicas y Hospitales

Laboratorista Clínico.


Comentarios

Entradas populares de este blog

CAUSAS DEL FLUJO VAGINAL

LOS RIESGOS QUE IMPLICAN EL SEXO ORAL

DERMATITIS DEL PAÑAL (ESCALDADURA EN EL BEBÉ). PERCY ZAPATA MENDO.