INFECCIONES DEL OIDO. PERCY ZAPATA MENDO.

Infecciones del oído

El oído funciona recibiendo ondas sonoras y enviando mensajes al cerebro. El oído externo incluye la parte del oído que usted puede ver y el conducto auditivo. Las ondas sonoras atraviesan el conducto auditivo, golpean el tímpano y lo hacen vibrar.

La vibración del tímpano hace que los huesos diminutos del oído se muevan. Este movimiento envía las ondas sonoras al oído interno.

¿Cuál es la causa de los dolores de oído?

Un conducto que se llama trompa de Eustaquio conecta el oído medio con la parte trasera de la nariz. Normalmente, este conducto permite que el líquido drene del oído medio. Si el recubrimiento de la trompa de Eustaquio de su hijo es infectado por bacterias o virus, el conducto se hincha y se llena de mucosidad espesa. Esto impide que el líquido en el oído drene con normalidad. Las bacterias pueden crecer en el líquido, lo que aumenta la presión detrás del tímpano y provoca dolor.

Las trompas de Eustaquio pueden obstruirse debido a alergias, un resfriado u otra infección. En otros casos, las adenoides (glándulas cercanas al oído) se agrandan y obstruyen las trompas de Eustaquio.

Por lo general, las infecciones agudas del oído desaparecen en el término de 1 ó 2 semanas. A veces, las infecciones del oído duran más tiempo y se vuelven crónicas. Después de una infección, es posible que quede líquido en el oído medio. Esto puede provocar más infecciones y la pérdida de la audición.

¿Por qué los dolores de oído son tan comunes en los niños?

Es posible que esto se deba a que las trompas de Eustaquio de los niños son más cortas y más estrechas que las de los adultos. La mayoría de los niños tendrá, al menos, 1 infección del oído antes de cumplir los tres años.

¿Qué es la otitis media con derrame?

La otitis media con derrame significa que hay líquido (derrame) en el oído medio. El oído medio es el espacio detrás del tímpano. Por lo general, el líquido en el oído medio no causa molestias a los niños. Casi siempre desaparece por sí solo en el término de algunas semanas a algunos meses. Por lo tanto, este tipo de problema del oído, por lo general, no necesita tratarse con antibióticos, a menos que el líquido no desaparezca.

¿Qué es la otitis de nadador?

La otitis de nadador (que también se llama otitis externa) es un tipo de infección del oído. Es una infección del oído externo y del conducto auditivo. Debido a que el conducto es oscuro y cálido, puede infectarse con facilidad con bacterias y hongos. La otitis de nadador es diferente del tipo de infección que se tiene en la parte media del oído. Este tipo de infección se llama otitis media.

Síntomas

Los síntomas más comunes de una infección aguda del oído son dolor de oído y fiebre. Si su hijo es demasiado pequeño para decirle qué le duele, es posible que llore o se tire de la oreja. Es posible que su hijo también esté irritable o indiferente, tenga problemas para escuchar, o no tenga ganas de comer ni dormir.

Los niños que tienen otitis media con derrame pueden tener los siguientes síntomas:

• Sensación de llenura en el oído.

• Audición amortiguada.

• Líquido que drena de los oídos.

• Cierto dolor dentro del oído (si su hijo es demasiado pequeño para hablar y decirle que le duele el oído, es posible que se tire de la oreja a menudo).

• Problemas para dormir.

• Irritabilidad.

• Fiebre.

• Dolor de cabeza.

A veces, la otitis media con derrame no provoca ningún síntoma.

¿Cómo se siente la otitis de nadador?

Los síntomas de la otitis de nadador incluyen:

• Dolor o comezón en la parte externa del oído (a menudo, el dolor es peor cuando el oído se mueve, como cuando usted mastica).

• Una sensación de oído obstruido o tapado en el oído afectado.

• Líquido que drena del oído afectado.

• Disminución en la audición o audición amortiguada.

Si no se trata, el oído afectado puede hincharse y doler mucho cuando lo toca. Es posible que el líquido se torne más similar al pus y que la disminución en la audición o la audición amortiguada empeoren.

Causas y factores de riesgo

Es posible que se acumule líquido en el oído medio por varios motivos. Cuando un niño tiene un resfriado, es posible que el oído medio produzca líquido como lo hace la nariz. Un conducto que se llama trompa de Eustaquio conecta el oído medio con la parte posterior de la nariz. Normalmente, la trompa de Eustaquio permite que el líquido drene del oído medio. Sin embargo, las bacterias o los virus pueden infectar el recubrimiento de la trompa de Eustaquio de su hijo, lo que hace que esta se hinche. Las adenoides (glándulas cercanas al oído) también pueden agrandarse y obstruir las trompas de Eustaquio. Además, no es una buena idea dejar que su bebé se quede dormido con un biberón o dejar un biberón en la cuna. Es posible que beber acostado también obstruya las trompas de Eustaquio.

Si las trompas de Eustaquio se obstruyen, el líquido en el oído no puede drenar con normalidad. Si crecen bacterias en el líquido del oído medio, un derrame puede convertirse en una infección del oído medio (otitis aguda). Por lo general, esto aumentará la presión detrás del tímpano y provocará mucho dolor. El tímpano se enrojecerá y abultará. Si esto sucede, es posible que sea necesario tratar a su hijo con antibióticos.

Los niños que tienen infecciones del oído frecuentes también pueden desarrollar otitis media con derrame después de que la infección desaparece si el líquido permanece en el oído medio.

Los niños pueden tener un riesgo más alto de tener infecciones del oído si:

• Están cerca de personas que fuman.

• Han tenido infecciones del oído previas.

• Tienen antecedentes familiares de infecciones del oído.

• Asisten a una guardería (debido a que están expuestos a más gérmenes y virus).

• Nacieron en forma prematura o con bajo peso.

• Tienen resfriados frecuentes u otras infecciones.

• Llevan el biberón a la cama.

• Usan chupete.

• Son varones (los niños suelen tener más infecciones del oído que las niñas).

• Tienen voz nasal (provocada por adenoides grandes que obstruyen la trompa de Eustaquio).

• Tienen alergias con congestión nasal.

¿Cuál es la causa de la otitis de nadador?

Varios factores pueden hacer que sea más probable tener otitis de nadador, incluidos los siguientes:

• Si usted nada o se ducha muy a menudo, puede ingresar demasiada agua en los oídos. El agua elimina el cerumen protector, lo que facilita el crecimiento de gérmenes y hongos.

• Lavarse los oídos puede eliminar la capa protectora de cerumen y provocar una infección.

• Si usted se lesiona la piel en el conducto auditivo por colocar el dedo o algún objeto (como un hisopo de algodón o un lápiz) en el oído, puede desarrollarse una infección en el conducto.

• Las afecciones de la piel (como la psoriasis) que se producen en otras partes del cuerpo también pueden producirse en el conducto auditivo y provocar una infección.

• Las bacterias de productos que usted utiliza en el cabello (como fijador o tintura) pueden quedar atrapadas en el conducto auditivo y provocar una infección.

Tratamiento

El tratamiento para las infecciones del oído puede incluir cualquiera de los siguientes:

• Si su médico piensa que la infección es provocada por bacterias, es posible que le recete un antibiótico. (Los antibióticos no funcionan para infecciones provocadas por virus). Es muy importante seguir las instrucciones para dar el medicamento a su hijo.

• Los analgésicos como acetaminofén (marcas: Children's Tylenol o Infants' Tylenol) e ibuprofeno (marcas: Children's Advil o Children's Motrin) pueden ayudar a su hijo a sentirse mejor y reducir la fiebre. Nunca dé aspirina a su hijo. La aspirina se ha asociado con el síndrome de Reye. El síndrome de Reye es una enfermedad grave que puede provocar la muerte. Los médicos recomiendan que los padres no den aspirina a niños menores de 18 años.

• Una almohadilla térmica tibia (no caliente) sostenida sobre el oído también puede ayudar a aliviar el dolor provocado por el dolor de oído.

• También es posible que su médico le recete gotas para el oído, a fin de aliviar el dolor.

Advertencia de la FDA

La Administración de Drogas y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) de los EE. UU. no aconseja el uso de velas para el oído. Las velas para el oído pueden provocar lesiones graves, y no existe evidencia que apoye su eficacia. Para obtener más información, visite el sitio web de la FDA.

¿Cómo se trata la otitis media con derrame?

Si su hijo es mayor de 6 meses y solo tiene síntomas leves, el mejor tratamiento es dejar que el líquido desaparezca por sí solo. Usted puede dar a su hijo un analgésico de venta libre, como acetaminofén (una marca: Children's Tylenol), si está incómodo. Es posible que colocar un paño tibio y húmedo sobre el oído también ayude.

Por lo general, el líquido desaparece en el término de 2 a 3 meses y la audición regresa a la normalidad. Es posible que su médico desee revisar a su hijo de nuevo en ese momento para ver si aún queda líquido.

¿Necesitará antibióticos mi hijo?

Es posible que su hijo necesite antibióticos si el líquido aún se encuentra presente después de algunos meses y está provocando pérdida de la audición o problemas en ambos oídos. Por este motivo, los oídos de su hijo deben ser revisados algunos meses después de una infección del oído. Si aún queda líquido, es posible que el próximo paso sea una prueba de audición. También es posible que su médico recomiende antibióticos si su hijo tiene menos de 6 meses o tiene infecciones frecuentes del oído medio.

¿Por qué no probar con antibióticos en este momento?

Dar antibióticos innecesarios a su hijo puede ser perjudicial. Después de cada curso de tratamiento con antibióticos, los gérmenes en la nariz y la garganta tienen más probabilidades de volverse resistentes. Los gérmenes resistentes no pueden ser destruidos por los antibióticos habituales. Se deben utilizar antibióticos más costosos y potentes. Algunos de estos antibióticos deben darse en el hospital y sus efectos secundarios pueden ser muy desagradables o incluso peligrosos. Debido a que, por lo general, el líquido en los oídos no causa molestias a los niños, es mejor esperar y solo dar antibióticos cuando sean necesarios.

¿Qué sucede si el líquido no desaparece por sí solo?

Si el líquido permanece por más de algunos meses, es posible que su médico desee revisar la audición de su hijo. Es posible que su médico le recomiende tubos de los oídos (que también se llaman tubos de timpanostomía) para drenar el líquido. Es posible que los tubos de los oídos también disminuyan la cantidad de infecciones del oído que tenga su hijo.

¿Qué son los tubos de los oídos?

Los tubos de los oídos son diminutos tubos de plástico que ayudan a equilibrar la presión en los oídos de su hijo. Permiten el paso de aire al oído medio para que el líquido pueda drenar de la trompa de Eustaquio. Se colocan en el tímpano (que también se llama membrana timpánica) durante una cirugía y permanecen en el lugar por un promedio de 6 a 9 meses.

Por lo general, los tubos se dejan en el lugar hasta que se caen por sí solos o su médico decide que su hijo ya no los necesita. A veces, es posible que se necesite otro par de tubos.

Para colocar los tubos en los oídos se requiere una operación que tiene algunos riesgos. Su hijo necesitará anestesia general cuando se introduzca el tubo. Su médico hablará con usted acerca de los riesgos si piensa que su hijo necesita tubos de los oídos.

¿Cómo se trata la otitis de nadador?

Su médico observará el conducto auditivo y eliminará cualquier drenaje o pus. Su médico revisará el tímpano para asegurarse de que no haya otra infección. La mayoría de las infecciones de otitis de nadador pueden tratarse con gotas para el oído que contengan antibióticos para combatir las infecciones y medicamentos para reducir la comezón y la hinchazón. Usted también puede tomar un medicamento para el dolor de venta libre, a fin de aliviar el dolor, como ibuprofeno (algunas marcas: Advil, Motrin).

¿Cómo debo usar las gotas para el oído?

Su médico le dirá por cuánto tiempo y con qué frecuencia utilizar las gotas para el oído. Caliente el frasco con las manos antes de colocar las gotas en el oído. Utilizar gotas para el oído tibias puede prevenir las molestias cuando las gotas entran. Mover el lóbulo de la oreja para atrás y para adelante después de colocar las gotas también ayudará a que el medicamento llegue al fondo del conducto auditivo.

¿Qué más puedo hacer para la otitis de nadador?

Siga las indicaciones de su médico cuidadosamente y utilice todo(s) su(s) medicamento(s). La otitis de nadador puede ser difícil de tratar. A continuación le indicamos algunas cosas que lo ayudarán mejorarse:

• Mantenga el oído lo más seco posible por 7 a 10 días. Dese baños en lugar de duchas. Intente mantener el agua fuera de los oídos cuando se lava el cabello. Utilice una bola de algodón para proteger el oído del agua mientras se baña (pero no lo coloque en el conducto auditivo). No nade ni practique otros deportes acuáticos. Si usted es parte de un equipo de natación, pregunte a su médico antes de volver a nadar.

• No se coloque nada, excepto los medicamentos recetados, en los oídos. Rascarse y frotarse solo empeorará la otitis de nadador.

Por lo general, los síntomas mejoran mucho en 3 días. Deben desaparecer por completo en 10 días. Si no mejora para ese entonces, llame a su médico.

Complicaciones

Las infecciones del oído medio y el líquido en el oído son las causas más comunes de pérdida de la audición temporal en niños. Es posible que los niños que tienen problemas constantes con la audición tengan problemas para desarrollar las habilidades del habla y el lenguaje. Por este motivo, es importante hablar con su médico si su hijo tiene infecciones del oído reiteradas.

Prevención

Algunos niños parecieran tener muchas infecciones del oído. Si su hijo ha tenido 3 infecciones del oído en 6 meses o 4 en 1 año, es posible que su médico sugiera que su hijo tome una dosis baja de antibiótico todos los días, por lo general, durante el invierno, cuando estas infecciones son más comunes.

Es posible que su médico desee ver a su hijo algunas veces cuando esté tomando el antibiótico para asegurarse de que no se produzca otra infección del oído.

¿Cómo puedo prevenir la otitis de nadador?

La mejor manera de prevenir la otitis de nadador es mantener las defensas naturales del conducto auditivo contra las infecciones en buen funcionamiento. Siga estos consejos:

• Nunca coloque nada en el conducto auditivo (hisopos de algodón, el dedo, clips, líquidos ni aerosoles). Esto puede dañar o irritar la piel. Si tiene mucha comezón en los oídos, consulte a su médico.

• No toque el cerumen. Si usted piensa que el cerumen afecta su audición, consulte a su médico para asegurarse de que no exista otra causa.

• Mantenga los oídos lo más secos posible. Utilice una toalla para secar bien los oídos después de nadar o ducharse. Ayude a que el agua salga de los oídos inclinando su cabeza para cada lado y tirando del lóbulo de la oreja en direcciones distintas. Un secador de cabello en la temperatura y la velocidad más bajas también puede ayudar a secar los oídos. Asegúrese de mantenerlo a varias pulgadas del oído. Si usted nada o practica surf, utilice una gorra de baño o capucha de neopreno para mantener el agua fuera de los oídos. También existen tapones especiales diseñados para mantener el agua fuera de los oídos mientras usted está nadando.

Comentarios

Entradas populares de este blog

CONDILOMAS (VERRUGAS GENITALES). PERCY ZAPATA MENDO.

LOS RIESGOS QUE IMPLICAN EL SEXO ORAL

DERMATITIS DEL PAÑAL (ESCALDADURA EN EL BEBÉ). PERCY ZAPATA MENDO.