OSTEOPOROSIS. PERCY ZAPATA MENDO, JAIME ZAPATA MENDO, CARMEN ZAPATA MENDO

Osteoporosis

La osteoporosis se produce cuando la parte interna de los huesos se torna porosa debido a una pérdida de calcio. Esto se llama perder masa ósea. Con el tiempo, esto debilita los huesos y hace que tengan más probabilidades de quebrarse.

Una vez que se ha llegado al pico de masa ósea total, a alrededor de los 35 años, todos los adultos empiezan a perderla. Sin embargo, las mujeres tienen más probabilidades de desarrollar osteoporosis que los hombres. Esto se debe a varios factores. Las mujeres tienen menos masa ósea que los hombres, tienden a vivir más tiempo y a ingerir menos calcio. En las mujeres, la tasa de pérdida ósea se incrementa después de la menopausia, cuando los niveles de estrógeno disminuyen. Debido a que los ovarios producen estrógeno, también puede producirse pérdida ósea en forma más rápida si ambos ovarios son extirpados por medio de una cirugía.

Si los hombres viven lo suficiente, también se encuentran en riesgo de tener osteoporosis en el futuro.

Síntomas

Es posible que usted no sepa que tiene osteoporosis hasta que tenga signos graves. Los signos incluyen quebraduras o fracturas de huesos frecuentes, lumbalgia o una espalda encorvada. También es posible que la estatura disminuya con el tiempo debido a que la osteoporosis puede hacer que las vértebras (los huesos de la columna vertebral) colapsen. Estos problemas tienden a producirse después de que mucho calcio de los huesos ya se haya perdido.

Causas y factores de riesgo

Las siguientes cosas lo ponen en mayor riesgo de tener osteoporosis. Mientras más de las siguientes cosas se apliquen a usted, mayor será el riesgo. Hable con su médico de familia sobre los factores de riesgo.

• Menopausia prematura (antes de los 45 años).

• Antecedentes familiares de osteoporosis.

• Cirugía para extirpar los ovarios antes de la menopausia.

• Piel clara (raza caucásica o asiática).

• No recibir el suficiente calcio.

• Estilo de vida sedentario (no hacer suficiente ejercicio).

• El hábito de fumar o el consumo de tabaco.

• Abuso de alcohol.

• Trastornos de la alimentación como la anorexia nerviosa.

• Cuerpo delgado y una estructura de huesos pequeña.

• Hipertiroidismo, tanto por una tiroides hiperactiva como por tomar demasiados medicamentos para tratar el hipotiroidismo.

• Uso a largo plazo de corticosteroides, que son medicamentos recetados para tratar la inflamación, el dolor y las afecciones crónicas como el asma y la artritis reumatoide.

Diagnóstico y pruebas

Si su médico sospecha de osteoporosis, es posible que sugiera que se realice una gammagrafía ósea. Una prueba común que mide la densidad ósea se llama absorciometría de rayos X de energía dual (DEXA, por sus siglas en inglés). Esta prueba mide la densidad de los huesos en las caderas, la columna vertebral y las muñecas, que son lugares con probabilidades de ser afectados por la osteoporosis.

También es posible que su médico ordene una ecografía o una tomografía computarizada (CT, por sus siglas en inglés) para ayudar a examinar la densidad de los huesos.

Tratamiento

El tratamiento de la osteoporosis empieza con cambios en la dieta. Le conviene ingerir más calcio. Su médico sugerirá maneras de obtener más calcio a través de los alimentos, las bebidas y posiblemente un suplemento de calcio. También es posible que le sugiera que tome un suplemento de vitamina D, la cual ayuda al cuerpo a procesar el calcio.

Su médico querrá que usted aumente su actividad física, en especial, realizando ejercicios con el propio peso corporal. Esto ayuda a aumentar la densidad ósea. Los ejemplos de ejercicios con el propio peso corporal incluyen caminar, trotar y subir escaleras.

¿Cuánto calcio necesito?

Antes de la menopausia, usted necesita alrededor de 1,000 mg de calcio por día. Después de la menopausia, usted necesita 1,000 mg de calcio por día si está tomando estrógeno y 1,500 mg de calcio por día si no está tomando estrógeno. Usted también debe fijarse como objetivo 800 unidades internacionales (UI) de vitamina D cada día para ayudar al cuerpo a absorber el calcio.

Por lo general, es mejor intentar obtener calcio de los alimentos. Los productos lácteos sin grasa y los bajos en grasa son buenas fuentes de calcio. Otras fuentes de calcio incluyen frijoles secos, salmón rosado, espinaca y brócoli.

Alrededor de 300 mg de calcio se encuentran en cada uno de los siguientes: 1 taza de yogur bajo en grasas o sin grasa, 1 1/2 tazas de frijoles blancos, 5 onzas de salmón, 1/2 taza de espinaca o 2 tazas de brócoli.

Si usted no obtiene suficiente calcio de los alimentos que come, es posible que su médico sugiera tomar un suplemento de calcio. Tómelo a la hora de la comida o con un sorbo de leche.

¿Qué medicamentos se encuentran disponibles para tratar la osteoporosis?

Los medicamentos para tratar la osteoporosis incluyen los siguientes:

Bifosfonatos. Estos medicamentos ayudan a reducir el riesgo de quebraduras y fracturas, así como a aumentar la densidad ósea en las caderas y en la columna vertebral. Pueden tomarse por vía oral (en forma de píldora) o por vía intravenosa (con una inyección). Los efectos secundarios incluyen náuseas, dolor abdominal e irritación del esófago (el tubo que conecta la boca con el estómago). Las personas que no pueden tomar bifosfonatos incluyen personas que tienen enfermedad de los riñones, bajos niveles de calcio en la sangre y mujeres que están embarazadas o amamantando.

Calcitron. Esta es una hormona que ayuda a retrasar el desgaste de los huesos. Se encuentra disponible como inyección o aerosol nasal. Los efectos secundarios incluyen irritación del recubrimiento de la nariz y dolor de cabeza (con el uso del aerosol nasal), y diarrea, dolor abdominal, náuseas y vómitos (con el uso de la inyección).

Raloxifeno. Este medicamento se utiliza para prevenir y tratar la osteoporosis en las mujeres aumentando la densidad ósea. No es una hormona, pero imita algunos de los efectos del estrógeno. Los efectos secundarios pueden incluir sofocos y un riesgo de coágulos de sangre.

Teriparatida. Este medicamento es una forma sintética de hormona paratiroidea y ayuda a desarrollar huesos nuevos. Se encuentra disponible en forma inyectable y se inyecta una vez al día en el muslo o el abdomen. Puede utilizarse tanto en mujeres como en hombres para el tratamiento de la osteoporosis. Los efectos secundarios comunes pueden incluir náuseas, dolor abdominal, dolor de cabeza, debilidad muscular, fatiga y pérdida del apetito.

Alendronato y risedronato. Estos medicamentos se utilizan para ayudar a prevenir y tratar la osteoporosis. Ayudan a reducir el riesgo de fracturas disminuyendo la tasa de pérdida ósea. Se toman por vía oral en forma de píldora. El efecto secundario más común es el malestar estomacal.

Ibandronato. Este medicamento ayuda a retrasar la pérdida ósea y aumenta la densidad ósea. Se encuentra disponible como píldora y como inyección. Si usted toma la píldora, tiene 2 opciones: una píldora diaria o una píldora mensual (la píldora que toma cada mes tiene una dosis más alta de ibandronato que la píldora que toma en forma diaria). Si recibe la inyección, su médico o enfermero le dará una inyección cada 3 meses. Algunos de los posibles efectos secundarios incluyen dolor en la parte baja o el costado de la espalda, falta de aire, opresión en el pecho, y orina sanguinolenta o turbia.

Consejos para mantener los huesos fuertes

• Haga ejercicio.

• Siga una dieta bien equilibrada con, al menos, 1,000 mg de calcio al día.

• Deje de fumar. Fumar empeora la osteoporosis.

• Hable con su médico sobre la terapia hormonal (HT, por sus siglas en inglés) u otros medicamentos para prevenir o tratar la osteoporosis.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LOS RIESGOS QUE IMPLICAN EL SEXO ORAL

CONDILOMAS (VERRUGAS GENITALES). PERCY ZAPATA MENDO.

DERMATITIS DEL PAÑAL (ESCALDADURA EN EL BEBÉ). PERCY ZAPATA MENDO.