CANCER DE PIEL. PERCY ZAPATA MENDO.


Cáncer de piel
1
INTRODUCCIÓN
Cáncer de piel o Cancer cutáneo, tumor maligno de la piel. El cáncer de piel es el más frecuente de todos los cánceres. Existen tres tipos principales de cáncer de piel: carcinoma basocelular, carcinoma espinocelular y melanoma. El carcinoma basocelular (epitelioma basocelular) es el tipo más frecuente y se desarrolla en la capa basal, o inferior, de la epidermis, la capa más externa de la piel. El carcinoma espinocelular, el segundo en frecuencia, se desarrolla en las capas más superficiales de la epidermis.
El tercer tipo de cáncer de piel es el melanoma. El melanoma se desarrolla en los melanocitos, o células pigmentarias, que se localizan en la capa basal de la epidermis y en ocasiones en la dermis. El melanoma es el tipo de cáncer cutáneo más agresivo y es el responsable aproximadamente de las tres cuartas partes de todas las muertes por cáncer de piel.
2
FACTORES DE RIESGO
Los cánceres de piel pueden desarrollarse en cualquier zona de la superficie cutánea, si bien, el 90% se originan en las áreas de exposición al Sol, en especial la cara, el cuello, el dorso de las manos y las zonas de calvicie del cuero cabelludo en los hombres. La exposición directa al Sol, en especial durante la infancia, es el factor de riesgo más importante de cáncer de piel y cuanto más elevado es el número de lesiones producidas por las quemaduras solares, mayor es el riesgo de desarrollar con posterioridad un cáncer de piel. Las personas de tez clara tienen un riesgo más elevado de padecer cáncer de piel, en particular, si la piel se enrojece o adquiere pecas con facilidad.
Los antecedentes familiares de cáncer de piel elevan también el riesgo de presentar esta enfermedad. Se están realizando estudios para determinar qué individuos están predispuestos genéticamente a padecer cáncer de piel. Por ejemplo, en 1997 los científicos anunciaron el descubrimiento de un gen que podía ser responsable de la aparición de carcinoma basocelular. Este gen ayuda a controlar el crecimiento y el desarrollo celular pero si no existe, es defectuoso o ha sido dañado por radiaciones ultravioletas, se puede producir una proliferación celular descontrolada. El melanoma se ha relacionado con otro gen aberrante, llamado gen de supresión tumoral múltiple (MTS1, en sus siglas en inglés).
También se ha relacionado la dieta con el cáncer de piel. Un estudio reciente señala que los pacientes con una dieta pobre en grasas (en una proporción inferior al 20%) presentaron una incidencia menor de lesiones precancerosas y cánceres de piel distintos del melanoma que aquellos con una dieta normal, con aproximadamente un 38% de grasas.
3
SÍNTOMAS Y DIAGNÓSTICO
La detección y el tratamiento tempranos son las claves de la supervivencia, en especial en los melanomas. Es importante poner en conocimiento del médico cualquier cambio que se observe en la piel ya que este puede ser una manifestación de un cáncer de piel. Estos cambios consisten en modificaciones en el tamaño, la forma, el color o la textura de un lunar o una zona de la piel más pigmentada; cualquier lunar en el que haya picor o sea más sensible; la aparición de un lunar nuevo o cualquier otra masa que crece, en especial si se nota dureza; cualquier lunar u otra forma de crecimiento que sangre espontáneamente o de forma persistente; una úlcera cutánea que no cicatriza; o cualquier mancha oscura debajo de las uñas de los pies o de las manos que se extiende debajo de la cutícula. Para confirmar el diagnóstico se debe realizar una biopsia en la que se extirpa una pequeña porción de piel que se examina al microscopio en busca de células cancerosas.
4
TRATAMIENTO
Aunque el cáncer de piel es el cáncer más frecuente, también es el más curable, en especial cuando se detecta a tiempo. La extirpación del tejido canceroso se realiza mediante una de las diversas técnicas quirúrgicas. En algunos casos, el tejido se destruye mediante la aplicación de frío intenso (criocirugía). En aquellos casos en los que el cáncer está muy avanzado, la extirpación quirúrgica del tejido se complementa con radioterapia, quimioterapia, o, si es necesario, ambas técnicas.
Se ha demostrado que un grupo de fármacos derivados de las vitaminas, que reciben el nombre de retinoides, reducen el número de cánceres espinocelulares y basocelulares. Sin embargo, estos fármacos pueden originar anomalías hepáticas, alteraciones óseas, malformaciones fetales y otros efectos secundarios no deseados.
En la actualidad, se realizan estudios sobre posibles tratamientos del cáncer de piel con fármacos como el interferón y la interleucina-2. Se han obtenido resultados prometedores en los estudios preliminares con una vacuna que reduce la recidiva del melanoma.
5
MEDIDAS PREVENTIVAS
La luz solar que alcanza la superficie terrestre contiene dos tipos de radiación ultravioleta (UV). Las radiaciones UV-A y UV-B están implicadas en las quemaduras solares y el cáncer de piel, así como en determinadas situaciones como la aparición prematura de arrugas en la piel. La Agencia Estadounidense para la Protección del Medio Ambiente señala que la disminución del espesor de la capa de ozono de la atmósfera continuará elevando en el futuro la frecuencia del cáncer de piel y de las lesiones cutáneas por radiación.
Entre las medidas preventivas que se deben adoptar se recomienda que las personas eviten la exposición al Sol en las horas de máxima intensidad, se refugien en la sombra, utilicen ropas protectoras y se cubran con sombreros. También se recomienda el empleo sistemático de filtros solares. Se ha demostrado que los filtros solares previenen el desarrollo de las lesiones cutáneas precancerosas que aparecen hacia la mitad de la vida y disminuyen el riesgo de cáncer de piel. Debido a que el cáncer de piel se desarrolla lentamente a lo largo de muchos años, es importante que las medidas de protección frente al Sol empiecen a adoptarse desde la infancia. Es muy importante aprender a identificar los signos tempranos del cáncer de piel, así como a realizar una autoexploración periódica de la piel. Debe informarse al médico de cualquier cambio o anomalía que se observe.
6
PRONÓSTICO
La supervivencia a los cinco años (número de pacientes que siguen con vida a los cinco años del diagnóstico de la enfermedad) es del 88% en pacientes con melanoma maligno. Para el melanoma que no se ha extendido a otras partes del organismo, la tasa de supervivencia a los cinco años se eleva hasta el 95 por ciento. Alrededor del 82% de los melanomas se diagnostican en esta fase de evolución. La tasa de supervivencia a los cinco años disminuye hasta el 58% en los melanomas que se han extendido a órganos adyacentes. Si la enfermedad se ha diseminado a zonas distantes del organismo, la tasa de supervivencia desciende hasta un 13 por ciento.

Comentarios

  1. Buenas tardes he leido su articulo y es excelente, hay muchas cosas que no sabia acerca del cancer de piel . Siempre debemos cuidar nuestra piel como oro, muy buen aporte en verdad. No deje de publicar. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MI QUERIDA SEÑORITA TATIANA HERRERA.
      LE AGRADEZCO ENCARECIDAMENTE SU HALAGÜEÑO COMENTARIO SOBRE ALGUNOS TÓPICOS DE SALUD, EN ESPECIAL ÉSTE QUE LE HA SERVIDO DE ORIENTACIÓN Y PREVENCIÓN.
      LA VERDAD, ES QUE HABÍA YA DESISTIDO DE SEGUIR PUBLICANDO Y HABÍA INGRESADO HOY PARA CANCELAR ESTE BLOG, PERO ENCONTRARME CON SU ALENTADORA OPINIÓN, ME IMPELE A SEGUIR HACERLO.
      GRACIAS A USTED MI QUERIDA AMIGA, MUCHAS GRACIAS!!!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

LOS RIESGOS QUE IMPLICAN EL SEXO ORAL

CONDILOMAS (VERRUGAS GENITALES). PERCY ZAPATA MENDO.

DERMATITIS DEL PAÑAL (ESCALDADURA EN EL BEBÉ). PERCY ZAPATA MENDO.