SINDROME DE INTESTINO IRRITABLE. PERCY ZAPATA MENDO.


Síndrome del intestino irritable
El síndrome del intestino irritable (IBS) es un problema crónico (constante) en el intestino grueso. En las personas que tienen IBS, los alimentos se mueven demasiado rápidos o demasiado lentos a través de los intestinos. Esto puede provocar dolor o molestias  y angustia emocional, pero no daña el intestino grueso. El IBS es muy común y se produce más a menudo en las mujeres.
El IBS también se llama síndrome de funcionamiento del intestino, colon irritable, intestino espástico y colon espástico. No es igual que las enfermedades inflamatorias del intestino como la colitis ulcerosa.
Síntomas
·         Distensión abdominal y gases.
·         Mucosidad en las heces.
·         Estreñimiento.
·         Diarrea, en especial, después de comer o a primera hora de la mañana.
·         Alternar entre el estreñimiento y la diarrea.
·         Sensación de que todavía necesita evacuar el intestino inmediatamente después de haberlo hecho.
·         Sensación de intensa necesidad de evacuar el intestino.
·         Dolor abdominal y retortijones que podrían desaparecer después de evacuar el intestino.
Es posible que los síntomas empeoren cuando tenga estrés, como cuando viaja, asiste a eventos sociales o cambia su rutina diaria. Es posible que los síntomas también empeoren si no come suficientes alimentos saludables o después de haber ingerido una gran comida. A algunas personas, determinados alimentos les provocan molestias. Es posible que las mujeres que tienen IBS noten síntomas más frecuentes durante sus periodos menstruales.
Causas y factores de riesgo
Debo remarcar que los alimentos no provocan el IBS. No obstante, es posible que algunos de éstos lo hagan sentir peor. Los alimentos que podrían empeorar los síntomas incluyen los siguientes:
·         Bebidas con cafeína, como café, té o gaseosas.
·         Productos lácteos.
·         Alcohol.
·         Chocolate.
·         Trigo, centeno o cebada.
Llevar un registro por algunas semanas podría ser una buena manera de averiguar si un alimento determinado le provoca molestias. Registre lo que coma y los síntomas que tenga. Si usted nota un patrón o piensa que un alimento determinado lo hace sentir peor, no lo coma. Si los gases son un problema para usted, es recomendable que evite los alimentos que tienden a empeorar los gases. Estos incluyen frijoles, repollo y algunas frutas.
Si la leche y otros productos lácteos le provocan molestias, es posible que tenga intolerancia a la lactosa. La intolerancia a la lactosa implica que el cuerpo no puede digerir la lactosa (el azúcar en la leche). Si este parece ser el caso, es posible que deba limitar la cantidad de leche y productos lácteos en su dieta. Hable con su médico de familia si piensa que tiene problemas para digerir los productos lácteos.
El estrés también es un desencadene de los síntomas en las personas que tienen IBS.
Diagnóstico y pruebas
Es posible que su médico empiece haciéndole preguntas sobre los síntomas. Si los síntomas han tenido un patrón con el tiempo, es posible que dicho patrón le esclarezca a su médico que el IBS es la causa.
Si los síntomas recién han empezado, es posible que otra sea la causa. Es posible que su médico necesite realizar algunas pruebas, como un análisis de sangre o una colonoscopia, para asegurarse de que los síntomas no son provocados por otro motivo.
Tratamiento
Desafortunadamente no existe una cura para el IBS. La mejor manera de manejar los síntomas es seguir una dieta saludable, evitar los alimentos que aparentemente lo hacen sentir peor y encontrar maneras de manejar el estrés.
La fibra puede ser útil como terapia natural debido a que mejora la manera en que funcionan los intestinos. Existen 2 tipos de fibra:
·         La fibra soluble ayuda tanto para la diarrea como para el estreñimiento. Se disuelve en agua y forma un material similar al gel. Muchos alimentos, como las manzanas, los frijoles y los cítricos, contienen fibra soluble.
·         La fibra insoluble ayuda con el estreñimiento moviendo material a través del sistema digestivo y agregando masa a las heces. La fibra insoluble se encuentra en panes integrales, salvado de trigo y muchas verduras.
Por favor, aumente el consumo de fibra en la dieta en forma lenta. Algunas personas se sienten abotagadas y tienen gases si aumentan el consumo de fibra demasiado rápido. Por lo general, los gases y el abotagamiento mejoran a medida que usted se acostumbra a comer más fibra.
Si los síntomas son graves, es posible que su médico le recete medicamentos para ayudarlo a manejar o disminuir los síntomas. Por ejemplo, si el síntoma principal es el dolor, es posible que su médico le recete medicamentos antiespasmódicos como la hiosciamina para reducir los retortijones.
Si la diarrea es un problema frecuente, los medicamentos como la loperamida podrían ayudar.
Es posible que su médico le dé tranquilizantes o sedantes por períodos cortos para tratar la ansiedad que podría estar empeorando los síntomas. Es posible que su médico le recete un antidepresivo si los síntomas son graves y se siente deprimido.
Aunque el IBS probablemente reaparezca a lo largo de la vida, no empeorará. No provoca cáncer ni requiere cirugía, y no acortará la vida.
Es posible que el IBS haya hecho que usted evite realizar determinadas actividades, como salir, o ir al trabajo o a la escuela. Aunque podría llevar algo de tiempo que los esfuerzos rindan sus frutos, es posible que usted encuentre una nueva libertad siguiendo un plan que incluya una dieta saludable, aprendiendo nuevas maneras de manejar el estrés y evitando alimentos que podrían empeorar los síntomas.
Consejos para controlar el IBS
·         Siga una dieta saludable variada y evite los alimentos altos en grasa.
·         Beba abundante cantidad de agua.
·         Intente hacer 6 comidas pequeñas al día en lugar de 3 más grandes.
·         Aprenda nuevas y mejores maneras para manejar el estrés.
·         Evite usar laxantes. Es posible que debiliten los intestinos y provoquen dependencia.

Comentarios

Entradas populares de este blog

CONDILOMAS (VERRUGAS GENITALES). PERCY ZAPATA MENDO.

LOS RIESGOS QUE IMPLICAN EL SEXO ORAL

HEMORROIDES