ALERGIAS. PERCY ZAPATA MENDO.

ALERGIAS
Es una reacción o respuesta inmunitaria exagerada a sustancias que generalmente no son dañinas.
Causas, incidencia y factores de riesgo
Las alergias son relativamente comunes y tanto la genética como los factores ambientales pueden jugar un papel en su desarrollo.
La alergia es causada por un sistema inmunitario altamente sensible que lleva a una respuesta inmunitaria equivocada. El sistema inmunitario normalmente protege al cuerpo de sustancias nocivas como las bacterias y los virus. Este sistema reacciona ante sustancias (alérgenos) que generalmente son inocuas y que en la mayoría de las personas no causan ningún problema.
Pero en una persona con alergias, la respuesta inmunitaria es hipersensible. Cuando el sistema inmunitario reconoce un alérgeno, libera químicos como las histaminas, lo cual provoca pruritohinchazón, producción de moco, espasmos musculares, ronchaserupción cutánea y otros síntomas que varían de una persona a otra.
La parte del cuerpo que entre en contacto con el alérgeno juega un papel en los síntomas que se desarrollan. Por ejemplo, con frecuencia, los alérgenos que se inhalan producen congestión nasal, prurito en garganta y nariz, producción de moco, tos o sibilancias. Un alérgeno de los alimentos puede producir: dolor abdominal, cólicos, diarrea, náuseas, vómito o reacciones graves potencialmente mortales. Frecuentemente, las alergias a las plantas producen erupción cutánea y normalmente las alergias a medicamentos comprometen a todo el cuerpo y pueden llevar a una variedad de síntomas.
Algunas enfermedades, como el eccema y el asma, están ligadas a las alergias.
Los alérgenos comunes comprenden el polen, el moho, la caspa de animales y el polvo. Asimismo, son muy comunes las alergias a alimentos y medicamentos. De igual manera, las reacciones alérgicas pueden ser causadas por picaduras de insectos, joyas, cosméticos y otras sustancias.
Algunas personas tienen reacciones similares a las alergias frente a las temperaturas cálidas o frías, la luz del sol y otros estímulos físicos. Algunas veces, la fricción (el roce o golpes fuertes en la piel) produce síntomas.
Síntomas
Los síntomas de las alergias varían, pero pueden incluir:
  • Problemas respiratorios
  • Aumento del lagrimeo, ardor o prurito en los ojos
  • Conjuntivitis (ojos rojos e hinchados)
  • Tos
  • Diarrea
  • Dolor de cabeza
  • Edema en los ojos
  • Ronchas
  • Prurito en la nariz, boca, garganta, piel o en cualquier otra área
  • Rinorrea
  • Erupción cutánea
  • Cólicos estomacales
  • Vómitos
  • Sibilancias
Signos y exámenes
El médico llevará a cabo un examen físico y hará preguntas como cuándo se presenta la alergia.
Se pueden requerir Pruebas para alergias con el fin de determinar si los síntomas corresponden a una alergia real o son causados por otros problemas. Por ejemplo, consumir comidas contaminadas (intoxicación alimentaria) puede causar síntomas que se asemejan a las alergias a los alimentos. Algunos medicamentos, como la aspirina y la ampicilina, pueden producir reacciones no alérgicas, incluyendo erupciones o brotes.
Las pruebas cutáneas son el método más común de pruebas alérgicas. Una de ellas es la prueba de escarificación que consiste en colocar sobre la piel una pequeña cantidad de las sustancias sospechosas de estar causando la alergia y luego rascar ligeramente el área de tal manera que la sustancia penetre debajo de la piel. Se vigila la piel muy de cerca en búsqueda de signos de una reacción, como hinchazón y enrojecimiento. Estas pruebas cutáneas pueden ser una opción para algunos niños pequeños y bebés.
Un examen de sangre denominado RAST (prueba de radioalergoabsorción) mide los niveles de sustancias específicas relacionadas con las alergias y se puede utilizar si la persona no desea la prueba cutánea o no puede someterse a ella.
Otros exámenes de sangre que pueden ayudar a revelar las alergias comprenden:
En algunos casos, el médico puede pedirle al paciente que evite ciertos elementos para ver si mejora o que utilice elementos sospechosos para observar si se siente peor. Esto se denomina "pruebas de uso o eliminación" y con frecuencia se utilizan para verificar la presencia de alergias a medicamentos o a alimentos.
El médico puede igualmente revisar la reacción de la persona a desencadenantes físicos, aplicando calor, frío u otro estímulo al cuerpo y esperar a que se presente una respuesta alérgica.
Algunas veces, el alergeno sospechoso se disuelve y se gotea en el párpado inferior para verificar una reacción alérgica, pero esto solo debe hacerlo un médico.
Tratamiento
En primer lugar, la mejor forma de reducir los síntomas es tratar de evitar lo que causa las alergias y esto es especialmente importante en el caso de las alergias a medicamentos y alimentos.
El medicamento más apropiado depende del tipo y severidad de los síntomas. Las enfermedades específicas que son causadas por las alergias (como asma, rinitis alérgica y eccema) pueden requerir otros tratamientos. Los medicamentos que se pueden utilizar para tratar las alergias abarcan:
ANTIHISTAMÍNICOS
  • Los antihistamínicos de acción corta generalmente son de venta libre y ayudan a aliviar los síntomas leves o moderados, pero pueden causar somnolencia. Además, el antihistamínico de acción corta difenhidramina (Benadryl) puede afectar la capacidad de aprendizaje en los niños. La loratadina (Claritin) no tiende a causar somnolencia ni afecta la capacidad de aprendizaje en los niños.
  • Los antihistamínicos de acción prolongada, que requieren receta médica, generalmente no interfieren con el aprendizaje. Ejemplos de estos medicamentos comprenden: fexofenadina (Allegra) y cetirizina (Zyrtec). En general, causan menos somnolencia que otros medicamentos, pero la cetirizina puede provocar somnolencia en algunas personas.
AEROSOLES NASALES
  • Los aerosoles nasales con corticosteroides son muy efectivos y seguros para las personas con síntomas que no se alivian únicamente con los antihistamínicos. Estos medicamentos de prescripción incluyen: fluticasona (Flonase), mometasona (Nasonex) y triamcinolona (Nasacort AQ).
  • Un aerosol nasal más nuevo llamado azelastina (Astelin) está aprobado para aquellas personas con alergias estacionales o ambientales. Es un antihistamínico y no un corticosteroide.
  • El cromoglicato disódico es un aerosol nasal (Nasalcrom) utilizado para tratar los síntomas de la rinitis alérgica (hay disponibilidad de gotas oculares de cromoglicato disódico y antihistamínicos en caso de ojos inyectados de sangre y pruriginosos).
  • Los descongestionantes pueden ayudar a aliviar la congestión nasal. Sin embargo, los aerosoles nasales descongestionantes no se deben usar por muchos días, dado que causan el efecto de "rebote" y empeoran la congestión. Los descongestionantes en forma de pastilla no causan este problema.
OTROS MEDICAMENTOS
  • Los inhibidores de leucotrienos son medicamentos que específicamente bloquean las sustancias que desencadenan las alergias. Montelukast (Singulair) es un medicamento de prescripción aprobado para aquellas personas con asma, al igual que alergias a espacios interiores y exteriores.
  • Ocasionalmente, se recomienda el uso de inyecciones para las alergias (inmunoterapia) en caso de que el alergeno no se pueda evitar y los síntomas sean difíciles de controlar. Estas inyecciones impiden que el cuerpo reaccione exageradamente al alergeno. Se administran inyecciones regulares del alergeno con cada dosis ligeramente mayor que la anterior, hasta alcanzar la máxima dosis. Estas inyecciones no funcionan para todos los pacientes y requieren frecuentes visitas al médico.
Las reacciones alérgicas graves (anafilaxia) requieren un medicamento llamado epinefrina, que puede salvar la vida del paciente si se administra inmediatamente.
Expectativas
La mayoría de las alergias se pueden tratar sin dificultad con medicamentos.
Algunos niños pueden superar una alergia con el tiempo, lo cual es particularmente cierto con las alergias a los alimentos. Sin embargo, como regla general, una vez que una sustancia haya provocado una reacción alérgica, sigue afectando a la persona.
Las inyecciones para las alergias son más efectivas cuando se utilizan para tratar a aquellas personas con síntomas de rinitis alérgica y alergias severas a las picaduras de insectos, pero no funcionan bien para las alergias a los alimentos. Estas inyecciones pueden requerir años de tratamiento, pero sólo funcionan en alrededor de dos tercios de los casos. Sin embargo, pueden provocar efectos secundarios incómodos, como ronchas y erupciones cutáneas, al igual que resultados peligrosos, como una anafilaxia.
Complicaciones
  • Anafilaxia (reacción alérgica potencialmente mortal)
  • Problemas respiratorios y molestia durante la reacción alérgica
  • Somnolencia y otros efectos secundarios de los medicamentos
Prevención
Los niños que han sido amamantados tienen menos probabilidades de tener alergias. Además, una madre que evita la leche de vaca, los huevos, las nueces y el maní mientras amamanta puede prevenir condiciones relacionadas con alergias, incluyendo eccema, en algunos niños.
Si existen antecedentes familiares de eccema y alergias, es bueno discutir con el pediatra las implicaciones para la alimentación del bebé. La selección del momento oportuno para la introducción de alimentos sólidos en general, al igual que algunos alimentos específicos, puede ayudar a prevenir algunas alergias.
Igualmente existe alguna evidencia de que los bebés expuestos a ciertos alergenos transmitidos a través del aire (como los ácaros del polvo y la caspa de los gatos) tienen menos probabilidad de desarrollar alergias relacionadas con dichos desencadenantes. Esto se conoce como la "hipótesis de la higiene" y surgió de la observación de que los bebés en las granjas tienden a tener más pocas alergias que los bebés que crecen en ambientes más estériles.
Una vez que las alergias se han desarrollado, el hecho de tratarlas y evitar cuidadosamente las cosas que causan reacciones pueden prevenir las alergias en el futuro.
Referencias
Christodoulopoulos P, Tulic MK, Kontolemos M, Hamid Q. Immunopathology of Allergic Airway Inflammation.In: Middleton's Allergy: Principles and Practice. 6th ed. St. Louis, Mo: Mosby; 2003; 501-511.
Goldman L, Ausiello D. Cecil Textbook of Medicine, 22nd ed. Philadelphia, Pa: WB Saunders; 2004:1590-1591.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LOS RIESGOS QUE IMPLICAN EL SEXO ORAL

CAUSAS DEL FLUJO VAGINAL

DERMATITIS DEL PAÑAL (ESCALDADURA EN EL BEBÉ). PERCY ZAPATA MENDO.