SONAMBULISMO (CAMINAR DORMIDO) Y TERROR DURANTE EL SUEÑO. PERCY ZAPATA MENDO.


SONAMBULISMO (CAMINAR DORMIDO) Y TERROR DURANTE EL SUEÑO

Contrario a las creencias populares, las personas que caminan dormidas no actúan sus sueños ni tampoco caminan durante las fases del sueño.
Caminar dormido, también conocido como sonambulismo, es común en niños en edad escolar. Un estudio demostró que el 15 por ciento de los niños entre 5 y 12 años caminan durante el sueño al menos una vez. Caminar dormido repetidas veces es más común en hombres que en mujeres y está frecuentemente asociado con mojar la cama durante la noche.
Los expertos creen que caminar dormido probablemente ocurre porque la capacidad del cerebro para regular los ciclos del sueño/vigilia está aún inmaduros. La mayoría de los niños superan los síntomas a medida que sus sistemas nerviosos se desarrollan. Cuando una persona comienza a caminar dormida más tarde o sigue haciéndolo de adulto, podría tener causas sicológicas, como estrés severo o, en raros casos, una causa médica como epilepsia.
El terror durante el sueño (también llamado terror nocturno o pavor nocturnus) es un trastorno relacionado que generalmente ocurre en niños jóvenes. Tanto caminar dormido como el terror durante el sueño son trastornos hereditarios.
Síntomas
El síntoma clave de caminar dormido son los movimientos intencionados mientras la persona está parcialmente despierta del sueño profundo. Algunas personas que caminan dormidas se sientan en la cama y mueven sus piernas. Otras realizan tareas más complejas como vestirse o desvestirse, comer u orinar.
Estos episodios usualmente ocurren 1 a 2 horas después de estar dormido y duran de 1 a 30 minutos. La persona que camina dormida tiene los ojos abiertos y una expresión perdida, y es generalmente difícil, sino imposible, despertarla. A la mañana siguiente, la persona no recuerda el episodio.
En los terrores durante el sueño, un niño generalmente se sienta en la cama 1 o 2 horas después de dormirse, muestra miedo o agitación intensos y podría dar alaridos o gritar que hay otras personas en la habitación; además es imposible consolarlos o despertarlos. Una vez que la perturbación desaparece, el niño regresa al sueño profundo. Cuando el niño despierta a la mañana siguiente, este no recuerda el episodio de terror durante el sueño.
El terror durante el sueño es diferente en las pesadillas, que son sueños atemorizantes que a menudo vuelven a la memoria con detalles vívidos a la mañana siguiente.
Diagnóstico
Los antecedentes de una persona generalmente brindan suficiente información al médico para diagnosticar que una persona camina dormida, especialmente un niño. Los casos más difíciles podrían requerir una consulta con un especialista del sueño, además de un estudio de sueño nocturno llamado polisomnografía. Durante este examen, se graban las diversas funciones del cuerpo mientras la persona duerme. En casos raros, podría solicitarse la grabación de las ondas cerebrales (electroencefalograma o EEG) para descartar convulsiones.
Duración
Los niños generalmente dejan de caminar dormidos en la adolescencia. No obstante, del 1 al 6 por ciento de la población sigue teniendo estos episodios pasada la pubertad.
Los terrores durante el sueño son más comunes entre los 1 y 8 años, pero podrían comenzar tan pronto como a los 6 meses, y a veces se manifiestan aún en la edad adulta.
Prevención
Los niños son más propensos a caminar dormidos o experimentar terrores durante el sueño cuando están excesivamente cansados o ansiosos. Ir a la cama temprano y realizar actividades relajantes antes de acostarse podría ayudar a prevenir perturbaciones del sueño.
Evite las lesiones por caminar dormido convirtiendo su habitación y casa en un lugar lo más seguro posible. Tenga en cuenta las siguientes precauciones:
  • no permita que el niño duerma en una litera
  • asegúrese de que no haya objetos afilados o frágiles cerca de la cama
  • coloque portones o escaleras
  • cierre con llave puertas y ventanas
Tratamiento
Por lo general, no se necesita tratamiento. La mayoría de los episodios donde la persona camina dormida o tiene terror durante el sueño desaparecen por sí solos. Un padre o cuidador debería enfocarse en mantener a salvo al niño que camina dormido.
Para ayudar al niño que camina dormido a tener un sueño normal, conduzca delicadamente al niño a su cama. Durante un episodio de terror durante el sueño, asegúrele, repitiéndole frases tranquilizadoras como “Todo está bien, estás en casa y en tu cama”. Usted no necesita despertar al niño y quizá hasta resulte mejor no hacerlo.
En niños que frecuentemente caminan dormidos o tienen terror durante el sueño, una técnica llamada “despertar estimulado” podría ayudar a prevenir futuros episodios. Durante varias noches, grabe el lapso entre el momento que el niño se duerme y el momento cuando comienza a caminar dormido o tiene terror durante el sueño. Luego, durante siete noches seguidas, despierte al niño 15 minutos antes del tiempo sospechado del comienzo del episodio. A la hora de acostarse, dígale al niño que usted tratará de despertarlo rápidamente y que lo mantendrá despierto durante 5 minutos.
Si el estrés sicológico contribuye al trastorno del sueño, recibir asesoramiento podría ser beneficioso. Tanto a los niños como a los adultos podrían serles útiles la hipnosis o la bio-retro-alimentación (biofeedback).
En algunos casos, el médico podría recetarle medicamentos para dormir o ansiolíticos de corta duración como el diazepam (Valium) o el lorazepam (Ativan) para reducir o eliminar estos episodios.
Pronóstico
Aunque las personas que caminan dormidas a veces se lesionan o lesionan a otros, la mayoría de estos episodios y terror durante el sueño son breves e inofensivos. Los episodios tienden a desaparecer antes de la adultez.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LOS RIESGOS QUE IMPLICAN EL SEXO ORAL

CONDILOMAS (VERRUGAS GENITALES). PERCY ZAPATA MENDO.

CAUSAS DEL FLUJO VAGINAL