INCONTINENCIA URINARIA

INCONTINENCIA URINARIA

La incontinencia urinaria es la pérdida del control de la vejiga. Esto significa que no siempre puede controlar la orina. La incontinencia urinaria puede variar desde la pérdida de una pequeña cantidad de orina (como al toser o reírse) hasta tener una necesidad imperiosa muy fuerte de orinar que es difícil de controlar.

Tipos y síntomas de incontinencia urinaria

Existen 5 tipos de incontinencia urinaria. A continuación aparece una breve explicación de cada uno.

·        Incontinencia por esfuerzo
La incontinencia por esfuerzo se produce cuando tiene pérdidas de orina debido a la presión repentina en los músculos de la parte inferior del abdomen, como al toser, reírse, levantar algo o hacer ejercicio. La incontinencia por esfuerzo, por lo general, se produce cuando se debilitan los músculos pélvicos, por ejemplo, después de un parto o una cirugía. La incontinencia por esfuerzo es común en mujeres.

·        Incontinencia de urgencia
Esto se produce cuando la necesidad de orinar llega en forma muy repentina, con frecuencia antes de llegar al baño. Es posible que el cuerpo recién le dé una advertencia de unos pocos segundos a minutos antes de orinar. La incontinencia de urgencia es más común en las personas mayores y puede ser un signo de una infección del tracto urinario o de hiperactividad de la vejiga.

·        Incontinencia por rebosamiento
Este tipo de incontinencia es la salida incontrolable de pequeñas cantidades de orina. Es provocada por una vejiga muy llena. Es posible que sienta que no puede vaciar la vejiga por completo y que haga un esfuerzo al orinar. Esto con frecuencia se produce en hombres y puede ser provocado por algo que obstruye el flujo de orina, como el agrandamiento de la próstata o un tumor. La diabetes o determinados medicamentos también pueden provocar el problema.

·        Incontinencia funcional
Este tipo se produce cuando controla la orina con normalidad pero tiene problemas para llegar al baño a tiempo. Es posible que no llegue al baño debido a artritis o a otras enfermedades que hacen que sea difícil moverse.

·        Incontinencia mixta
Este tipo comprende más de uno de los tipos de incontinencia antes mencionados.

Causas y factores de riesgo

Los cambios debidos a la edad pueden reducir la cantidad de orina que puede retener la vejiga. El envejecimiento puede debilitar el chorro de orina y hacer que sienta más a menudo la necesidad imperiosa de orinar. Esto no significa que vaya a tener incontinencia urinaria solo porque está envejeciendo. Con tratamiento, puede controlarse o curarse.

Puede ser provocada por muchos problemas médicos diferentes, incluidos el debilitamiento de los músculos pélvicos o la diabetes. Vea el recuadro a continuación para obtener una lista de las causas comunes.

·        En el caso de las mujeres, afinamiento y sequedad de la piel de la vagina o de la uretra, en especial después de la menopausia.
·        En el caso de los hombres, agrandamiento de la próstata o cirugía de próstata.
·        Debilitamiento y estiramiento de los músculos pélvicos después del parto.
·        Determinados medicamentos.
·        Acumulación de heces en los intestinos.
·        Sobrepeso y obesidad, que aumentan la presión en la vejiga y los músculos que controlan la vejiga.
·        Infecciones del tracto urinario.
·        Enfermedad vascular.
·        Enfermedades como diabetes, enfermedad de Alzheimer y esclerosis múltiple

Tratamiento

El tratamiento depende de la causa del problema y del tipo de incontinencia que tenga. Si su incontinencia urinaria es provocada por un problema médico, la incontinencia desaparecerá cuando se trate el problema. Los ejercicios de Kegel y el entrenamiento de la vejiga ayudan a algunos tipos de incontinencia a través del fortalecimiento de los músculos pélvicos. Los medicamentos y la cirugía son otras opciones.

¿Qué son los ejercicios de Kegel?
La incontinencia por esfuerzo puede tratarse con ejercicios especiales, que se llaman ejercicios de Kegel. Estos ejercicios ayudan a fortalecer los músculos que controlan la vejiga. Pueden hacerse en cualquier lugar, en cualquier momento. Aunque estén diseñados para las mujeres, los ejercicios de Kegel también pueden ayudar a los hombres. Puede llevar de 3 a 6 meses ver una mejora.

Ejercicios de Kegel
Apriete los músculos. Sostenga la posición mientras cuenta hasta 10. Relájelos mientras cuenta hasta 10.
Repita esto de 10 a 20 veces, 3 veces al día.
Es posible que necesite empezar con tiempos más reducidos y menos repeticiones, quizás apretando y relajando los músculos durante 4 segundos cada vez y haciéndolo 10 veces, 2 veces al día. Avance a partir de esto.

¿Ayudarán los medicamentos o la cirugía?

Los medicamentos ayudan a algunos tipos de incontinencia urinaria. Por ejemplo, la crema de estrógeno para ponerse en la vagina puede ser útil para algunas mujeres que tienen una leve incontinencia por esfuerzo. Hay varios medicamentos de venta con receta disponibles para tratar la incontinencia de urgencia. En el caso de los hombres, hay medicamentos de venta con receta disponibles para reducir el tamaño de la próstata y mejorar el flujo de orina a través de la próstata. Hable con su médico sobre las posibles opciones de medicamentos para su tipo de incontinencia.


La cirugía a veces puede ser útil, en especial para la incontinencia por esfuerzo en mujeres y para la incontinencia por rebosamiento en hombres, que se debe a un agrandamiento de la próstata. Por lo general, se realiza solo si no ha funcionado ningún otro tratamiento o si la incontinencia es grave.

Fuente: Familydoctor

Comentarios

Entradas populares de este blog

LOS RIESGOS QUE IMPLICAN EL SEXO ORAL

CONDILOMAS (VERRUGAS GENITALES). PERCY ZAPATA MENDO.

DERMATITIS DEL PAÑAL (ESCALDADURA EN EL BEBÉ). PERCY ZAPATA MENDO.