LOS DESMAYOS

LOS DESMAYOS

También conocidos como síncope, pueden ser provocados por muchos factores diferentes, y en ocasiones, no se puede determinar una causa específica de los mismos.

Un desmayo puede producirse cuando:

·        Se pone de pie de manera brusca.
·        Si hace mucho calor.
·        Comienza a respirar demasiado rápido (lo que se llama hiperventilación).
·        Está muy molesto (estar molesto puede afectar los nervios que controlan la presión arterial).
·        Está tomando medicamentos para la presión arterial alta.
·        Toser, orinar y estirar los músculos también pueden interferir en el flujo de oxígeno que se dirige al cerebro y pueden hacer que se desmaye. Si alguna vez se desmaya durante una de estas actividades, es probable que no deba preocuparse. Sin embargo, si se desmaya más de una vez, informe a su médico al respecto.

Si se desmaya cuando gira la cabeza hacia el costado, es posible que los huesos del cuello estén comprimiendo uno de los vasos sanguíneos que se dirige al cerebro. Si le sucede esto, asegúrese de informar a su médico al respecto.

Una disminución en su nivel de azúcar en la sangre también puede hacer que se desmaye. Esto puede suceder si tiene diabetes, pero también es posible que suceda si no come durante mucho tiempo.

Algunos medicamentos de venta con receta pueden provocar desmayos. Asegúrese de hablar con su médico si cree que sus desmayos pueden estar relacionados con un medicamento que esté tomando. El consumo de alcohol, cocaína y marihuana también puede provocar desmayos.

Las causas más graves de los desmayos incluyen convulsiones y problemas en el corazón o en los vasos sanguíneos que se dirigen al cerebro.

Las personas que tienen determinadas afecciones médicas tienen más probabilidades de desmayarse. Estas afecciones incluyen:

·        Problemas cardíacos, como latidos cardíacos irregulares u obstrucciones en el corazón o cerca de este que impiden que la sangre vaya al cerebro.
·        Diabetes.
·        Ansiedad o trastornos de pánico.
·        Deshidratación.
·        Nivel bajo de azúcar en la sangre.

Antes de desmayarse, es posible que se sienta aturdido, mareado, como si la habitación estuviera girando, o que tenga indisposición estomacal. También es posible que tenga la visión borrosa o dificultad para escuchar. Si siente que se va a desmayar, acuéstese. Si no puede acostarse, siéntese e inclínese hacia adelante con la cabeza entre las rodillas. Esto ayuda a que la sangre fluya hacia el cerebro. Antes de intentar pararse, espere hasta sentirse mejor. Cuando se pare, hágalo lentamente.

Es probable que no deba ir a su médico si solo se ha desmayado una vez y por lo demás se encuentra bien de salud. Los desmayos son comunes y, por lo general, no son graves. Sin embargo, si tiene problemas de salud graves, en especial, problemas relacionados con el corazón, presión arterial alta o diabetes, es probable que deba consultar a su médico. Consulte a su médico si se desmaya y también tiene alguno de estos síntomas o afecciones:

·        Latidos cardíacos irregulares.
·        Dolor de pecho.
·        Gestación.
·        Falta de aire.
·        Aparición repentina (sin signos de advertencia).
·        Visión borrosa.
·        Confusión.
·        Problemas para hablar.
·        Le lleva más que algunos segundos recuperar el conocimiento.
·        Desmayos cuando gira la cabeza hacia el costado.
·        Desmayos con una frecuencia de más de una vez al mes.


Fuente: familydoctor.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LOS RIESGOS QUE IMPLICAN EL SEXO ORAL

CONDILOMAS (VERRUGAS GENITALES). PERCY ZAPATA MENDO.

DERMATITIS DEL PAÑAL (ESCALDADURA EN EL BEBÉ). PERCY ZAPATA MENDO.