VARICELA Y VACUNA

VARICELA Y VACUNA

El virus de la varicela ataca usualmente a la población entre los meses de agosto a noviembre. La mayoría de los casos se da en niños menores de 15 años de edad, pero también puede observarse en niños más grandes y adultos, y se disemina muy fácilmente de una persona a otra.

La varicela es una de las enfermedades más contagiosas que existen. Las personas que tienen varicela son contagiosas desde 2 días antes de la aparición de la erupción hasta que todas las lesiones se han secado totalmente. Por tanto, es imposible evitar el contagio en la casa. Desafortunadamente, si hay un segundo niño que coge la varicela en la familia suele presentar una versión más intensa de la enfermedad, con fiebre más alta y una erupción más extensa.

La varicela puede llegar a ser muy grave en personas con las defensas bajas, como los enfermos de cáncer o en tratamiento con quimioterapia o esteroides. Si el niño pertenece a uno de estos grupos, consulta urgentemente con tu médico. Si el niño conoce a alguien de estas características que haya podido estar en contacto con él, advierte cuanto antes a la familia.

Un niño con varicela puede regresar a la escuela o jardín cuando todas las lesiones se han secado, lo que suele ocurrir aproximadamente después de 1 semana del comienzo de la erupción. A veces, una o dos vesículas pueden persistir bajo la piel de las palmas de las manos o pies, pero no son contagiosas si el resto de las lesiones ya han formado costra. Un adulto sano o un niño que haya pasado la varicela no puede contagiar a otra persona, aunque sí queda como portador del virus.

Nota importante: debido a que la varicela es muy contagiosa, si tienes que llevar al niño a la consulta durante la enfermedad, ten la amabilidad de indicarlo a la enfermera o al personal de recepción para que le lleven a otra sala de espera y no entre en contacto con otros niños.

Generalmente, una vez que se adquiere varicela, el virus permanece en el cuerpo aún después de haber sanado. Probablemente no tendrá varicela otra vez, pero el virus puede causar herpes zóster en los adultos.

Consejos útiles

·        Es muy importante aliviar el picor, que es el síntoma más molesto para el niño. Los baños de agua tibia con avena o con 1/2 taza de bicarbonato no sólo lo logran, sino que también limpian la piel y ayudan a prevenir una posible infección bacteriana sobreañadida. La loción de Calamina en las lesiones también alivia el picor y es recomendable.

·        Los antihistamínicos por vía oral también reducen el picor y ayudan a conciliar el sueño. El Paracetamol puede usarse si la fiebre es mayor de 38.5°. Los antibióticos no son útiles para curar la Varicela.

·        Trata de evitar que se rasque: pon especial atención en cortarle bien las uñas de las manos para evitar más lesiones por rascado.

·        A la hora de comer, dieta normal: ofrécele al niño una dieta normal, pero recuerda que tal vez no tenga demasiada hambre y no te preocupes si no come lo habitual durante unos días. Estimúlalo a que beba sus refrescos preferidos, sobre todo si tiene fiebre.

·        Puedes bañarle normalmente: no tengas miedo de bañar al niño, incluso si tiene una erupción severa. El baño no extiende la erupción ni la empeora, al contrario, probablemente ayudará a prevenir una infección bacteriana. Pero frótale con cuidado y suavidad, y después, sécalo bien.

¿En quiénes se debe administrar la vacuna contra la varicela?

·        En los niños con las siguientes edades: 12 a 15 meses (ya que antes de esa edad su eficacia es limitada, pues los bebés aún pueden tener anticuerpos maternos para la varicela y, aunque no fuera el caso, parece que la respuesta inmune no es suficiente antes de esa edad) y entre los 4 a 6 años. Debe tenerse en cuenta que cuando se vacuna a un niño, éste puede contagiar de la varicela durante un periodo de seis semanas. Durante ese tiempo se recomienda que no esté en contacto con personas inmunodeprimidas o enfermas, que no hayan tenido la varicela. Si el padre o la madre no la tuvieron en la infancia, se recomienda administrarse la vacuna en el mismo momento que se le administra al hijo, precisamente para no contagiarse.

·        Las personas de 13 años o más (que nunca han tenido varicela ni recibido la vacuna contra la varicela) deben recibir dos dosis con 28 días de diferencia como mínimo.

Vale resaltar que la mayoría de las personas que reciben la vacuna contra la varicela no tendrán varicela. Pero, si una persona que recibió la vacuna tiene varicela, por lo general ésta es muy leve. Tendrá menos ampollas, es menos probable que tenga fiebre, y se recuperará más rápido.

Efectos indeseables de la vacuna contra la varicela

La mayoría de las personas que reciben la vacuna contra la varicela no tiene ningún problema. No obstante, la vacuna, como cualquier medicamento, puede provocar reacciones alérgicas u otros efectos secundarios como los siguientes:

·        Dolor o inflamación en el lugar donde recibió la inyección (alrededor de 1 de cada 5 niños y hasta 1 de cada 3 adolescentes y adultos)

·        Fiebre (1 de cada 10 personas, o menos)

·        Sarpullido leve, hasta un mes después de la vacunación (presente en 1 de cada 20 personas, o menos). Es posible que estas personas infecten a otros miembros del hogar, pero es muy poco frecuente.

·        Convulsiones, provocadas por fiebre (menos de 1 de cada 1,000 personas)

·        Neumonía (muy poco frecuente)

Se han informado otros problemas graves, incluidas reacciones cerebrales graves y recuento sanguíneo bajo, sin embargo, estos problemas suceden con tan poca frecuencia que los expertos no pueden determinar si son provocados por la vacuna en sí o no. Si lo son, se producen con muy poca frecuencia.

¿Quiénes no deben recibir la vacuna contra la varicela o deben esperar?

·        No deben recibir la vacuna contra la varicela las personas que hayan tenido alguna vez una reacción alérgica a la gelatina que pone en riesgo la vida, al antibiótico neomicina o a una dosis anterior de la vacuna contra la varicela.

·        Las personas que tienen una enfermedad moderada o grave en el momento en que está programada la aplicación de la vacuna, por lo general, deben esperar a recuperarse para recibir la vacuna contra la varicela.

·        Las mujeres embarazadas deben esperar para recibir la vacuna contra la varicela hasta después de haber dado a luz. Las mujeres no deben quedar embarazadas por un período de 1 mes después de recibir la vacuna contra la varicela.

·        Algunas personas deben consultar con su médico si deben recibir la vacuna contra la varicela, incluidas las personas que: tengan VIH/SIDA u otra enfermedad que afecte el sistema inmunológico; estén recibiendo tratamiento con fármacos que afecten el sistema inmunológico, como esteroides, durante 2 semanas o más; tengan cualquier tipo de cáncer; estén recibiendo tratamiento contra el cáncer con radiación o fármacos

·        Las personas que recientemente recibieron una transfusión u otros productos de la sangre deben consultar con su médico cuándo pueden recibir la vacuna contra la varicela.

Fuente:
CDC. Vaccines for Your Children

Medlineplus.gov.

Comentarios

Entradas populares de este blog

CAUSAS DEL FLUJO VAGINAL

LOS RIESGOS QUE IMPLICAN EL SEXO ORAL

DERMATITIS DEL PAÑAL (ESCALDADURA EN EL BEBÉ). PERCY ZAPATA MENDO.