GOLPE DE CALOR

GOLPE DE CALOR

Es el incremento de la temperatura del cuerpo debido a una exposición prolongada al sol o por practicar ejercicios en ambientes calurosos o con poca ventilación. En estas circunstancias el cuerpo tiene dificultades para regular su temperatura por los mecanismos habituales como la sudoración, por lo que se produce un aumento de la temperatura corporal.

El golpe de calor puede presentarse en el momento o después de varios días de alta temperatura.

Síntomas

·        Mareo.
·        Confusión, desorientación.
·        Sudoración excesiva al principio, con posterior falta de sudor.
·        Enrojecimiento y sequedad de la piel.
·        Fiebre con temperatura corporal de más de 39,4º (llegando hasta los 40 y 41º).
·        Comportamiento inadecuado, como, por ejemplo, comenzar a quitarse ropa sin importar el sitio donde se encuentre.
·        Aceleración del ritmo cardíaco con latido débil.
·        Dolor de cabeza.
·        Inconsciencia.
·        Ataques con convulsiones.

¿Quiénes son los más vulnerables?

Cualquier persona puede ser víctima de un golpe de calor. Sin embargo, se debe tener especial cuidado con los siguientes grupos ya que tienen mayor riesgo de padecerlo:

·        Bebés y niños, especialmente menores de 1 año (ya que su cuerpo tiene menor capacidad para regular su temperatura)
·        Bebés que padecen de fiebre por otras causas, o diarrea
·        Personas con enfermedades crónicas (afecciones cardíacas, renales o neurológicas)
·        Niños obesos o desnutridos
·        Personas que tienen la piel muy quemada por el sol
·        Jóvenes que abusan de bebidas con alcohol y de drogas
·        Personas mayores


Qué hacer ante un golpe de calor

·        Poner a la persona en un sitio fresco a la sombra, y colocarle los pies en alto. De continuar al sol, la temperatura no descendería e incluso podría subir más.
·        Desvestir a la persona e intentar disminuir la temperatura corporal, colocando tela mojada o hielo en las axilas o ingles.
·        Si es posible, mover a la persona afectada a zonas con aire acondicionado o ventilador.
·        Si la persona tiene una temperatura superior a 40ºC bañarla con agua fría hasta llegar a 38ºC. En ese momento se debe dejar de aplicar frío para evitar posibles hipotermias.
·        Controlar cada 15 minutos la temperatura, para que en el caso que suba someterle a tratamientos más fríos.

Cómo prevenir un golpe de calor

·        Beber muchos líquidos, aunque no se sienta sed. Resulta recomendable tomar al menos 2 litros diarios. Sobre todo, estar atentos con los ancianos y los niños pequeños.
·        Vestir con ropa ligera, clara y de algodón, que permita la transpiración. Las fibras acrílicas dificultan la transpiración y retienen más calor.
·        Aclimatarse gradualmente al calor, dejar que el cuerpo se acostumbre a los cambios de temperatura.
·        Comer comida ligera y fresca, a ser posible alimentos vegetales naturales crudos (ensaladas, frutas y verduras).
·        No permanecer en vehículos estacionados o cerrados.
·        Descansar de vez en cuando si se realiza trabajo o ejercicio físico duro. Si se sienten síntomas de mareo, dejar de trabajar y descansar un rato a la sombra.
·        Si permanecemos en casa, intentar mantener el interior fresco y bien ventilado.

Fuentes:
Webconsultas.
Wikipedia.

Ministerio de Salud de Argentina.

Comentarios

Entradas populares de este blog

CAUSAS DEL FLUJO VAGINAL

LOS RIESGOS QUE IMPLICAN EL SEXO ORAL

DERMATITIS DEL PAÑAL (ESCALDADURA EN EL BEBÉ). PERCY ZAPATA MENDO.