MASTITIS

MASTITIS

La mastitis es una inflamación del pecho, producida por la obstrucción de los conductos de la leche, en los casos de mujeres en periodos de lactancia. O debido a infección por bacterias, en casos de varones o mujeres que no estén dando el pecho.

Tipos de mastitis

- Mastitis puerperal. La infección mamaria se produce a los pocos días del parto, durante el periodo de lactancia. Esta producida por el estancamiento de la leche materna dentro de los conductos mamarios.

- Mastitis no puerperal. Es toda infección mamaria del pecho, se da en mujeres sin estar en periodo de lactancia, en varones y niños. Es mucho menos frecuente que la mastitis puerperal.

Causas de la mastitis

La principal causa de la mastitis es el estancamiento de la leche en los conductos del pecho. Al estancarse la leche, se produce la infección mamaria. Este estancamiento se produce por:

- Un mal agarre del niño al pecho por lo que este no se vacía lo necesario.

- Disminución del número de veces y duración de la lactancia

- Aumento de la producción de leche, que puede ser debido a estar dando lactancia a gemelos.

En la mastitis no puerperal las causas pueden ser:

- Un traumatismo en la zona.

- Un piercing en el pecho.

- Infección de las glándulas secretoras del pecho, esto y más causas pueden dar lugar a la infección mamaria.

La infección por bacterias en la piel del pecho produce la mastitis tanto en mujeres como en varones, debido a bacterias tipo Staphylococcus aureus, o Escherichia colli, que son los más frecuentes. Las heridas o grietas en el pezón son puntos de entrada para las bacterias, provocando una infección del pecho tras lo cual, debido a esta infección, la zona del pecho se inflamará cerrando con ello los conductos de la leche. La ingurgitación mamaria también puede facilitar la mastitis.

El tabaco es un factor de riesgo importante ya que más del 90% de las mastitis se dan en mujeres fumadoras. El abandono del hábito tabáquico nos evita multitud de enfermedades en un futuro.

Síntomas

En la mastitis puerperal, tienden a aparecer los síntomas de un cuadro infeccioso, como fiebre y escalofríos. También suelen aparecer zonas dolorosas en el pecho, en la zona de la areola o en el pezón, y se suele manifestar a modo de calor y enrojecimiento en la zona afectada. En la mastitis no puerperal, suele apreciarse: enrojecimiento, dolor, bultos que se palpan, abscesos.

Tratamiento

Hay que distinguir por qué se produce la mastitis. Si la paciente está con la lactancia o no. Si está con lactancia, se debe continuar con ella iniciándola primero con el pecho afectado para que se logre vaciar y así aliviar el dolor.

Si aplicamos calor antes de dar el pecho, estos conductos se dilatarán y será más fácil que se vacíen, tras la lactancia, debemos aplicar frío para aliviar el dolor. Nunca se debe aplicar frío o calor directamente sobre la piel, se debe interponer un paño entre la fuente de calor o frío y la piel, si no se pueden provocar quemaduras e irritaciones.

También, para aliviar el dolor se puede tomar ibuprofeno, si las medidas físicas no lo solucionan. El tratamiento será con antibióticos, debidamente prescritos por su médico.

Se continuará con la lactancia siempre y cuando el bebé pueda succionar, y su médico así se lo indique. Existen antibióticos con los que se puede continuar la lactancia, pero cambia tanto el sabor de la leche que el bebé puede rechazar las tomas. Si esto sucede, se extraerá la leche manualmente desechándola y el niño tomará biberón durante el tiempo que dure el tratamiento antibiótico. Es importante extraer la leche manualmente, mientras que el niño tome biberón, ya que si no estaremos aumentando el volumen del pecho y el dolor aumentará considerablemente.


Fuente: bekiasalud.com

Comentarios

Entradas populares de este blog

LOS RIESGOS QUE IMPLICAN EL SEXO ORAL

CONDILOMAS (VERRUGAS GENITALES). PERCY ZAPATA MENDO.

DERMATITIS DEL PAÑAL (ESCALDADURA EN EL BEBÉ). PERCY ZAPATA MENDO.