MARIA TIFOIDEA

MARIA TIFOIDEA

María Tifoidea era el apodo con el que se conocía a Mary Mallon, la primera persona conocida que, a pesar de estar sana, era portadora de la fiebre tifoidea.

Nació el año 1869 en Irlanda, emigró a los EE.UU. En el año 1884, teniendo quince años de edad, empezó a desempeñarse en cocinera, profesión regularmente remunerada para la época. Sin embargo, un halo de mala suerte comenzó a rodear a Mary que la obligó a cambiar de casa con más regularidad de la deseada.

Arribó a Manhattan el año 1901, y los dueños de la casa en la que empezó a trabajar comenzaron a tener fuertes diarreas. La empleada que laboraba como lavandera y que trabajaba también allí, murió a consecuencia de las evacuaciones intestinales frecuentes.

Se trasladó a la casa de un abogado, y siete de los ocho miembros de la familia comenzaron a sufrir los mismos síntomas que en su anterior trabajo. Se les diagnosticó fiebre tifoidea.

Decidida a dar un giro a su vida, marcha en el año 1906 a Long Island, donde es contratada, y de nuevo con fatales consecuencias: en dos semanas, seis de los siete dueños de la casa son ingresados muy graves en el hospital aquejados igualmente de tifoidea.

Mary pasó a trabajar por otros tres domicilios y, en los tres, los resultados fueron los mismos: tifoidea, tifoidea y más tifoidea, y aunque se negó en numerosas ocasiones a proporcionar muestras analizables, las autoridades consiguieron demostrar que era portadora. Esto es posible porque hay personas que, a pesar de haber estado en contacto con la bacteria que provoca la enfermedad, ellas no la sufren, pero sí son capaces de transmitirla a otras, principalmente a través de la manipulación de alimentos, como era el caso de Mary.

Nuestra protagonista fue condenada a una cuarentena de tres años de cárcel, tras los cuales fue puesta en libertad a cambio de dejar de ejercer su profesión, pero, terca y obstinada, no hizo otra cosa mejor que cambiar su nombre a Mary Brown – “María Marrón”, ¿sería una broma de mal gusto? - y siguió desempeñando su conocida habilidad de cocinera.

Nuevos empleos, nuevos domicilios y, por tanto, más enfermos, en total 25 infectados más y otros dos muertos a sus espaldas.

Mary fue detenida por última vez, ya que fue condenada a cuarentena de por vida. Aun así, logró trabajar en el hospital donde estaba recluida como asistente y como ayudante de laboratorio. Falleció el 11 de noviembre de 1938 a los 69 años de edad.

Un ejemplo más de claro empecinamiento a costa de lo que sea.


Fuente: aquiestuveayer

Comentarios

Entradas populares de este blog

HEMORROIDES

¿ES POSIBLE CONTAGIARSE DE HERPES GENITAL SIN TENER SEXO?

CAUSAS DEL FLUJO VAGINAL