RETINOPATÍA DIABÉTICA

RETINOPATÍA DIABÉTICA

Es una lesión de la retina del ojo y es una complicación tardía en diabéticos mal controlados.
Los niveles elevados de azúcar de forma crónica en la sangre hacen que las paredes de los vasos sanguíneos se debiliten y tengan mayor tendencia a lesionarse, incluyendo los de la retina. Como consecuencia de los altos niveles de azúcar se comienza a engrosar la pared de los vasos, esto lleva a que los vasos dejen de actuar correctamente y se comience a filtrar sangre al espacio extravascular. Por otro lado, al estar debilitadas las paredes de los vasos se comienzan a romper y al producirse su reparación, muchos se obstruyen y se cierran, esto lleva a infartos (falta de irrigación sanguínea) de pequeñas zonas de la retina.

El grado de retinopatía está directamente relacionado con el grado de control de los niveles de azúcar en la sangre y la presión arterial del paciente ya que si además de diabetes tiene presión alta aumenta considerablemente el riesgo.

Tipos

Existen dos tipos de retinopatía diabética:

1.      Retinopatía Diabética no Proliferativa: es la etapa más temprana de la retinopatía. Cuando existe esta condición, los pequeños vasos sanguíneos deteriorados permiten un escape de sangre dentro de ojo. Las zonas de la retina afectadas pueden inflamarse y dañar el campo visual. En un comienzo la alteración suele ser mínima, pero con el paso del tiempo y el progreso de la enfermedad la vista va empeorando.

2.      Retinopatía Diabética Proliferativa: Sucede principalmente cuando muchos de los vasos sanguíneos de la retina se tapan, impidiendo un flujo suficiente de sangre. La retina responde creando nuevos vasos sanguíneos, estos nuevos vasos crecen de forma anormal y no proporcionan un flujo sanguíneo adecuado. A menudo estos vasos anormales llevan a la producción de hemorragias o cicatrices. Las cicatrices extensas pueden provocar desprendimiento de retina.

Lo más importante es que la retinopatía diabética se puede prevenir y la mejor manera de hacerlo es:

·        Controlar la diabetes de forma regular.
·        Mantener la presión arterial normal.
·        Realizar un control oftalmológico una vez por año.


Fuente: Doctor Vid.

Comentarios

Entradas populares de este blog

HEMORROIDES

CAUSAS DEL FLUJO VAGINAL

¿ES POSIBLE CONTAGIARSE DE HERPES GENITAL SIN TENER SEXO?