LEGALIZACIÓN DE LA MARIHUANA: ¿UNA MEDIDA “INTELIGENTE Y VALIENTE”?. PERCY ZAPATA MENDO.

LEGALIZACIÓN DE LA MARIHUANA: ¿UNA MEDIDA “INTELIGENTE Y VALIENTE”?

Numerosos periodistas y artistas de nuestro país, Perú, han celebrado con singular algarabía la legalización del consumo de la marihuana en Uruguay. Es más, han asegurado – sin mencionar cifras – que al ser una sustancia controlada por el Estado, su consumo disminuirá debido a que la población tendrá acceso a ella en centros regulados, evitando a los cárteles de la droga. Además, arguyen que al permitir el consumo regularizado, el Estado está respetando uno de los derechos fundamentales de la persona, y la cual es ser el dueño de sus actos.
1.- LA EXPERIENCIA HOLANDESA
Para Johannes Franciscus Hoogervorst, Ex - Ministro de Salud, Asistencia Social y Deportes de Holanda – el Primer País que legalizó su consumo -, la despenalización total de las drogas es una “ilusión”, y reconoció que la política de permisividad en el consumo de marihuana no ha sido tan buena para su país.
Dijo que si bien no se ha incrementado la prevalencia de su uso entre la población, a pesar de estar permitida, sí tienen altas tasas en drogas duras como cocaína y éxtasis, debido posiblemente a que la marihuana sea la puerta de entrada.
Vale resaltar en lo referente a que no se ha incrementado su prevalencia, es porque después de legalizada en la década de los 70 el consumo de marihuana, las cifras se dispararon y mantuvieron una meseta estable, del cual no se ha disminuido.
El funcionario holandés afirmó por la experiencia en su país, consideró que la legalización de las drogas ilícitas no es la solución, toda vez que, por ejemplo, ya hay suficientes problemas entre los jóvenes con una de las sustancias legales como es el alcohol, lo cual es un tema de gran preocupación para muchas naciones.
En este sentido, agregó, "no sentimos la necesidad de exponer a la juventud a más seducciones peligrosas".
En Holanda el consumo de marihuana es legal. De hecho, puede comprarse y consumirse con total libertad en los populares coffeeshops. No obstante, todavía no existen reglamentos que le otorguen la posibilidad a estos establecimientos de comprar el cannabis legalmente. Esto es así porque en el país en cuestión sí está prohibido sembrar plantas de marihuana.
Hay que tener en cuenta que este es un país que se distingue por su carácter liberal. De hecho, es considerado como uno de los primeros países de la historia en donde se desarrolló el liberalismo. Allí se tiene una enorme valoración por la libertad individual de las personas, por lo que existe mucho recelo cuando el Estado intenta limitar a la gente en determinadas acciones.
En Holanda ni el gobierno ni la sociedad en general es capaz de determinar cómo debe vivir un individuo, por lo que si su accionar sólo lo perjudica a él, no tiene por qué ser ilegal bajo ningún punto de vista. Es por esta razón que la marihuana se volvió a legalizar en este país (después de ser prohibida junto a otras drogas por la presión de Estados Unidos).
Por último, no podemos dejar de mencionar que hay ciertos límites a la hora de adquirir la marihuana en los establecimientos especializados.
Un dato interesante es que si bien es posible consumir marihuana en lugares públicos, la situación no es la misma con el tabaco. Fumar un cigarrillo tradicional puede costarle a los dueños de las diversas tiendas, bares y cafeterías una multa que va de los 300 a los 2.400 Euros. Curioso ¿no?
Antes de consumir esta droga, es necesario formularse las siguientes interrogantes: ¿Qué sé de la marihuana?, ¿qué sé de mi cuerpo?, ¿qué sé de los efectos de la marihuana en mi cuerpo?
En 1976, cuando Holanda aprobó la “Ley del opio” o política Gedogen, se habló de la despenalización con los mismos argumentos, señalándose que sin aumentar el consumo, la venta tolerada de marihuana evitaba que el comprador acabara en el mercado negro. Más de 30 años después, los informes de los últimos años y que han sido la base para el cambio de legislación en ese país, demuestran que esos dos argumentos son errados.
En primera, los holandeses no se hicieron una pregunta: ¿Sabemos cuántos tipos de marihuana hay? En Holanda cada “coffee shop” crea su propia especie, mezclando y creando híbridos.
En 1976 se planteó que la despenalización controlaría el narcotráfico. Pero lo que se ha probado es que los coffee shop se descontrolaron, y que para crear estas variedades han recurrido a las mafias. Porque lo que se despenalizó fue la venta y consumo, no su producción, por lo que el circuito de la mafia sólo cambio de la venta directa al consumidor a la venta a los coffee shops. O sea, no se redujo el narcotráfico.
¿Por qué en Holanda se consume menos droga que en otros países? Porque no existe el consumo “libre”. Sólo se permite su venta en pequeñas cantidades en los coffee shops. Para cultivar se necesita un permiso oficial, los coffee shops sólo pueden tener en existencia menos de 500 gramos, y el consumo en calles y otros lugares que no sean los coffee shop está fuertemente penado. Las penas impuestas para el tráfico, cultivo, fabricación, transporte y venta de drogas blandas (y duras) son de hasta 4 años de cárcel (12 años con las llamadas duras) o 74.000 euros de multa. La posesión de más de 30 gramos de marihuana puede acarrear dos años de prisión, o 18.500 euros de sanción. Hasta 30 gramos, un mes de reclusión o 13.700 euros. O sea, un marihuanero no puede cultivar su propia marihuana (no que no lo haga, sino que no puede hacerlo), y (desde el 1 de mayo del 2012) tiene que ser socio de uno de estos coffee shop, hasta máximo de dos mil socios, quienes deberán probar que residen de manera permanente en Holanda. Lo que no se penaliza es portar un máximo de cinco gramos, pero lo demás sigue siendo ilegal. ¿Qué esto es violación de los derechos humanos y atentos contra la libertad individual? No. La Corte Europea de Derechos Humanos, y la Corte Europea de Justicia, adonde han recurrido los dueños de coffee shop para impedir el cambio de legislación, han determinado que no hay violación de ningún derecho humano. No se impide a quien quiera consumir marihuana que lo haga… pero lo tiene que hacer cómo determine el Estado holandés.
Pero si la marihuana es una droga blanda, ¿Por qué Holanda está cambiando de actitud? Porque la experiencia holandesa es lapidaria: la marihuana es una droga. Punto. No es una droga “blanda”, es simplemente una droga, y como tal tiene efectos en el cuerpo. ¿Qué efectos? Esquizofrenia. Los estudios del Trimbos Instituut, el instituto holandés de salud mental y de toxicomanía han mostrado un incremento de esquizofrénicos holandeses gracias a la marihuana. La Universidad de Cardiff demostró que los fumadores habituales tienen un 30% más de posibilidades de desarrollar la enfermedad, independientemente del uso de otras drogas psicoactivas y sin que medie ningún rasgo de la personalidad que pudiese predisponer al sujeto hacia la esquizofrenia. El riesgo de padecer esquizofrenia fue mayor entre quienes admitieron haber probado la droga en más de 50 ocasiones a lo largo de su vida. Y eso cuando la concentración de tetrahidrocannabinol (THC) es de menos del 15%. La nederwiet (la variedad holandesa) supera el 15%. Y hay muchos otros informes que ratifican esta triste consecuencia.
¿Queremos hablar de despenalización? No lo hagamos como hasta ahora, porque la experiencia holandesa nos rebate los argumentos. Hablemos de regular, pero si lo hacemos planteemos claramente las cosas.
2.- LA MARIHUANA Y LA CIENCIA
2.1.- Efectos en el organismo
El principio activo de la marihuana es el tetrahidrocannabinol (THC); la concentración de dicha sustancia depende directamente de la parte de la planta, siendo más frecuente en flores y hojas, menor en tallos y casi inexistente en raíces y semillas. Las primeras son las más empleadas por sus consumidores, previamente secadas y picadas finamente para elaborar cigarrillos que a la postre serán fumados.
Se sabe que el TCH disminuye la actividad cerebral a la vez que estimula los llamados "circuitos de recompensa" o sistemas neuronales que provocan sensaciones de placer. Produce un estado de ensoñación en el cual las ideas parecen inconexas e incontrolables, desencadena pérdida parcial de la sensación de tiempo y las percepciones espaciales pueden distorsionarse y exaltarse, a la vez que las imágenes son más brillantes y los colores más acentuados; también puede aumentar el apetito.
Asimismo, muchos de sus consumidores describen estados de relajamiento, tranquilidad, disminución de la ansiedad, desinhibición y ligero aumento de la libido; también se estima que la sensación de exaltación, excitación y gozo interior tantas veces expuesto parece relacionarse con el ambiente en el cual se toma la droga y el humor del individuo.
Diversos informes médicos han reportado que el uso de THC influye negativamente en el organismo de distintas maneras; por ejemplo:
Ø Ocasiona cambios hormonales que pueden interferir con los patrones normales de desarrollo y crecimiento sexual.
Ø Retarda los reflejos, por lo que afecta el desempeño físico.
Ø Si se usa durante el embarazo puede causar menor talla y peso en recién nacidos, además de problemas de aprendizaje a futuro.
Ø Personas con problemas emocionales o enfermedades mentales tienen riesgo de empeorar sus síntomas.
2.2.- Evidencia científica
Entre los estudios en que se basa la prohibición de la marihuana se encuentran los dirigidos en el decenio 1980-90 por el investigador Jack Fletcher, de la Universidad de Miami, Estados Unidos, a través de los cuales se estableció que las personas consumidoras de marihuana padecen deterioro de su capacidad de memorización y comprensión. En la misma línea, el doctor Richard Schwartz, de la Universidad de Gergetown, asentada en el mismo país, realizó un trabajo con iguales resultados, luego de observar que los adictos que acababan de ingresar a programas de rehabilitación tenían dificultad para recordar reglas recién aprendidas, así como conversaciones e intercambio de saludos ocurridos minutos atrás.
Asimismo, investigaciones realizadas desde 1975 han supuesto que el THC desencadena trastornos mentales de larga duración. El resultado más representativo al respecto se obtuvo en Suecia (1989) gracias al doctor Ulf Rydberg, toxicólogo del Instituto Karolinska, quien observó durante 15 años a elementos del ejército de ese país y concluyó que el riesgo de engendrar esquizofrenia fue seis veces mayor en los consumidores rutinarios de marihuana que en quienes no la usaban.
Finalmente, otra notable serie de estudios que ha reforzado la prohibición de la marihuana son los que demuestran que afecta al sistema inmunológico, el cual protege al organismo de enfermedades. Uno de ellos fue efectuado por el doctor Guy Cabral, del Colegio Médico del Commonwealth en Estados Unidos, y del cual se desprende que el consumo prolongado de esta planta inhibe la formación de linfocitos (células de defensa), a la vez que ocasiona que las células macrófagas (que eliminan microorganismos devorándolos) incorporan a ciertos virus invasores en sí mismas, ayudándoles a reproducirse. Por si fuera poco, el doctor Leslie Robinson, de la Universidad de Minnesota, dirigió un grupo de trabajo cuyas investigaciones permitieron especular sobre la existencia de una relación directa entre la leucemia en recién nacidos y el consumo de este vegetal por parte de la madre durante el embarazo.
3.- PARA FINALIZAR:
3.1.- ¿Es una medida “inteligente”?
La inteligencia es la capacidad de relacionar conocimientos previos para resolver una determinada situación. Etimológicamente proviene del latín “inteligere”, compuesta de “intus” (entre) y “legere” (escoger). Por lo que podemos deducir que ser inteligente, es saber elegir la mejor opción entre las que se nos brinda para resolver un problema.
Viendo esta definición, se califica a la medida adoptada por el presidente Uruguayo como “inteligente”, lo cual discrepo, puesto que ante la evidencia de los países en los que se legalizó su consumo, el gobernante sureño hubiera optado por abstenerse en su legalización, hasta consultar mayores evidencias provenientes de los países pilotos.
3.2.- El haberla legalizado… ¿Hace de su decisión, una medida “valiente”?
El valor es la disposición a actuar voluntariamente en una situación que conlleva algún tipo de riesgo o peligro y que nos asusta, para conseguir o preservar algo que consideramos valioso para nosotros o para los demás, siendo conscientes de que es posible que no consigamos eso que deseamos.
Así pues, la valentía implica ser consciente del riesgo, ya sea físico, psicológico o moral. Sin esa sensación de peligro, riesgo o vulnerabilidad, no hay valor en un acto. El valor implica el dominio del miedo, y no el hecho de no tener miedo.
Hay que distinguir el valor de la temeridad. El valor suele relacionarse con hacer lo correcto o hacer algo que merece la pena. La mayoría de las personas no consideran necesariamente valiente al temerario o al que asume un riesgo sin sentido. Por ejemplo, la mayoría de la gente se resiste a considerar valiente a un ladrón, incluso aunque el robo implique afrontar un gran riesgo. El verdadero valor es una cualidad que poseen unos pocos, mientras que son muchos los descarados, impulsivos o temerarios, que actúan sin ser del todo conscientes del riesgo o con la ingenuidad del que piensa "a mí jamás me pasará nada malo".
La verdadera valentía implica reconocer los riesgos, sopesarlos y actuar con inteligencia y con prudencia, sabiendo lo que se hace y el peligro que conlleva, y no de manera inconsciente o impulsiva, ni para demostrar algo a los demás.
Según Tomás de Aquino, el mayor acto de valor era la capacidad para soportar el sufrimiento durante un largo periodo de tiempo y seguir adelante a pesar de todo.
En este caso, no pongo en tela de juicio el que Presidente Uruguayo sea o no valiente, me referiré sólo a su decisión de legalizar el consumo de esa droga, y según las definiciones plasmadas anteriormente, ha sido un acto temerario, atrevido, más no valiente, pues no se ha sopesado preservar la salud de sus gobernados.
3.3.- ¿Qué nos importa, si no es en nuestro país?

Importa y mucho, pues se sienta precedentes…y da la casualidad, que quienes más propugnan por que el gobierno siga este ejemplo, son aquellos que salvo excepciones, fueron o son consumidores esporádicos o consuetudinarios, de esta droga polémica.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LOS RIESGOS QUE IMPLICAN EL SEXO ORAL

CONDILOMAS (VERRUGAS GENITALES). PERCY ZAPATA MENDO.

DERMATITIS DEL PAÑAL (ESCALDADURA EN EL BEBÉ). PERCY ZAPATA MENDO.