ARTE Y ENFERMEDADES. PERCY ZAPATA MENDO.

ARTE Y ENFERMEDADES
           
Extraigo del libro La Medicina y el Arte una nueva serie de dolencias que  han sido tratadas por los grandes artistas y que constituyen floridos testimonios para la Historia de la Medicina.
El Tétanos
El tétanos (o tétano) es una enfermedad comúnmente mortal, provocada por una potente neurotoxina: la exotoxina tetanospasmina, progducida por una bacteria del género Clostridium tetani. La bacteria prolifera en condiciones anaeróbicas, es decir, en ausencia de oxígeno, y segrega sustancias tóxicas (toxinas) que penetran en las fibras nerviosas motoras periféricas hasta llegar al sistema nervioso central, donde provocan la típica parálisis y espasmos o contracciones musculares. El pintor inglés Sir Charles Bell nos dejó esta impresionante obra datada en 1809.
Betsabé en el baño
Esta pintura de Rembrandt, Betsabé en el baño, nos muestra claramente un tumor en el pecho. De hecho, se sabe que la segunda mujer del pintor, que fue la modelo de este cuadro, falleció tras una larga agonía que, según los investigadores, podría coincidir con un cáncer de mama.
La locura, esto es, perder la razón en un viaje sin boleto de regreso por el laberinto de la mente, aunque esté lejos de la metáfora,  está bastante cerca del horror.
La locura, más que un desorden fisiológico, es un problema de orden social, con implicaciones éticas y morales cuyo tratamiento (a fines del siglo XVIII fue considerada como enfermedad) hoy sigue basado en la represión y el aislamiento del alienado mental. No obstante, la locura seduce y, desde los griegos, fue observada con curiosidad filosófica por Platón y Aristóteles. En la Edad Media, a los desequilibrados se los catalogaba como poseídos y eran sentenciados a morir en la hoguera, que era una forma de profilaxis patentada por la Iglesia.
La nave de los locos
Hyeronymus Bosch, conocido como El Bosco, vivió en ese tiempo y plasmó, en sus pinturas, todo ese mundo alejado de la normalidad, lleno de supersticiones y crueldad. Su obra pictórica está atiborrada de plantas extrañas, monstruos y adminículos de una rareza espeluznante. Es decir, en sus obras, El Bosco lleva al espectador a un mundo tanto real como irreal, y crítica con su arte la moral disoluta de la clerecía, el vicio en la vida monástica y la locura humana que cede a los vicios. Su cuadro, La nave de los locos, es una sátira contra esa locura colectiva. La barca donde se come, se bebe y se canta, va a la deriva. El mástil es un árbol y, entre sus hojas, espía el diablo. En esta obra, el autor desenmascara la herejía: los hombres perdidos en el mar de sus obsesiones y deseos, olvidan la lucidez del espíritu. En la imagen, se advierten personajes desquiciados. Los protagonistas son la monja tocando el laúd y el fraile franciscano cantando, mientras intentan hincar el diente en un pedazo de comida que cuelga de un hilo. Los borrachos se esfuerzan por conseguir vino y alimentos, mientras el bufón, sentado en una rama podrida, condensa el sentido de la escena
La extracción de la Piedra de la Locura
En otra de sus obras, La extracción de la piedra de la locura (Museo del Prado, Madrid), El Bosco representa una especie de operación quirúrgica que se realizaba durante la Edad Media y que, según los testimonios escritos sobre ella, consistía en la extirpación de una piedra que causaba la necedad del hombre. Se creía que los locos tenían una piedra en la cabeza. En la obra, aparece un falso doctor, con un embudo en la cabeza (símbolo de la locura), que extrae la piedra de la cabeza de un individuo mayor y obeso que mira hacia nosotros, aunque, en realidad, lo que está extrayendo es una flor, un tulipán. Su bolsa de dinero es atravesada por un puñal, símbolo de la estafa. Es usado como expresión crítica contra los que creen estar en posesión del saber pero que, al final, son más ignorantes que aquellos a los que pretende sanar de su “locura”. Un fraile borracho, que sostiene un cántaro de vino, y una monja están presentes, también, en la escena. La religiosa lleva un libro cerrado en la cabeza, quizás, como una especie de alegoría de la superstición y la ignorancia de las que se acusaba fuertemente al clero; o bien, podrían hacer referencia al anticlericalismo de El Bosco, influido por las corrientes religiosas pre reformistas en Flandes, en esa época. La leyenda que aparece escrita en el cuadro dice: “Meester snyt die Keye ras, myne name is lubbert das”, que significa “Maestro, extráigame la piedra, mi nombre es Lubber Das”. Lubber Das era un personaje satírico de la literatura holandesa, que representaba la estupidez.
El manicomio
La siguiente y tenebrosa obra alusiva a la locura es Locos en el manicomio, y pertenece a Goya
La hemofilia es una enfermedad genética que se manifiesta por un defecto en la coagulación sanguínea. Está ligada al cromosoma X, y se caracteriza por la aparición de hemorragias internas y externas, debido a la escasez de globulina anti hemofílica, una proteína coagulante.  Existen tres variedades de esta enfermedad según que la enfermedad afecte a los factores VIII, IX, XI.

El Zarévich Alexis
Parece imposible referirse a la historia de la hemofilia sin mencionar a la reina Victoria de Inglaterra. Su nieta Alejandra contrajo matrimonio con Nicolás II, Zar de Rusia, con quien tuvieron cinco hijos, cuatro mujeres y, el más pequeño, un varón, heredero al trono desde su nacimiento, el zarévich Alexis Románov. Dos de las mujeres probablemente hayan sido portadoras de genes mutantes del factor IX, pero el zarévich fue el niño con hemofilia más famoso de la historia y, por supuesto, su breve vida fue, por demás, trágica. La desesperación y la angustia de la familia imperial hicieron que el matrimonio peregrinara por innumerables médicos y tratamientos, hasta que conocieron a Gregorio Rasputín, cuya influencia, en la vida pública y privada de los soberanos, fue de tal condicionamiento que contribuyó a la caída definitiva del reinado de Nicolás II y, con él, no solo de la dinastía Románov y del sistema imperial vigente, sino también a que cambiara la historia del mundo. Después de haber permanecido, durante mucho tiempo, encarcelados, en el sótano de una casa, el Zar y su familia y cuatro sirvientes fueron fusilados. Si bien se especuló, que algunas de las hijas o el mismo Alexis pudieran haber sobrevivido, ningún miembro de la familia sobrevivió a la ejecución, en la madrugada del 17 de julio de 1918.    

Comentarios

Entradas populares de este blog

CONDILOMAS (VERRUGAS GENITALES). PERCY ZAPATA MENDO.

LOS RIESGOS QUE IMPLICAN EL SEXO ORAL

DERMATITIS DEL PAÑAL (ESCALDADURA EN EL BEBÉ). PERCY ZAPATA MENDO.