MI HIJO TIENE FIEBRE…

MI HIJO TIENE FIEBRE…


La fiebre es una reacción normal del cuerpo, ordinariamente inducida por una infección causada por virus o bacterias. Debe entenderse como una respuesta del cuerpo para combatir la infección y activar las defensas del organismo.

No es la fiebre la que causa el daño, sino la enfermedad por la que se tiene fiebre. La fiebre no "da" meningitis sino al contrario: es la meningitis la que provoca fiebre.

Su detección

Al mismo tiempo de la sensación de temperatura elevada al tocar al niño, hay algunos signos que pueden ayudarnos a detectar la fiebre, como son el enrojecimiento de las mejillas, cierto brillo en los ojos, una inactividad inusual, sensación de frío y escalofríos, taquicardia y aumento de la frecuencia de la respiración e incluso el exagerado descenso de los testículos dentro del escroto, en los varones. Pero sólo en la mitad de los casos en que sospeche que su hijo tiene fiebre, realmente la tendrá. Lo primero que debe hacer es comprobarlo con un termómetro, da igual de qué tipo sea, lo único importante es saber cómo manejarlo.

Tratamiento

Lo primero es permitir que el cuerpo pierda el calor sobrante desabrigando al niño. No dude en dejarlo vestido sólo con una camiseta.

El baño con agua templada también es eficaz para bajar la temperatura corporal. No es necesario enfriarla porque, además de resultar desagradable para su hijo, podría ponerse a temblar, recuperando de nuevo el calor perdido. Lo ideal es que el niño permanezca tranquilo unos minutos y, como es lógico, vigilado por una persona mayor. No son recomendables las compresas con alcohol.

Si la temperatura es elevada o el niño está incómodo, puede entonces administrarle algún medicamento para bajarla (antitérmicos). Los más empleados son el paracetamol y el ibuprofeno (no me pidan que les sugiera nombres comerciales por favor, ni por el inbox, porque después de pasado el episodio, especulan que hago publicidad a un producto o que voy “a medias” con alguna farmacia, como si al comprar el producto les dijeran a los dependientes de la farmacia que han conversado conmigo por el chat), preferiblemente en gotas o jarabe si el niño es pequeño y siguiendo la dosificación y las normas que se aconsejan en el inserto del producto. Los medicamentos antitérmicos sólo bajan la temperatura corporal cuando ésta se encuentra elevada y como promedio la disminuyen alrededor de un grado, al cabo de una hora de su administración. No es conveniente usar rutinariamente dos antitérmicos de forma simultánea o alternativa. Si el niño está contento, juega y no parece afectado, serán innecesarios los medicamentos antitérmicos aunque tenga fiebre, ya que tratándola no le curamos nada, pues sólo intentamos conseguir que se encuentre menos molesto.

Es recomendable ofrecerle líquidos con frecuencia, para recuperar las pérdidas por el exceso de temperatura y prevenir así la deshidratación

¿Cuándo es necesaria la consulta a un médico?

Teniendo de antemano muy en cuenta que estas recomendaciones son una generalización y por lo tanto no pueden sustituir a la valoración individual de cada caso, le aconsejamos que consulte a su pediatra si:

·        La fiebre dura más de 48 horas.
·        La temperatura alcanza los 40ºC.
·        El niño está muy irritable o adormilado.
·        El niño tiene mal aspecto general o dificultad para respirar.
·        Si le aparece una erupción en la piel.

·        Si el niño tiene menos de 3 meses de edad, en cualquier caso, deber ser valorado por un profesional sanitario a la mayor brevedad.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LOS RIESGOS QUE IMPLICAN EL SEXO ORAL

CONDILOMAS (VERRUGAS GENITALES). PERCY ZAPATA MENDO.

DERMATITIS DEL PAÑAL (ESCALDADURA EN EL BEBÉ). PERCY ZAPATA MENDO.