PSORIASIS

PSORIASIS

La psoriasis (se pronuncia "soriasis") es una enfermedad inflamatoria crónica (de por vida) de la piel de origen autoinmune, que produce lesiones escamosas engrosadas e inflamadas, con una amplia variabilidad clínica y evolutiva.

Es una enfermedad difícil y frustrante de tener, y de tratar. Para algunos, es una irritación menor de la piel. Pero, para otros, la psoriasis puede ser dolorosa y potencialmente incapacitante. La gravedad de la psoriasis toma en cuenta el impacto físico y emocional que la enfermedad tiene en una persona. Puede afectar los sentimientos, comportamientos y experiencias de las personas.

Considerando que del 10 al 30% de la gente con psoriasis desarrolla artritis psoriásica, y los mecanismos que se creen causantes de la enfermedad son similares a los de la psoriasis, la psoriasis y la artritis psoriásica se consideran una sola enfermedad con diferencias que se observan  en las partes del cuerpo a las que afectan.

1.- Causas

Nadie sabe exactamente qué causa la psoriasis. No obstante, se sabe que el sistema inmunológico y la genética juegan papeles de gran importancia en su desarrollo. Sabemos que la psoriasis con frecuencia es característica de algunas familias. La mayoría de los investigadores están de acuerdo en que el sistema inmunológico de alguna manera sobre reacciona, lo que acelera el ciclo de crecimiento de las células de la piel. Una célula de la piel normal madura y cae de la superficie del cuerpo en un período de 28 a 30 días. Pero una célula de piel psoriásica tarda sólo de tres a cuatro días en madurar y moverse a la superficie. En lugar de caer (exfoliarse), las células se acumulan, formando lesiones psoriásicas.

De acuerdo con los Institutos Nacionales de Salud, la psoriasis con frecuencia aparece por primera vez entre las edades de 15 y 25 años, pero también se puede desarrollar a cualquiera edad. La psoriasis ocurre casi igualmente entre hombres y mujeres, y a través de todos los grupos socioeconómicos. También está presente en todos los grupos raciales, pero en índices variados.

2.- ¿Es la psoriasis contagiosa?

La psoriasis no es contagiosa. No es algo que se pueda "pegar" o que usted pueda transmitir a otros. Las lesiones de la psoriasis no son infecciosas.

3.- Diagnóstico

No existen pruebas de sangre especiales o herramientas de diagnóstico para diagnosticar la psoriasis. Un dermatólogo (médico que se especializa en enfermedades de la piel) u otro médico habitualmente examina la piel afectada y determina si se trata de psoriasis. En ocasiones, se examina una muestra de piel bajo el microscopio.

4.- Tratamiento

Tratamientos tópicos

Los tratamiento tópicos—los medicamentos que se aplican a la piel—generalmente son la primera línea de defensa en el tratamiento de la psoriasis localizada. Los tópicos reducen o normalizan la reproducción celular excesiva y reducen la inflamación (el enrojecimiento). Los tratamientos tópicos para la psoriasis están disponibles con y sin receta médica.

Tratamientos tópicos sin receta médica (OTC o "over the counter")

Ácido salicílico

También conocido como "ácido sal," el ácido salicílico ayuda a eliminar las escamas, su uso se recomienda con frecuencia en combinación con tratamientos tópicos con receta médica, como los esteroides tópicos, la antralina o el alquitrán para mejorar su efectividad. Los productos de ácido salicílico están disponibles en potencias variables con o sin receta médica.

Alquitrán

El alquitrán de carbón y el alquitrán de pino están disponibles en formas tópicas, como en champú y solución de baño. El alquitrán disminuye el rápido crecimiento de las células de la piel y también ayuda a reducir la inflamación, el escozor y el descamado. También puede usarse en combinación con otros tópicos y con fototerapia (luz ultravioleta).

Otros tratamientos tópicos (OTC)

Muchos productos tópicos sin receta que alivian el prurito, calman y reparan la piel dañada se encuentran hoy en el mercado. La humectación de las lesiones de psoriasis mediante lociones corporales, cremas, enjuagues de baño o pomadas puede reducir significativamente la incomodidad del prurito, el descamado y la sequedad.

Tratamientos tópicos con receta médica

Antralin

El antralin puede ser muy eficaz en el tratamiento de la psoriasis en placas. No es tan efectivo ni tan completo como el uso de los esteroides tópicos superpotentes.

Dovonex

Dovonex es una forma de vitamina D3 sintética que reduce la velocidad de crecimiento de las células de la piel, aplana las lesiones de la psoriasis y elimina las escamas.

Taclonex

Este ungüento con receta médica contiene  calcipotriene (el ingrediente activo de Dovonex) y el potente esteroide dipropionato de betametasona. Los dos ingredientes funcionan conjuntamente para reducir el crecimiento de las células de la piel, y reducir la inflamación y el prurito.

Tazorac

El Tazorac es un derivado de la vitamina A y también se le conoce como retinoide tópico. Está disponible en gel o crema y puede usarse en el rostro, cuero cabelludo y uñas.

Vectical

Vectical es una forma activa natural de la vitamina D3. Ha demostrado en estudios para ayudar a controlar la producción excesiva de la célula de la piel.

Esteroides tópicos

Los corticoesteroides, llamados sencillamente "esteroides" por médicos y pacientes, se usan rutinariamente para tratar la psoriasis. Los medicamentos tópicos de esteroides pueden ser muy efectivos en el control de la enfermedad localizada (con menos del 5% de la superficie del cuerpo involucrada). Los cortico esteroides varían en potencia desde los suaves hasta los superpotentes, es importante considerar  la ubicación de la psoriasis antes de elegir el tratamiento con esteroides tópicos.

Otros tratamientos tópicos con receta médica

Los tratamientos de otras enfermedades de la piel pueden ser útiles para quienes sufren psoriasis, aunque no hayan sido desarrollados concretamente para el tratamiento de esta afección. Protopic (tacrolimus) y Elidel (pimecrolimus) representan dos. Estos dos tratamientos antiinflamatorios no esteroidales han recibido aprobación para tratar el eczema, pero también se ha determinado que son útiles para el tratamiento de la psoriasis en zonas sensibles, como el rostro, los genitales y los pliegues de la piel.

Fototerapia

La fototerapia consiste en la exposición de la piel a longitudes de onda de rayos de luz ultravioleta bajo supervisión médica. Los tratamientos habitualmente ocurren en la consulta de un médico o en una clínica de psoriasis. No obstante, es posible seguir un régimen de tratamiento en el hogar con una unidad recetada por su médico. La clave del éxito con la fototerapia es la regularidad. La luz ultravioleta tipo A (UVA) y la luz ultravioleta tipo B (UVB) se encuentran en la luz natural del sol. Ambos tipos se emplean para tratar la psoriasis.

Laser Excimer (UVB)

El rayo láser excimer es un haz de luz ultravioleta pequeño (de menos de 1 pulgada de diámetro) intensamente concentrado que puede aplicarse  a las lesiones individuales. Se pueden necesitar varias sesiones para conseguir la limpieza de un área. Este tratamiento se recomienda para quienes tienen lesiones localizadas en áreas específicas del cuerpo.

PUVA

PUVA es la sigla del medicamento sensibilizador a la luz psoralen combinado con la exposición a la luz de rayos UVA. Los rayos UVA son relativamente poco efectivos a menos que se usen con un medicamento sensibilizador a la luz como psoralen. Psoralen puede aplicarse por vía tópica o tomarse oralmente.

UVB

Hay dos tipos de tratamiento de UVB, banda ancha y banda estrecha. Las unidades de UVB de banda estrecha emiten un rango más específico de longitudes de onda UV. Varios estudios indican que la UVB de banda estrecha limpia la psoriasis más rápidamente y produce remisiones más prolongadas que la UVB de banda ancha. La UVB de banda estrecha puede ser efectiva con menos tratamientos por semana que la UVB de banda ancha, y se considera una alternativa más segura y sencilla que PUVA.

Tratamientos sistémicos

Los tratamientos sistémicos afectan a todo el cuerpo y se pueden tomar en forma oral o en inyección. Los tratamientos sistémicos tratan al cuerpo desde el interior, a diferencia de los tratamientos tópicos o la fototerapia, que tratan al cuerpo desde el exterior. Los tratamientos sistémicos se reservan habitualmente para pacientes con síntomas muy severos, para los que no responden a los medicamentos tópicos convencionales o la fototerapia, y a las personas que no pueden usarlos.

Las investigaciones han demostrado que determinados tratamientos sistémicos pueden reducir la gravedad de los síntomas y evitar daños adicionales en las articulaciones.

Corticoesteroides

Los medicamentos esteroidales tomados de modo sistémico no se recomiendan para el tratamiento a largo plazo de la artritis psoriásica. Las dosis altas pueden precipitar síntomas de psoriasis muy extendidos en algunas personas. Las inyecciones selectivas de dosis bajas de esteroides dirigidas a las articulaciones inflamadas y alrededor de los tendones pueden aliviar la hinchazón y mejorar la amplitud de movimientos.

Medicamentos antirreumáticos modificadores de la enfermedad (DMARD)

Los DMARD tratan la inflamación y al mismo tiempo interfieren con los procesos que causan la enfermedad.

Antimaláricos

La terapia antimalárica se usa comúnmente en el tratamiento de la artritis reumatoide (otra forma inflamatoria de artritis). No se usan con tanta frecuencia en el tratamiento de la artritis psoriásica porque ciertos medicamentos antimaláricos pueden desencadenar en algunas personas síntomas de psoriasis.

Ciclosporina

La ciclosporina suprime elementos del sistema  inmunológico, lo que su vez hace más lentos los procesos de la psoriasis y la artritis psoriásica.

Metotrexate

El metotrexate, generalmente vendido como medicamento genérico, inhibe una enzima implicada en el ciclo rápido de crecimiento de las células. En las personas que sufren de psoriasis, el medicamento hace más lento el proceso de crecimiento de las células de la piel. También se usa para reducir la inflamación de la artritis psoriásica.

Sulfasalazina

Medicamento de moderación del sistema  inmunológico, la sulfasalazina puede usarse en el tratamiento de la artritis psoriásica pero no es efectiva para la psoriasis.

Medicamentos antiinflamatorios no esteroidales (NSAID)

Los NSAID pueden ayudar a aliviar el dolor, la hinchazón y la rigidez de las articulaciones. Los NSAID están disponibles en formulaciones de diferentes potencias, con o sin receta médica. Como ejemplos de NSAID sin receta tenemos la aspirina, el ibuprofeno  y el naproxeno de sodio. Si usted siente la necesidad de tomar dosis frecuentes de NSAID sin receta médica para controlar su artritis, es posible que usted deba cambiar a medicamentos con receta médica.

Retinoides orales

El soriatane (acitretina) es un retinoide oral, y es una forma sintética de la vitamina A. Los retinoides ayudan a controlar la multiplicación de las células de la piel, incluyendo la rapidez de crecimiento y la exfoliación de la superficie de la piel. Soriatane es el único retinoide oral aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE.UU. (FDA) específicamente para tratar la psoriasis.

Tratamientos Biológicos

La mayoría de las medicinas se crean combinando sustancias químicas. En contraste, los medicamentos biológicos están hechos de células vivientes. Las vacunas y la insulina se consideran biológicas porque derivan de fuentes vivientes.

Los medicamentos biológicos están diseñados para tratar la psoriasis y la artritis psoriásica atacando las células hiperactivas del sistema inmunológico del cuerpo. Algunos medicamentos biológicos atacan a un tipo de célula del sistema  inmunológico llamada célula T, mientras que otros atacan a los mensajeros químicos liberados por las células T activadas, conocidos como factor de necrosis tumoral-alfa (TNF-alfa).

Referencia rápida de los tratamientos

Tratamientos biológicos actualmente aprobados para la psoriasis

Enbrel
Remicade

Tratamientos biológicos actualmente aprobados para la artritis psoriásica

Enbrel
Humira
Simponi
Remicade
Enbrel (etanercept). Aprobado por la FDA para el tratamiento de la psoriasis y la artritis psoriásica. Los pacientes se auto administran una inyección debajo de la piel una o dos veces por semana. Enbrel se une a un mensajero molecular que promueve la inflamación, TNF alfa, y reduce su capacidad de estimular a las células del sistema inmunológico.

Humira (adalimumab). Aprobada por la FDA para el tratamiento de la psoriasis y la artritis psoriásica. Los pacientes se auto administran una inyección debajo de la piel por una semana alternando con una semana sin tratamiento. Humira también se une al TNF alfa y bloquea sus acciones.

Remicade (infliximab). Aprobado por la FDA para el tratamiento de la psoriasis y la artritis psoriásica. Se administra por infusión intravenosa (IV) en un consultorio médico. Remicade se une al TNF-alfa y bloquea sus acciones.

Simponi (golimumab). Aprobado por la FDA para el tratamiento do le artritis psoriásica.  Los pacientes se auto administran una inyección debajo de la piel una vez por mes.

Stelara (ustekinumab). Aprobado por la FDA para el tratamiento de la psoriasis y la artritis psoriásica; se administra mediante una inyección en la consulta del médico. Stelara bloquea sus acciones de IL-12 y IL-23.


Fuente: psoriasis.org

Comentarios

Entradas populares de este blog

LOS RIESGOS QUE IMPLICAN EL SEXO ORAL

CONDILOMAS (VERRUGAS GENITALES). PERCY ZAPATA MENDO.

DERMATITIS DEL PAÑAL (ESCALDADURA EN EL BEBÉ). PERCY ZAPATA MENDO.