PROSTATITIS

PROSTATITIS

Es un trastorno benigno, no canceroso, inflamatorio de la glándula prostática. La prostatitis aguda se desarrolla en forma repentina y presenta síntomas intensos y severos. La prostatitis crónica puede ser recurrente y presentarse durante largos períodos de tiempo. La prostatitis es el problema más común de la próstata que se presenta en hombres de menos de 50 años de edad.

Cuando es causada por una infección con bacterias, se denomina prostatitis bacteriana.
Se divide en dos tipos:

·        La prostatitis bacteriana aguda es una infección que comienza rápidamente.
·        La prostatitis bacteriana crónica es una infección que tiene una duración de 3 meses o más.

1.   Causas

Se desarrolla a partir del ingreso de una bacteria a los conductos prostáticos desde el recto y/o como resultado del retroceso de la orina infectada.

La prostatitis no es una enfermedad contagiosa y no se considera una enfermedad de transmisión sexual. Sin embargo, puede estar ocasionada por diversas enfermedades de transmisión sexual.

Aunque todos los hombres pueden desarrollar prostatitis en cualquier edad, hay situaciones predisponentes entre las que encontramos:

·        infección reciente en la vejiga, el tracto urinario o en cualquier otra parte del cuerpo (Ej. uretritis, epididimitis)
·        lesión o traumatismo del perineo (zona entre el escroto y el ano)
·        anomalía en el tracto urinario
·        próstata agrandada (hiperplasia prostática benigna)
·        relaciones sexuales anales
·        imposibilidad de retraer el pene (fimosis)
·        procedimiento reciente que implique la inserción de un catéter urinario o cistoscopio o biopsia de próstata.

2.   Síntomas

Los más comunes son:

·        Sangre en la orina
·        Mayor frecuencia y/o urgencia urinaria
·        Ardor al orinar
·        Dolor al orinar
·        Volumen de orina reducido
·        Dolor en el recto
·        Fiebre y escalofríos (más frecuentes en infecciones agudas)
·        Dolor en la región lumbar y/o pelvis
·        Secreción de flujo a través de la uretra
·        Dolor con la eyaculación o sangre en el semen
·        Disfunción sexual y/o pérdida de la libido (deseo sexual)
·        Sensación pulsante en el recto y/o la zona genital

Además del examen físico y la historia médica completa, los procedimientos para diagnosticar la prostatitis pueden incluir los siguientes:

·        Cultivo de orina, para detectar la presencia de glóbulos blancos y bacterias.
·        Tacto rectal, procedimiento en el cual el médico introduce en el recto un dedo enguantado para examinar el recto y la glándula prostática.
·        Cultivo de semen.
·        Masaje prostático, procedimiento mediante el cual se recolecta líquido prostático para ser examinado.
·        Cistoscopia, para examinar la vejiga y el tracto urinario e investigar anomalías estructurales u obstrucciones, como los tumores o cálculos.

3.   Tratamiento

Para prostatitis aguda, se toman antibióticos durante 1 a 2 semanas.

Para prostatitis crónica, se toman antibióticos durante al menos 4 a 6 semanas. Debido a que la infección puede volver, es posible que tenga que tomar un medicamento durante incluso más tiempo, para eliminar la infección, según cada caso en particular.

Si la glándula prostática esta inflamada y dificulta vaciar la vejiga, puede ser necesario la utilización de una sonda vesical.

4.   Para tener en cuenta:

·        Orine con frecuencia y por completo.
·        Tome baños calientes para aliviar el dolor.
·        Evite sustancias que irriten la vejiga, como alcohol, alimentos y bebidas con cafeína, jugos cítricos y los alimentos muy condimentados.
·        Beba abundante cantidad de líquidos (2 a 3 litros por día) para orinar con frecuencia y ayudar a eliminar las bacterias de la vejiga.


Fuente: Doctor Vid.

Comentarios

Entradas populares de este blog

HEMORROIDES

¿ES POSIBLE CONTAGIARSE DE HERPES GENITAL SIN TENER SEXO?

CAUSAS DEL FLUJO VAGINAL