HERPES EN LOS GENITALES

HERPES EN LOS GENITALES  

El herpes genital es una infección viral de transmisión sexual que afecta la piel o las membranas mucosas de los genitales.

Los síntomas pueden incluir llagas dolorosas en el área genital, comezón, dolor al orinar, flujo vaginal y bultos sensibles al tacto en la ingle. Durante el primer brote (que se llama herpes primario), algunas personas experimentan síntomas parecidos a los de la gripe, como dolores por todo el cuerpo, fiebre y dolor de cabeza. La mayoría de las personas que tienen la infección por herpes tendrán brotes de llagas y síntomas cada tanto. Algunas mujeres solo tienen herpes en el cuello uterino. En este caso, los brotes podrían causar pocos síntomas o ninguno.

Una vez que usted contrae la infección por el virus, atraviesa distintas etapas de infección. En las siguientes secciones, se explican todas las etapas.

Etapa primaria

Esta etapa, por lo general, comienza 2 a 8 días después de que usted contrae la infección, pero puede tardar mucho más tiempo en comenzar. Por lo general, la infección provoca la aparición de grupos de ampollas pequeñas y dolorosas. El líquido dentro de las ampollas podría ser cristalino o turbio. El área debajo de las ampollas puede estar roja. Las ampollas se abren con tanta facilidad que rápidamente se convierten en llagas abiertas. Es posible que usted jamás advierta la presencia de las ampollas.

Además de tener ampollas o llagas sensibles al tacto en el área genital, podría sentir dolor al orinar. Es posible que levante fiebre, se sienta adolorido y que tenga otros síntomas parecidos a los de la gripe.

Mientras que la mayoría de las personas tienen una etapa primaria de infección que es dolorosa, algunas no tienen ningún síntoma e, incluso, podrían ignorar que tienen la infección.

Etapa latente

Durante esta etapa, no hay ampollas, llagas ni otros síntomas. En este punto, el virus está viajando de la piel a los nervios cerca de la columna vertebral.

Etapa de diseminación

En la etapa de diseminación, el virus comienza a multiplicarse en las terminaciones nerviosas. Si las terminaciones nerviosas afectadas se encuentran en áreas del cuerpo que producen líquidos corporales o que están en contacto con estos, el virus puede introducirse en esos líquidos corporales (como la saliva, el semen o los fluidos vaginales). En esta etapa, no hay síntomas, pero durante este tiempo, el virus puede propagarse.

Causas del herpes en los genitales

El herpes es causado por dos virus:

Virus del herpes simple tipo 1 (VHS-1)
Virus del herpes simple tipo 2 (VHS-2)

El virus del herpes simple tipo 2 (VHS-2) causa la mayoría de los casos de herpes genital y se puede transmitir a través de secreciones orales o genitales. El virus del herpes simple tipo 1 (VHS-1) casi siempre causa infecciones por herpes de la boca y los labios (comúnmente llamadas herpes labial o boqueras o herpes febril) y se puede transmitir de la boca a los genitales durante el sexo oral. El virus del herpes simple (VHS) se disemina de una persona a otra durante el contacto sexual. Usted se puede infectar con herpes cuando su piel, vagina, pene o boca entran en contacto con alguien que ya tiene herpes. El herpes muy probablemente se transmite por contacto con la piel de una persona infectada que tenga úlceras, ampollas o una erupción (un brote activo) visibles, pero también se puede contraer de la piel de una persona infectada cuando no tiene ninguna úlcera visible presente (y la persona puede incluso no saber que está infectada) o de la boca (saliva) o los flujos vaginales de una persona infectada. Debido a que el virus puede propagarse incluso cuando no hay ningún síntoma o úlceras presentes, un compañero sexual que haya estado infectado con herpes en el pasado, pero que no tenga ninguna úlcera de herpes activa, todavía puede transmitirles la infección a otros. Las infecciones genitales por el VHS-2 son más comunes en las mujeres (aproximadamente 1 de cada 4 mujeres está infectada) que en los hombres (casi 1 de cada 8 hombres está infectado).

Pruebas y exámenes del herpes en los genitales

Se pueden hacer exámenes en las úlceras o ampollas cutáneas para diagnosticar el herpes. Estos exámenes casi siempre se realizan cuando alguien tiene un primer brote o cuando una mujer en embarazo presenta síntomas de herpes genital.

El cultivo del líquido de una ampolla o úlcera abierta puede ser positivo para el virus del herpes simple. El virus del herpes simple puede multiplicarse en 2 a 3 días en el cultivo. Éste es más útil durante el primer brote.

Un examen llamado PCR realizado en el líquido de una ampolla muestra pequeñas cantidades de ADN y es el examen más preciso para decir si el virus del herpes está presente en la ampolla.

Los análisis de sangre analizan niveles de anticuerpos contra el virus del herpes. Estos exámenes pueden identificar si alguien alguna vez ha estado infectado con este virus, incluso entre brotes. Éste puede ser positivo incluso si nunca han tenido un brote.

El tratamiento del herpes en los genitales

El herpes genital no se puede curar; sin embargo, la medicación antiviral puede aliviar el dolor y la molestia durante un brote al sanar las úlceras más rápidamente. Estos fármacos parecen ayudar durante los primeros ataques más que en los brotes posteriores. Los medicamentos usados para tratar el herpes abarcan Aciclovir, famciclovir y valaciclovir. En caso de brotes repetitivos, empiece el medicamento tan pronto como el hormigueo, el ardor o la picazón comiencen o tan pronto como note las ampollas. Las personas que tienen muchos brotes pueden tomar estos medicamentos diariamente durante un período de tiempo. Esto puede ayudar a prevenir brotes o a acortar su duración. También puede reducir la probabilidad de transmitirle el herpes a alguien más. Las mujeres embarazadas se pueden tratar para el herpes durante el último mes del embarazo para reducir la probabilidad de tener un brote en el momento del parto. Si hay un brote alrededor del momento del parto, se recomendará una cesárea para reducir la probabilidad de infectar al bebé. Entre los posibles efectos secundarios de estos medicamentos están:

Fatiga
Dolor de cabeza
Náuseas y vómitos
Erupción cutánea
Convulsiones
Temblor

Cuidados personales para las úlceras por herpes:

No use medias, ropa interior o pantalones de nailon ni otro material sintético. En lugar de esto, use prendas de algodón sueltas.
Se recomienda la limpieza suave con agua y jabón.
Tomar baños tibios pueden aliviar el dolor (después, mantenga las ampollas secas).
Si una de las úlceras resulta infectada por bacterias, pregúntele al médico si necesita un antibiótico.

Expectativas (pronóstico)

Una vez que la persona resulta infectada, el virus permanece en su cuerpo por el resto de su vida. Algunas personas nunca sufren otro episodio, mientras que otras tienen brotes frecuentes. En la mayoría de los brotes, no hay ningún desencadenante obvio. Sin embargo, muchas personas descubren que los ataques de herpes genital ocurren con las siguientes condiciones:

Fatiga.
Enfermedad general (desde enfermedades leves hasta afecciones serias como operaciones, ataques cardíacos y neumonía).
Inmunodeficiencia debida a SIDA o medicamentos tales como quimioterapia o esteroides.
Menstruación.
Estrés físico o emocional.
Traumatismo en la zona afectada, incluso actividad sexual.
En las personas con un sistema inmunitario normal, el herpes genital permanece como una infección localizada e incómoda, pero rara vez es potencialmente mortal.

Posibles complicaciones

Las mujeres embarazadas que tienen una infección por herpes activa en sus órganos genitales o en la vía del parto cuando dan a luz pueden transmitirle la infección a su bebé recién nacido.
El riesgo de pasarle la infección al bebé es más alto si la mamá primero resulta infectada con herpes durante el embarazo. Los bebés de mujeres que resultan infectadas durante el embarazo están en riesgo de nacimiento prematuro. El bebé puede presentar infección en el cerebro (meningitis, encefalitis), infección cutánea crónica, retrasos graves en el desarrollo o muerte.

El riesgo de una infección grave en el bebé es más bajo en los brotes recurrentes, con el mayor riesgo en mujeres que experimentan un brote en el momento del parto.

Las mujeres con un antecedente de herpes pero que sólo tienen brotes ocasionales o ningún brote rara vez les transmiten la infección a sus bebés.

Algunas personas pueden desarrollar infecciones herpéticas graves que comprometen el cerebro, los ojos, el esófago, el hígado, la médula espinal o los pulmones. Estas complicaciones se desarrollan con frecuencia en personas que tienen un sistema inmunitario debilitado, SIDA, están recibiendo quimioterapia o radioterapia, o que toman dosis elevadas de cortisona. Alguien con una infección por herpes activa que tenga contacto sexual con alguien que sea VIH positivo es más propenso a contraer la infección por VIH.

Prevención del herpes en los genitales

La mejor forma es tener una relación prolongada y mutuamente monógama con alguien a quien lo hayan examinado y no esté y nunca haya estado infectado con herpes. Los condones siguen siendo la mejor forma de protegerse contra el contagio con la infección por herpes genital durante la actividad sexual con alguien que esté infectado. El uso correcto y continuado del condón ayudará a evitar la propagación de la enfermedad.

Sólo los condones de látex funcionarán para prevenir la infección.

Se ha probado y demostrado que el condón femenino reduce igualmente el riesgo de transmisión del herpes.

Se debe usar un condón de látex durante TODO contacto sexual, incluso si la persona infectada no tiene ninguna úlcera o ampollas en ese momento.

Además, las personas con herpes genital que no tienen síntomas en el momento deben informarle a su pareja que tienen la enfermedad. Se han desarrollado vacunas contra el herpes, pero aún son experimentales.


Fuente: Clínica DAM Madrid Servicios Médicos. Venereología (ETS). Herpes en los genitales.

Comentarios

Entradas populares de este blog

CONDILOMAS (VERRUGAS GENITALES). PERCY ZAPATA MENDO.

LOS RIESGOS QUE IMPLICAN EL SEXO ORAL

DERMATITIS DEL PAÑAL (ESCALDADURA EN EL BEBÉ). PERCY ZAPATA MENDO.