CANCER DE PROSTATA. PERCY ZAPATA MENDO.

Cáncer de próstata


Es el cáncer que empieza en la glándula prostática. La próstata es una pequeña estructura del tamaño de una nuez que forma parte del aparato reproductor masculino y rodea la uretra, el conducto que transporta la orina fuera del cuerpo.


Causas


La causa del cáncer de próstata se desconoce. Algunos estudios han mostrado una relación entre una alta ingesta de grasa en la dieta y el incremento en los niveles de testosterona.


No existe una relación conocida con un agrandamiento de la próstata o hiperplasia prostática benigna (HPB).


El cáncer de próstata es la tercera causa más común de muerte por cáncer en hombres de todas las edades y la causa más común de las muertes por cáncer en hombres mayores de 75 años de edad. Este tipo de cáncer rara vez se encuentra en hombres menores de 40 años de edad.


Las personas que están en riesgo abarcan:


• Hombres de raza negra


• Hombres mayores de 60 años


• Granjeros


• Trabajadores en plantas de llantas


• Pintores


• Hombres que han estado expuestos al cadmio


El menor número de casos ocurre en los japoneses y en aquéllos que no comen carne (vegetarianos).


Síntomas


Gracias a la prueba del antígeno prostático específico (PSA, por sus siglas en inglés), la mayoría de los cánceres de próstata ahora se detectan antes de que ocasionen síntomas. Aunque la mayoría de los síntomas abajo citados pueden ocurrir con el cáncer de próstata, tienen más probabilidad de estar asociados con afecciones no cancerosas.


• Dificultad para comenzar a orinar (retraso o comienzo lento del chorro urinario)


• Goteo posmiccional, en especial, inmediatamente después de orinar


• Retención urinaria


• Dolor al orinar


• Dolor al eyacular


• Lumbago


• Dolor con la defecación


Otros síntomas que pueden ocurrir con esta enfermedad:


• Micción excesiva en la noche


• Escape de orina (incontinencia)


• Dolor o sensibilidad en los huesos


• Sangre en la orina (hematuria)


• Dolor abdominal


• Bajo conteo de glóbulos rojos (anemia)


• Pérdida de peso involuntaria


• Letargo


Pruebas y exámenes


Un tacto rectal generalmente revela la superficie dura e irregular de una próstata agrandada.


Se pueden llevar a cabo muchos exámenes para diagnosticar el cáncer de próstata.


• El examen del antígeno prostático específico (puede estar elevado, aunque el agrandamiento no canceroso de la próstata también puede incrementar los niveles de PSA).


• PSA libre (puede ayudar a diferenciar entre la HPB y el cáncer de próstata).


• AMACR (un examen más nuevo que es más sensible que el examen del PSA para determinar el cáncer de próstata)


• Análisis de orina (puede revelar sangre en la orina).


• Examen del líquido prostático o de la orina (puede revelar células atípicas).


La biopsia de la próstata es el único examen que puede confirmar el diagnóstico.


Se pueden hacer los siguientes exámenes para determinar si el cáncer se ha diseminado:


• Tomografía computarizada


• Gammagrafía ósea


• Radiografía del tórax


Los médicos usan un sistema llamado estadificación para describir qué tan lejos ha llegado el cáncer. El tamaño del tumor y qué tanto se haya propagado el cáncer por fuera de la próstata determinan la fase. Identificar la fase correcta puede ayudar al médico a recomendar el mejor tratamiento.


Hay varias maneras diferentes de clasificar los tumores, incluyendo:


• Sistema de estadificación (por tumor, ganglios, metástasis) TNM (más común)


• Sistema de estadificación A-B-C-D, también conocido como el sistema de Whitmore-Jewett


El grado de un tumor describe qué tan agresivo podría ser un cáncer. Cuanto más difieran las células tumorales del tejido normal, probablemente más rápido se multiplicarán dichas células. El sistema de clasificación para el cáncer de próstata se denomina grado o puntaje de Gleason. Los puntajes más altos generalmente son cánceres de crecimiento más rápido.


Tratamiento


El tratamiento apropiado para el cáncer de la próstata no está claro y las opciones varían dependiendo de la fase del tumor. En las primeras fases, hable con el médico acerca de las diversas opciones, como cirugía, radioterapia o, en pacientes de edad avanzada, vigilancia del cáncer sin tratamiento activo.


El cáncer de próstata que se ha diseminado se puede tratar con fármacos para reducir los niveles de testosterona, cirugía para extirpar los testículos o quimioterapia.


La cirugía, la radioterapia y la hormonoterapia pueden interferir con la libido o el desempeño sexual, ya sea de manera temporal o permanente, razón por la cual estas preocupaciones se deben discutir con el médico.


CIRUGÍA:


La cirugía generalmente se recomienda sólo después de una completa valoración y discusión de todas las opciones de tratamiento. Un hombre que se decida por esta cirugía debe estar consciente tanto de los beneficios como de los riesgos del procedimiento.


• La extirpación de la glándula prostática se recomienda generalmente para el tratamiento de cánceres prostáticos en fase A y B. Este es un procedimiento prolongado y es posible que haya complicaciones. Hay muchas opciones diferentes de cirugía. (Ver: prostatectomía radical y cirugía robótica).


• La orquiectomía altera la producción hormonal y se puede recomendar en caso de cáncer que se haya propagado a otras áreas del cuerpo. Puede presentarse algo de hematomas e hinchazón inmediatamente después de la cirugía, pero esto desaparecerá gradualmente. La pérdida de la producción de testosterona puede llevar a problemas con la función sexual, osteoporosis (adelgazamiento de los huesos) y pérdida de la masa muscular.


RADIOTERAPIA:


Se utiliza principalmente para tratar los cánceres de la próstata clasificados como fase A, B y C. El tema de si la radiación es tan buena como la extirpación de la próstata es debatible y la decisión acerca de cuál escoger puede ser difícil. En pacientes cuya salud hace que el riesgo de la cirugía sea demasiado alto, la mejor alternativa por lo general es la radioterapia. La radioterapia de la glándula prostática puede ser externa o interna.


• La radioterapia de haz externo se lleva a cabo en un centro de oncología radioterápica por parte de oncólogos con entrenamiento especial en radiación, por lo general en forma ambulatoria. Antes del tratamiento, el terapeuta marcará la parte del cuerpo que se va a tratar con un bolígrafo especial. La radiación se dirige a la glándula prostática utilizando un dispositivo que se parece a una máquina de rayos X normal. El tratamiento en sí es generalmente indoloro. Los efectos secundarios pueden abarcar impotencia, incontinencia, inapetencia, fatiga, reacciones de la piel como enrojecimiento e irritación, lesión o ardor en el recto, diarrea, inflamación de la vejiga ( cistitis) y sangre en la orina. La radioterapia de haz externo generalmente se realiza cinco días a la semana, durante seis a ocho semanas.


• La radiación interna o braquiterapia de la próstata consiste en colocar semillas radiactivas directamente en el interior de la próstata. Un cirujano introduce pequeñas agujas a través de la piel por detrás del escroto para inyectar las semillas, las cuales son tan pequeñas que no se sienten. Pueden ser temporales o permanentes. Debido a que la radioterapia interna está dirigida a la próstata, reduce el daño a los tejidos alrededor de esta glándula. La braquiterapia de la próstata se puede administrar para los cánceres prostáticos incipientes y de crecimiento lento. También se puede administrar con la radioterapia de haz externo para algunos pacientes con cáncer más avanzado. Los efectos secundarios pueden abarcar dolor, hinchazón o hematomas en el pene o el escroto, orina o semen de color rojo-marrón, impotencia, incontinencia y diarrea.


• La radiación se utiliza algunas veces para aliviar el dolor cuando el cáncer se ha diseminado al hueso.


MEDICAMENTOS:


Los medicamentos se pueden utilizar para ajustar los niveles de testosterona, lo cual se denomina manipulación hormonal. Debido a que los tumores prostáticos requieren de testosterona para crecer, la reducción de sus niveles generalmente funciona muy bien para evitar el crecimiento y posterior propagación del cáncer. La manipulación hormonal se utiliza principalmente para aliviar los síntomas en aquellos hombres cuyo cáncer se ha diseminado y también se puede hacer extirpando quirúrgicamente los testículos.


Para tratar el cáncer de próstata avanzado también se están utilizando los fármacos Lupron o Zoladex, los cuales bloquean la producción de testosterona. El procedimiento se denomina con frecuencia castración química, debido a que arroja los mismos resultados que la extirpación quirúrgica de los testículos; sin embargo, a diferencia de la cirugía, éste es reversible. Los medicamentos se tienen que inyectar, usualmente cada 3 a 6 meses. Los posibles efectos secundarios incluyen náuseas y vómitos, sofocos, anemia, letargo, osteoporosis, disminución de la libido e impotencia.


Otros medicamentos utilizados para la hormonoterapia son los fármacos bloqueadores de los andrógenos (como la flutamida), los cuales evitan que la testosterona se fije a las células prostáticas. Los posibles efectos secundarios incluyen la disfunción eréctil, pérdida de la libido, problemas hepáticos, diarrea y agrandamiento de las mamas.


La quimioterapia se utiliza con frecuencia para tratar los síntomas de cáncer de próstata que son resistentes a tratamientos hormonales. Por lo general, el oncólogo especializado recomienda un solo fármaco o una combinación de fármacos. Los medicamentos de quimioterapia que pueden utilizarse para tratar el cáncer prostático abarcan:


• Adriamicina


• Docetaxel


• Estramustina


• Mitoxantrona


• Paclitaxel


• Prednisona


Después de la primera ronda de quimioterapia, la mayoría de los hombres reciben dosis adicionales de manera ambulatoria en una clínica o en un consultorio médico. Los efectos secundarios dependen del fármaco, con qué frecuencia lo toma y durante cuánto tiempo. Algunos de los efectos secundarios para los fármacos quimioterapéuticos más comúnmente usados para tratar el cáncer de próstata comprenden:


• Coágulos de sangre


• Hematomas


• Resequedad de la piel


• Fatiga


• Retención de líquidos


• Pérdida del cabello


• Disminución de los glóbulos blancos, glóbulos rojos y las plaquetas


• Úlceras bucales


• Náuseas


• Hormigueo o entumecimiento en manos y pies


• Malestar estomacal


• Aumento de peso


MONITOREO:


A usted se le vigilará muy de cerca para constatar que el cáncer no se disemine, lo cual implica chequeos de rutina por parte del médico. El monitoreo puede incluir:


• Examen de sangre para antígeno prostático específico (PSA) seriado (generalmente cada 3 meses a un año).


• Tomografía computarizada o gammagrafía ósea para verificar si el cáncer se ha diseminado.


• Conteo sanguíneo completo (CSC) para vigilar los signos y síntomas de anemia.


• Monitoreo de otros signos y síntomas como fatiga, pérdida de peso, aumento del dolor, disminución de las funciones de la vejiga y de los intestinos y debilidad.


Pronóstico


El pronóstico varía mucho. Esto se da principalmente porque la enfermedad se encuentra en hombres mayores que pueden tener una variedad de otras enfermedades y afecciones, como cardiopatía o enfermedad respiratoria, o discapacidades. El pronóstico también está afectado por la etapa y el grado de la enfermedad en el momento del diagnóstico.


Posibles complicaciones


La impotencia es una posible complicación después de una prostatectomía o radioterapia. Los avances recientes en procedimientos quirúrgicos han hecho que esta complicación sea menos frecuente. La incontinencia urinaria es otra complicación posible. Los medicamentos pueden tener efectos secundarios que incluyen sofocos y pérdida de la libido.


Cuándo contactar a un profesional médico


Solicite una cita con el médico si usted es un hombre mayor de 40 años que:


• Nunca ha sido examinado para buscar cáncer de próstata (por medio de un tacto rectal y nivel del antígeno prostático específico).


• No ha tenido exámenes regulares anuales.


• Tiene antecedentes familiares de cáncer de próstata.


Discuta las ventajas y desventajas del examen del antígeno prostático específico (PSA) con el médico.


Prevención


No existe ninguna forma de prevención conocida del cáncer de próstata. Adoptar una dieta vegetariana, baja en grasa o una similar a la dieta japonesa tradicional puede disminuir los riesgos. La identificación temprana (distinta a la prevención) es ahora posible mediante el examen anual en los hombres de más de 40 años con un tacto rectal (TR) y un examen de sangre del antígeno prostático específico (PSA).


Sin embargo, existe controversia acerca de si se debe hacer o no el examen del PSA en todos los hombres, ya que existen varias desventajas potenciales del mismo. La primera es que los niveles PSA elevados no siempre indican que un paciente tenga cáncer de próstata. La segunda es que los médicos están detectando y tratando algunos cánceres de próstata en etapas muy tempranas que nunca le habrían causado ningún daño al paciente. La decisión acerca de si utilizar o no un examen del PSA para detectar cáncer de próstata se debe basar en un diálogo entre el paciente y el médico.


Nombres alternativos


Cáncer de la próstata


Referencias


Andriole GL, Crawford ED, Grubb RI 3rd, Buys SS, Chia D, Church TR, et al. Mortality results from a randomized prostate-cancer screening trial. N Engl J Med. 2009;360:1310-1319.


Babaian RJ, Donnelly B, Bahn D, Baust JG, Dineen M, Ellis D, et al. Best practice statement on cryosurgery for the treatment of localized prostate cancer. J Urol. 2008;180:1993-2004.


NCCN Clinical Practice Guidelines in Oncology: Prostate cancer. V.2.2009. Accessed June 2009.


Schröder FH, Hugosson J, Roobol MJ, Tammela TL, Ciatto S, Nelen V, et al. Screening and prostate-cancer mortality in a randomized European study. N Engl J Med. 2009;360:1320-1328.


Walsh PC, DeWeese TL, et al. Clinical practice: localized prostate cancer. N Engl J Med. 2007;357(26):2696-2705.


Wilt TJ, MacDonald R, et al. Systematic review: comparative effectiveness and harms of treatments for clinically localized prostate cancer. Ann Intern Med. 2008;148(6):435-448.

Comentarios

  1. Acabo de revisar una muy didactica e interesante página dedicada a la alopecia, les recomiendo visitarlas siguientes direcciones virtuales: http://www.caidadelpelo.org/perdida-de-cabello/
    http://www.tratamientohemorroides.org/
    http://www.tratamientovarices.org/
    Gracias por su atencion.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

CONDILOMAS (VERRUGAS GENITALES). PERCY ZAPATA MENDO.

LOS RIESGOS QUE IMPLICAN EL SEXO ORAL

DERMATITIS DEL PAÑAL (ESCALDADURA EN EL BEBÉ). PERCY ZAPATA MENDO.